Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Cine Series

73° Golden Globes: sorpresas, algunas alegrías y muchas polémicas

Por Josefina Chalde

Fotos Getty Images

Análisis de lo que dejaron los premios al cine

Sí, sí, sí, los Golden Globes podrán ser premios de poco prestigio; podrán no significar nada de cara al Oscar; podrán ser entregados por un pequeño grupo de periodistas que “de cine no saben nada”, pero a las 22 horas, cuando Ricky Gervais entró en escena, estábamos todos sentados, mirando con atención, esperando que ganen nuestros favoritos y dispuestos a expresar nuestro enojo en caso de que eso no sucediera.

Podemos fingir que no nos importa y alegar que esos premios no valen nada. Nuestro actor favorito seguirá siéndolo con o sin premio. Nuestra película favorita seguirá siéndola con o sin premio. Está bien. Pero los Globos de Oro fueron materia de discusión, enojo, alegría y polémica, y acá repasaremos por qué.

what-did-ricky-gervais-say-to-mel-gibson-at-golden-globes-2016-03

A diferencia de otros años, estos Golden Globes eran una verdadera incógnita. ¿Quiénes serían los ganadores en las diversas categorías cinematográficas?. Más allá de que en las predicciones aparecían ciertos favoritos, la realidad es que no había números fijos como supo ser Patricia Arquette por Boyhood, Julianne Moore por Still Alice o J.K Simmons por Whiplash – algunos ejemplos del año pasado-.

jonah-hill-bear-golden-globes-2016-01

Luego de que Gervais haga los chistes correspondientes – entre menciones a Sean Penn y el tópico de los sueldos en Hollywood expuesto por Jennifer Lawrence– la noche arrancó con el premio a mejor actriz de reparto, y allí se dio la primera “sorpresa” para todos aquellos que hicieron sus predicciones. En esta categoría, muchos esperaban el triunfo de la sueca Alicia Vikander, una actriz que ha tenido un año tremendo y que en esta ceremonia competía en ambas categorías actorales por dos films: The Danish Girl y Ex Machina.

Sin embargo, la dupla de presentadores integrada por Channing Tatum y Jonah “bear” Hill, anunció un nombre diferente. Fue la británica Kate Winslet quien, claramente sorprendida, subió al escenario para recibir la estatuilla (la cuarta en su carrera) por su gran trabajo en Steve Jobs. Merecidísimo.

kate-winslet-golden-globes-2016-win

Los reyes de la predicción también vieron como Sylvester Stallone se llevaba el Globo de Oro por mejor actor de reparto en Creed, película en la que vuelve a retomar su mítico rol del boxeador Rocky Balboa, esta vez para entrenar al hijo de su gran amigo Apollo Creed.

Stallone, quien agradeció en su discurso a su amigo imaginario Balboa, se impuso sobre Mark Rylance (aclamado por la crítica por su excelente trabajo en Bridge of Spies), Michael Shannon (99 Homes), Idris Elba (Beasts of No Nation) y Paul Dano (que brilla en Love & Mercy).

sylvester-stallone-golden-globes-2016-2

El maestro Aaron Sorkin se llevó el premio a mejor guión por su tremendo trabajo en Steve Jobs; la mejor banda sonora fue para el histórico Ennio Morricone por The Hateful Eight mientras que el premio a mejor canción original se lo llevó inexplicablemente Sam Smith con Writing’s on the Wall, de la última película de James Bond, Spectre. Las canciones nominadas no conformaban una gran lista, pero el tema de Smith lejos estaba de ser el mejor.

Dos resultados que no generaron discusión fueron la hermosa Inside Outmejor película de animación, y Son of Saul, la película húngara de László Nemes nombrada mejor película extranjera, una de las pocas categorías cantadas.

33239878fe5e32018d0f6a706700c591_t940

En los roles actorales principales, se dieron algunas curiosidades. Por un lado, el mejor actor en comedia fue Matt Damon, por su trabajo en The Martian. La película fue víctima de las burlas de Gervais, gracias a la rara decisión de la prensa extranjera de ponerla en la categoría de comedia.

El mejor actor en drama fue Leonardo DiCaprio, quien subió al escenario entre muchos aplausos a recibir la estatuilla por su rol en The Revenant. Mucho se discutirá acerca de si es este el papel que debiera darle el Oscar. Pero honestamente, tenemos tantas ganas de que se lo lleve, que no nos importa demasiado.

leonardo-dicaprio-golden-globes-2016-acceptance-speech-04

Brie Larson (Room) se impuso como mejor actriz en drama, una categoría tan reñida que si lo ganaba alguna de sus colegas nadie podría haber hecho demasiado escándalo. Todos los trabajos de las actrices nominadas aquí fueron elogiados, desde Saoirse Ronan (extraordinaria en Brooklyn) pasando por la dupla Cate Blanchett y Rooney Mara (ambas por Carol) hasta Alicia Vikander, de gran desempeño en The Danish Girl.

El Globo de Oro a la mejor actriz en comedia fue injustamente para Jennifer Lawrence por Joy, de David O. Russell. Melissa McCarthy, nominada en la misma categoría, era la que más se merecía el premio por su desempeño en Spy.

brie-larson-thanks-boyfriend-at-golden-globes-2016-03

Llegando al final se entregaron los premios más importantes, y, también, polémicos. Alejandro González Iñárritu (a esta altura, uno de los directores más detestados por el público) se llevó el galardón a mejor director, algo que no cayó bien a todos los que pensábamos (y rezábamos) que ese premio iría para George Miller o Ridley Scott.

The Martian se impuso como mejor película cómica y The Revenant ganó como mejor película dramática, arrebatándole la estatuilla a las favoritas de la crítica (y del público), Mad Max: Fury Road, Spotlight y Carol.

alan-cumming-had-best-reaction-to-mel-gibson-01

La noche había empezado relativamente bien en materia cine. Se entregó el premio Cecil B. DeMille al gran Denzel Washington y hubo una serie de presentadores con ganas de ponerle humor a la ceremonia, a veces sin mucho éxito. La presencia de Gervais y su encuentro con Mel Gibson; las bromas de Jennifer Lawrence + Amy Schumer, y algunas F-bombs censuradas no fueron suficientes. Con el correr de las horas y unas decisiones cuestionables, los Golden Globes dejaron un sabor agridulce. Habrá que esperar a los próximos premios de la Academia para saber si estos resultados fueron un anticipo o un simple gusto que se dieron los muchachos de la HFPA.

Los ganadores del cine

Mejor película (Drama): The Revenant.

Mejor película (Comedia o Musical): The Martian.

Mejor director: Alejandro Iñárritu – The Revenant.

Mejor actor (Drama): Leonardo DiCaprio – The Revenant.

Mejor actriz (Drama): Brie Larson – Room.

Mejor actor (Comedia): Matt Damon – The Martian.

Mejor actriz (Comedia): Jennifer Lawrence – Joy.

Mejor actor de reparto: Sylvester Stallone – Creed.

Mejor actriz de reparto: Kate Winslet – Steve Jobs.

Mejor guión: Aaron Sorkin – Steve Jobs.

Mejor película animada: Inside Out.

Mejor película extranjera: Son of Saul.

Mejor banda sonora: Ennio Morricone – The Hateful Eight.

Mejor canción original: Writing’s on the Wall de Sam Smith – Spectre.

Los Golden Globes y las series: ése premio no vale nada

Por Victoria Barberis

Es un tanto difícil, en una era en la que las galas de premiación van perdiendo su significado, establecer qué representan estos galardones en el mundo de nuestras amadas series. Es que quizás, el vanidoso cine tenga mucha más afinidad con esta clase de eventos, siendo la televisión (la tradicional y la que podemos disfrutar gracias a diversas plataformas) una invitada de honor que sabe que la verdadera grandeza no está precisamente detrás de una estatuilla. Asistimos a un momento histórico para la pantalla chica, donde se cuentan miles de historias para públicos diferentes, donde parece que se cuenta un relato para todos los que quieran verlo y no para aquellos que quieran premiarlos desde alguna academia. Eso sin duda es la televisión, y es lo que nunca debería dejar de ser.

Si vamos a hablar de merecimientos, sabemos de sobra que aquellas series que de verdad nos conmueven, aquellas que amamos locamente, suelen quedar siempre relegadas. Las mejores series no son siempre las que se llevan a casa todos los premios, y aquí hay una diferenciación con las películas, porque aunque esto no sea tan taxativo para el séptimo arte, es cierto que hacerse acreedores de este tipo de reconocimientos, les da un plus diferente. Pero para los verdaderos fanáticos de la televisión, la mejor serie es la que nos hace perder mil horas de trabajo por ver solo un capítulo más, o la que nos hace insoportablemente monotemáticos frente a nuestros amigos.

Pero si vamos a hablar de la 73ª entrega de los Golden Globes, nos ajustaremos a sus nominados, que no por ser escasos han sido menos justos. Es cierto que una de las grandes sorpresas de la noche fueron Gael García Bernal y el show que protagoniza, Mozart in the Jungle, ganando respectivamente como mejor actor en comedia o musical y mejor serie de comedia o musical. Ambas categorías dejaron con las manos vacías a la brillante Transparent y a su ovacionado protagonista, Jeffrey Tambor, quien había sido galardonado en la entrega anterior con este reconocimiento. Por otro lado, tenemos al siempre perfecto Jon Hamm, premiado por su rol como Don Draper en la ya finalizada (y excepcional) Mad Men, una de las últimas grandes producciones de la era dorada de la TV, la misma que nos contó un cuento con pocas palabras y del modo más bello posible.

También aplaudimos el premio a Maura Tierney como mejor actriz de reparto en una serie dramática por The Affair, un drama que nos atrapa desde el comienzo en los ribetes de una relación clandestina. Y si bien nos sorprendimos, aplaudimos un tanto satisfechos (dejando de lado el fanatismo por Game of Thrones y Outlander) a Mr. Robot, una serie que se hace fuerte por ser precisamente diferente a todo lo que conocíamos y que se llevó el premio mayor como mejor serie dramática, acompañada por Christian Slater como mejor actor de reparto en una serie dramática.

La más discutida es (y será) Lady Gaga, premiada como mejor actriz de miniserie por su rol en American Horror Story: Hotel. La blonda también protagonizó uno de los momentos de la noche, al empujar a Leonardo Di Caprio mientras se abría paso hacia el escenario. Por otro lado, en la categoría de mejor actriz en serie dramática; Caitriona Balfe, Viola Davis y Robin Wright se quedaron sin nada y Taraji P. Henson se alzó con el galardón, mientras repartía galletas a su paso como un guiño a su personaje en Empire (algo así como cookies from Cookie).

Lo que se necesita en este tipo de premiaciones (en las que muchos se van felices y otros no tanto) es un anfitrión a la altura de las circunstancias, capaz de decir esas cosas que no suenan políticamente correctas, pero que todos estamos pensando. Y nada mejor que un cínico Ricky Gervais para recordarnos con su mejor estilo que estas galas suelen ser bastante tediosas y que al final de cuentas, estos premios en realidad no importan a nadie más que a sus vanidosos portadores. Para todos aquellos que no lo sepan, los Golden Globes son como los Oscar, pero sin el prestigio. Los Golden Globes son a los Oscar lo que Kim Kardashian es a Kate Middleton, supo decir Gervais en el monólogo inicial.

Los ganadores de la televisión

Mejor serie (Drama): Mr. Robot

Mejor serie (Comedia o Musical): Mozart in the Jungle

Mejor miniserie o telefilme: Wolf Hall

Mejor actor de serie (Drama): Jon Hamm – Mad Men

Mejor actor de serie (Comedia o Musical): Gael García Bernal – Mozart in the Jungle

Mejor actriz de serie (Drama): Taraji P. Henson – Empire

Mejor actriz de serie (Comedia o Musical): Rachel Bloom – Crazy Ex-Girlfriend

Mejor actriz de miniserie o telefilme: Lady Gaga – American Horror Story: Hotel

Mejor actor de miniserie o telefilme: Oscar Isaac – Show Me A Hero

Mejor actor de reparto de serie, miniserie o telefilme: Christian Slater – Mr. Robot

Mejor actriz de reparto de serie, miniserie o telefilme: Maura Tierney – The Affair

Josefina Chalde

Estudiante de Cine. Amante de la música internacional. Un buen libro, un buen disco y una buena película es todo lo que necesita. Londres es su lugar en el mundo.