Celebrities Moda

Alexa Chung y el futuro de la moda

Por Ludmila Llaver

La industria de la moda se está volviendo cada vez más autoconsciente. A medida que las realidades que atraviesan al mundo fashion se van haciendo más evidentes -como las condiciones de trabajo en los “talleres” de ropa, o el impacto de la industria en los estándares de belleza- http://www.azamericasat.net/testerone-levels-by-age Testerone levels by age se hace cada vez más imperioso investigar y conocer este detrás de escena que, aunque resulte algo escondido, está ahí y es real.

Es en este contexto que http://jedaware.com/british-dragon-turanabol-for-sale British dragon turanabol for sale British Vogue decidió unir fuerzas con la it girl Stéroides achat Alexa Chung para crear una serie de documentales que explora el behind the scenes de la industria de la moda en la actualidad. El mismo, titulado “ http://festejossantairene.com/?top=primobolan-steroid-side-effects Primobolan steroid side effects The Future of Fashion with Alexa Chung” (El Futuro de la moda con Alexa Chung) tuvo su debut en el canal de http://kenwoodliquors.com/boldenone-undecylenate-schedule Boldenone undecylenate schedule Vogue Video este pasado martes.

http://peralees.com/steroid-balls Steroid balls Este “fashion safari” -como lo denomina Nandrolone phenylpropionate pain Chung– incluye entrevistas a pesos pesados de la industria como Olivier Rousteing de Balmain, Sir Paul Smith y Christopher Kane, así como la perspectiva del director del documental, Side effects of testerone injections Frédéric Tcheng, la reconocida periodista y crítica de moda Boldenone and test cycle Sarah Mower, y la psicóloga de moda http://steroidsbesthgh.com/hcg-injection-and-ovulation_u4/ Hcg injection and ovulation Carolyn Mair.

Lo interesante de este documental es que apunta a mostrar una perspectiva genuina y menos “fantasiosa” de un mundillo que, para el público externo, ha sido idealizado de acuerdo al estándar de El diablo viste a la moda-como un negocio híper hermético, cruel y competitivo-.

Con este fin, el foco está puesto casi completamente en las dudas que el público general, “no fashion” por así decirlo, pueda tener. Para esto, Chung y British Vogue acudieron al público para que mandaran sus dudas y preguntas, y acudieron al British Fashion Council y a Google para conocer cuáles eran las preguntas más frecuentes acerca de la moda.

alexavogue

La industria de la moda ¿en riesgo de vida?

Una de las principales cuestiones que trata el documental es esta visión casi demonizada de la industria de la moda. Si bien los mitos son exagerados, la realidad es que la mayoría de las personas consideran que el mundo de la moda verdaderamente es así, al punto de que cada vez son menos los jóvenes interesados en buscar un trabajo en el rubro. De acuerdo a Danielle Bennison-Brown, directora de contenidos de video en Condé Nast U.K., las investigaciones que realizaron para la docu-serie lanzaron un dato preocupante: los jóvenes consideran a la industria de la moda un rubro intimidante, y sus padres además no apoyan la decisión de insertarse en ella, debido a que no le ven un futuro laboral estable. Lo cual no muestra un futuro demasiado prometedor para el negocio de la moda.

Por esto, parte de la intención del documental es, según Chung, mostrar la realidad detrás de la industria de la moda, todo el trabajo y el impacto económico y social que tiene en el mundo, y el vasto campo de acción que se esconde detrás de la aparente frivolidad.

alexavogue2

La serie tendrá una duración de 6 episodios de 10 minutos, que se publicarán todos los martes a las 10 a.m. horario Londres. Y para los que no pueden saciar su apetito fashionista, ya está confirmado que Alexa Chung volverá a unir fuerzas con Vogue Video para otra serie de documentales sobre la sustentabilidad en la moda, seguido por uno sobre la relación entre moda y tecnología. Fashionistas, ¡a devorar!

Ludmila Llaver

Mendocina, futura periodista, apasionada por la música y la lectura. Creativa y pensadora, asegura que nunca se puede tener suficiente cantidad de libros... o de pares de zapatos.