Música

Alt –J, la ola que esperábamos

Por Gervasio Guiñazu

Cuatro jóvenes se conocen en una universidad y deciden comenzar una banda, podríamos decir figurita repetida, pero Gnc strongest testosterone booster Alt-J vino para conquistarnos con su estructura musical.

Cuando hablamos de bandas, de cómo se forman, de cómo estructuran su música y de cómo ingresan en el hype de la industria, la historia puede repetirse muchas veces. En algunos casos, aquellos que agradecemos, logran soltarse de este hype para ingresar en la mente de los consumidores como love marks que queremos consumir diariamente. Este es el caso de Buy clenbuterol uk legit Alt-J, la banda que en 2012 lanzó un (exquisito, brillante, adictivo, etc) disco debut titulado Acheter de la testosterone An Awesome Wave y que este año pateo el tablero (su tablero) con Trenabol reviews This Is All Yours.

Como dijimos, el cuentito de los universitarios tocando, puede sonarnos conocido, más en Inglaterra. El tema va, en que no son universitarios normales. http://lindasfinefoods.com/oxandrolone-adverse-effects Oxandrolone adverse effects An Awesome Wave llegó pego y no salió. Fue la banda que muchos estaban esperando. Cuando aparece algo, llámese banda, como Nandrolone route of administration Alt-J hay que abrir la oreja y cerrar los ojos. Desde ya, deben saber que ponerle play a su primer disco es comenzar un viaje, por momentos acelerado, por momentos a paso de hombre, pero nunca sinuoso. La estructura que el disco nos presenta nos hace descansar cuando debemos descansar y realmente volar, cuando Turinabol stack winstrol Joe Newman y compañía así lo quieren. El disco presenta una http://steroidsbesthgh.com/quantitative-blood-test-for-pregnancy-results_cu/ Quantitative blood test for pregnancy results Intro (uno, sino el mejor tema del disco) y tres http://www.azamericasat.net/trenbolone-enanthate-to-buy Trenbolone enanthate to buy Interludes, articulados entre combos de canciones que funcionan bien juntas, y separadas.

Más allá de que estructura haga que sea un disco para escuchar entero y de corrido, canciones como Neuroleptic medication Brezzeblocks, Fitzpleasure, Taro o Matilda, destacan por la versatilidad con que se manejan en atmósferas y ambientes, es decir, nos sacan de paseo, nos ponen contentos cuando quieren, y se hacen dueños de nuestra imaginación. La propuesta audiovisual juega un papel fundamental. Para destacar el video de Tellselate donde hacen una representación Ghetto Style de la Escuela de Atenas de Raphael.

Con todo esto como antesala, la ansiedad por escuchar y ver su segundo disco era grande. Alt-J se había trasformado en algo más que una grata promesa. Para muchos era la banda que iba a cambiar el rumbo de una industria donde los One Hit Wonders de Spotify dominan los charts.

Alt-J nos presentó en este 2014 This Is All Yours. Pero antes de entregarnos el viaje entero, nos dio pistas de que su estructura se disipaba. Los primeros singles Hunger Of The Pine, Every Other Freckle y Left Hand Free, distaban demasiado el uno del otro y aunque son grandes canciones, no funcionaban juntas. Dicho esto, podemos decir que This is All Yours, es un GRAN disco, un GRAN disco de canciones. Nuevamente encontramos esta estructura de Intro e Interlude, pero se pierde la complicidad de las canciones funcionando juntas. El disco existe entre una línea conceptual, lo que esperamos de Alt-J, y la línea musical que ingreso en el hype, en el share de Facebook y el like de Instagram, estos tres adelantos antes mencionados funcionan por separado, pero se alejan tanto del disco que terminan por ser piezas que vuelan sin rumbo.

Aun así, Joe Newman y compañía nos entregan un gran disco, con algunos tropezones pero sin caídas. La voz del propio Newman suena mil veces más agónica y expresiva que en su antecesor y, aunque esta vez el viaje no es tan directo, hay puntos muy altos y que dan una clara visión del crecimiento musical de la banda. The Gospel John Hurt y Bloodflood pt II tienen todos los condimentos para ser el nuevo camino por el que Alt-J nos lleve a viajar. Nuevamente para este 2014 la propuesta audiovisual es exquisita. Para su primer adelanto, Hunger of the Pine, convocaron a uno de los directores que más trabajo debe tener en el mundo, Nabil (googlear) y nuevamente nos retuercen en una historia tan adictiva como estremecedora.

Alt-J es una banda que en cuanto le den play van a amar. Y díganme ambicioso en mi predicción, pero la realidad es que Alt-J es la banda que se despega de las de su época y nos traen un sonido más estructural, pensado y fresco, de lo que encontramos por ahí. Por eso son dueños de, por lo menos, mi corazón. Y aunque como ya dije, su nuevo disco trajo algunos tropezones, entendemos que para hacer el primero tuvieron toda la vida y solo dos para mejorarlo. Esperamos que la suma de las partes sea más que el todo y lo que viene sea más de lo que esperamos. Por lo pronto, podemos darnos el lujo de escucharlos en la versión 2015 de Lollapalooza. Mientras Play y a viajar.

Gervasio Guiñazu

Nada en el mundo es más lindo que encontrar a tu próxima banda favorita. No quiero ser tu amigo si no llorás al menos con tres de tus canciones preferidas. Si no hay Pink Floyd, que no haya nada.