Música

Amor doméstico con Rafa Cocah

Por Luz Agüero

Sentémonos a hablar de buy future instagram likes amor. Pero no del amor como construcción social romántica, impuesta a base de películas taquilleras sobre medias naranjas. Hablemos del amor como best creatine supplement fuerza creadora que iguala, acerca y concilia. Del amor democrático que achica las diferencias y, por lo tanto, engrandece. Por eso buy facebook photo likes instant Rafa Cocah invita a que “hablemos de Charly y de Perón; del Che, de Lennon y de vos y yo”. Y qué mejor que hacerlo desde la calidez del living de una casa, junto a la chimenea, el mate, el gato, las risas de amigos y los sobrinos saltando en la cama.

  caralluma fimbriata Amor Doméstico es un videodisco que homenajea al amor comprendido desde una perspectiva diversa, liberadora y superadora. Sobrepasa la relación de pareja y encañona también al cariño de amigos, familia, conocidos y desconocidos. Es el primer material oficial de Rafa, quien es reconocido en la órbita cordobesa por haber integrado bandas como buy manual instagram likes Pol Castillo, Cronistas Club y costco protein powder Future Ted. Se trata de un EP (o disco de mediana duración) grabado en vivo en una casona de Villa Allende. A propósito del formato elegido, el músico cuenta: “Cuando tuve bien en claro lo que quería, cuando ya estaban las canciones elegidas, el orden, el título del álbum, sentí la necesidad de contarlo de la manera más auténtica y honesta posible. Que me escuchen en vivo me pareció una buena idea para esa búsqueda. Inmediatamente advertí que sería un buen plan aprovechar la grabación de las canciones tocadas en directo y filmar esa suerte de concierto sin público, pero no como una clásica live session.”

 “Somos circunstancias” dice la letra de una de las canciones. Si entendemos circunstancias como esas condiciones que nos rodean y determinan, el disco es una oda a las mismas. Un elogio a las raíces que se estampa en la música, conjugando las simientes folklóricas y la marcada huella de Atahualpa Yupanqui con notorias influencias del new wave, del soft rock and roll melódico que evoca a los Beatles, algunos tintes de rock progresivo y una indiscutible impronta de cool jazz.

El leitmotiv de la obra es la tradición popular argentina. Es decir, la mixtura entre los ritmos latinoamericanos y los estilos europeo y estadounidense. Un concepto que remite mucho a próceres como Fito Páez, Luis Alberto Spinetta, Litto Nebbia, Gustavo Cerati y Charly García. Toda la estética sonora y visual responde a una época y a una usanza. Rafa lo define como un disco atávico, que sin ser retro puede pertenecer perfectamente a otra época. Es tan clásico como moderno.

Las letras quedan sujetas a la libre interpretación: “Lo que me sensibiliza a la hora de escribir una canción pueden ser muchas cosas. Principalmente me engancho con la música y trato de que me sugiera palabras. Y tratar de contar una historia real o surrealista, tratando de que -si bien en “Amor doméstico” hay mucho de autorreferencial-, también pueda ser interpretado de múltiples maneras. Eso me parece súper interesante. Cuando alguien se puede identificar con una canción que puede significar otra cosa y pueda tener diferentes acepciones.”

Esta obra multidisciplinaria cuenta una historia más allá del guión. Refleja años de parsimonioso trabajo condimentado con la ayuda de amigos y el potencial de excelentes músicos: Rodrigo Lagos en bajo, Juan Frattari en batería, y la dulce trompeta de Georgina Videla. También metieron la cuchara Lu Svetlitza, Anita González y  Martín Aguaisol, quienes se encargaron de toda la armonía visual; y Seba Palacios en el grabado y mezcla. El resultado es una creación conjunta, espontánea y registrada en vivo, que rebosa arte desde todos sus ángulos.

Rafa gestionó por su cuenta su propio proyecto músical, lo cual es una gran evidencia de que cualquier lugar geográfico puede ser plataforma de grandes creaciones mientras haya de por medio mucho talento y tesón. Así también lo comprende él: “Supongo que el hecho de tener al alcance la posibilidad de compartir tu arte desde la autogestión a través de las redes hace que la tendencia sea un poco esa, ¿no? Como que ‘okay grabas tu música y la subís’ y por ahí está bueno acompañarla desde lo audiovisual. Me gusta, me parece que sirve si de la búsqueda de la belleza se trata. Para mí este disco es fundamentalmente la forma de encauzar mi camino en la música. Tenía muchas ganas de hacer algo en plan solista y cantar mis canciones, intervenirlas a mi gusto y ser el que toma la decisión final de todas las pautas y decisiones estéticas. Está bueno tener el control de eso cuando vos te imaginás algo como concepto.”

 El material, y carta de presentación de este músico independiente que ya se está haciendo un lugarcito en el rock nacional, está disponible en plataformas como Youtube y Spotify, gratuitamente y para deleite de todo público.

 

Luz Agüero

Cuando era chiquita y no sabía escribir me empecinaba en dibujar todo lo que creía digno de recordar. Luego me hice rata de biblioteca, y cuando se me acababan los libros agarraba el diario. Quizá por eso terminé siendo periodista y locutora. Y como no soy tan interesante, me dedico a contar historias de otros.