Sociedad

Asociación de la amistad por la diplomacia norcoreana

Por Augusto Dericia

Fotos extraídas de Korea dpr

Corea del Norte es un país que solamente aparece en agenda cuando lanza al mar algún misil de prueba, que todavía no logra hacer pie en un mundo dominado por potencias que lo acusan con el dedo índice y que prefieren mantenerla distanciada y chiquita en aquella península totalmente alejada de Occidente. Pero a pesar que constantemente sufre sanciones económicas, perdida de apoyo político y una guerra mediática, se las rebusca para abrirse y participar en relaciones con otros Estados.

Como cuenta con un puñado de embajadas y consulados en el resto del mundo, decidió impulsar una Asociación de Amistad con Corea (KFA), una organización cultural que agrupa a personas de todo el mundo interesadas en la República Popular Democrática de Corea (RPDC). España, Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, Argentina, Chile y otros 21 países más cuentan con representantes oficiales de estas asociaciones.

Hablamos con el español Alejandro Cao de Benós, Delegado Especial para el Comité de Relaciones Culturales, vocero oficial de Corea del Norte en Occidente y único funcionario extranjero que trabaja para el gobierno de Kim Jong-un. También conversamos con el delegado argentino de la Asociación, Conrado Conci.

El Palacio del Sol de Kumsusan

El Palacio del Sol de Kumsusan

Ambos coinciden que la relación existente entre Argentina y  Corea del Norte, a través de la Asociación de Amistad, es un nexo cultural entre ambos pueblos; con el objetivo de trabajar por la unificación pacífica de la Península Coreana, aprender de la cultura y la historia del pueblo coreano, informar sobre la realidad del país asiático, abogar por la institucionalidad y libre determinación de Corea y la facilitación de visado para los interesados en conocer la nación.

Las asociaciones realizan conferencias, exposiciones, difusión de información sobre el país por internet, entrevistas con medios,  consultoría en diplomacia y negocios, vincular el contacto con empresas o personas interesadas en la RPDC.

¿Cómo se involucró para ser el representante argentino de esta asociación?

Conrado Conci: Recuerdo que de pequeño me llegaba mediante determinados medios informativos, ‘noticias’ sobre Corea del Norte nada positivas. Esto me generaba mucha inquietud e incluso duda, pues empezaba a indagar qué tan cierto eran los ‘hechos’ que escuchaba y decidí investigar poco a poco hasta que logré contactarme con el Presidente de esta misma Asociación, el señor Alejandro Cao de Benós. Desde 2012 soy miembro de la KFA en el país y el 30 de septiembre de 2016 se me designó como Delegado Oficial de la Asociación de Amistad con Corea en Argentina.

Subte

Subte

¿Los medios de comunicación argentinos manipulan la información perjudicando la imagen de Corea del Norte?

CC: Creo que muchos medios de comunicación en Argentina emplean el desconocimiento como herramienta ejecutora de un juego perverso que es funcional en la guerra de propaganda entablada entre Estados Unidos y la RPDC. Esto da como resultado medios de comunicación que ejercen un mal uso de un bien público abocados a intereses corporativos convirtiéndose así en un poder fáctico. Entonces podría decir que sí, efectivamente algunos medios informativos toman un posicionamiento cuanto menos, poco ético con respecto al rol social que deben cumplir.

Conci admira que los coreanos logren los objetivos que se proponen, a pesar de las sanciones que sufren desde la separación (en 1948, contexto de la Guerra Fría) y señala que se podría mejorar la forma de comunicar algunos asuntos que resultan ‘chocantes’ para la sociedad occidental al tener en cuenta la barrera cultural e ideológica existente.

Alejandro Cao de Benós de joven militaba para el partido comunista en España, pero luego de la caída de la URSS decidió involucrarse por Corea del Norte ya que era el único país que mantenía firme la bandera roja. Es uno de los funcionarios y guías que aparecen en el documental “The Propaganda Game”, dirigido por Álvaro Longoria en 2015, que busca exhibir la realidad norcoreana.

Alejandro Cao de Benós

Alejandro Cao de Benós

¿Buscan relaciones comerciales con países sudamericanos?

Alejandro Cao de Benós: Esa es la asignatura pendiente. Existe muy poca conexión y conocimiento entre Latinoamérica y Corea. Esperamos que en el futuro se actualicen las relaciones diplomáticas, como se ha hecho recientemente con Venezuela y Brasil. Que se abran embajadas y a raíz de ellas se pueda desarrollar la relación comercial.

¿Qué debería ocurrir para que suceda?

ACB: Corea participa actualmente en acuerdos comerciales con muchas empresas y países, aunque la zona comercial natural son Rusia y China debido a su capacidad productiva y cercanía.

El comercio depende principalmente de sentar en una mesa a un proveedor y un comprador interesados el uno por el otro. Pero para eso se debe saber que existe esa posibilidad. Debido a la propaganda monopolista del imperio de los EE.UU., la mayoría de personas creen que ni siquiera se puede visitar Corea del Norte. Por lo tanto debemos superar primero la parte ‘educativa’ para poder llegar a una fase ‘constructiva’.

Exposición de flores

Exposición de flores

Entre los productos que ofrece al mundo se encuentran minerales y metales como hierro, carbón, titanio, zinc, magnesia clinker, mármoles y granitos, oro, tierras raras (industria aeroespacial y defensa); barcos y submarinos, centrales hidroeléctricas, máquinas herramienta (CNC); tecnologías de la información: Programación, modelado 3D, CGI, dibujos animados, soluciones matemáticas; Productos naturales: Ginseng, gingko, setas y champiñones de alto valor y del mar: cangrejo, ostras, langostinos; construcción: desde el diseño de hoteles o monumentos, a su finalización con equipos especializados y manufactura textil.

Alejandro asegura que los norcoreanos no acceden a productos de entretenimiento extranjero porque cuentan con otros productos, pero que no dañan la armonía social o la unión del pueblo o que no están calculados para destruir la cultura tradicional del país. “La ausencia de drogadicción o prostitución en la RPD de Corea, muestra la importancia de la moralidad y el rechazo a que la sociedad se envenene con malas influencias que no existen en la actualidad”, agrega el español.

Acto

¿Cómo definirías  al pueblo coreano?

ACB: Ordenado, hospitalario, tímido, resistente y con altos valores morales y sentido del honor. La Idea Juche, que es básicamente el socialismo al estilo coreano, expresa que el ser humano es el dueño de su entorno y tiene la capacidad para transformarlo. Esto ha hecho posible que hoy los ciudadanos tengan vivienda, educación y sanidad totalmente gratuitas. Antes eran esclavos de Japón.

¿Qué piensa sobre Corea del Sur? ¿Qué debe suceder para lograr una unificación?

ACB: Corea es un solo país. Los EE.UU., deben abandonar la ocupación militar del Sur de la península y Corea se podrá reunificar bajo los acuerdos conjuntos que se firmaron el 15 de junio del año 2000 y el 4 de octubre de 2007, bajo la premisa de una nación confederativa: ‘un país, dos sistemas’.

Conci coincide que tanto la República de Corea (Corea del Sur), junto a la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte) son un mismo pueblo. “Deseo que logren la reconciliación nacional por medio del diálogo junto al norte y la paz que tanto se necesita”.

Torre Juche

Torre Juche

En la nota de Daniel Wizenberg para revista Anfibia sobre su viaje a Corea del Norte, comenta que solamente se puede visitar el país en festividades o fechas especiales y que la sociedad se divide en leales, vacilantes y traidores. Alejandro Cao se encarga de negar esta información declarando que el país se puede visitar en cualquier fecha con aviso antelación de 40 días y que esa división de la sociedad forma parte de la propaganda.

Las notas y documentales marcan que los visitantes siempre están acompañados de un guía o representante del gobierno. ¿Por qué?

ACB: En primer lugar porque todavía estamos en guerra con los EE.UU. y en ocasiones los espías o terroristas pagados por EE.UU. se camuflan como turistas, en segundo porque la mayoría de visitantes no hablan coreano y pueden introducirse en una zona restringida o tener un problema y no ser capaces de comunicarse. Cuando alguien es amigo del país, como en el caso de varios miembros de nuestra asociación, esa medida no es necesaria.

¿Cómo se puede explicar que en una democracia gobierne la misma familia desde hace 60 años? En otro lado eso se vería como una monarquía.

ACB: El máximo órgano es la Asamblea Popular Suprema, formada por 687 diputados electos cada 5 años de forma universal a partir de los 17 años. Esa Asamblea es la que elige al líder del país. Por lo tanto es una votación democrática y popular, no una monarquía impuesta. La cuestión radica en que la figura del Líder representa la cohesión del pueblo, y la Asamblea decidió que fuera el Mariscal Kim Jong Un quien continuara esa labor, en gran medida por el respeto que se tiene hacia los dos Líderes anteriores.

Acto militar

Acto militar

¿Viven pendientes a un ataque militar estadounidense o es solamente una tensión mediática?

CC: Corea se ha preparado defensivamente para un potencial ataque por parte de los EUA desde sus inicios dada su posición geopolítica clave en Asia Oriental. No se trata simplemente de una ‘tensión mediática’. Corea nunca atacará primero pero si se defenderá ante cualquier agresión extranjera. Además, cabe destacar que los Estados Unidos de Norteamérica se ha negado firmar un tratado de paz con la República Popular Democrática de Corea pero existe un Acuerdo de Armisticio firmado en 1953 por los EUA y la RPDC dando como resultado el cese al fuego. Vale destacar que siempre Corea del Norte ha instado a los Estados Unidos superar el armisticio y firmar un Tratado de Paz.

ACB: Existe una posibilidad real de conflicto, porque los EE.UU. se han negado a firmar un tratado de paz que ponga fin a  la Guerra de Corea que iniciaron el 25 de junio de 1950. Pero gracias a la capacidad nuclear de la RPD de Corea, no se atreverán a volver a atacar porque eso llevaría a un desastre mundial, y los propios EE.UU. sufrirían las consecuencias. Así que el imperio norteamericano seguirá atacando y ocupando otros países más débiles, como ha hecho en el pasado con Libia, Afganistán, Irak o más recientemente, Siria.

Augusto Dericia

Periodista profesional y por vocación. Divertido, curioso, inconformista y de espíritu crítico. La música, su cable a tierra. Sueña por un mundo más justo.