Río 2016 Sociedad

Bienvenidos a Pedra do Sal

Por Lautaro Prata

Los gringos y los morochos. Los que prefieren una caipiraña o los que eligen una cerveza. Los que fuman cigarrillo o los que fuman marihuana. A los que les gusta bailar o aquellos que solamente se acercan a escuchar música y charlar. Y todos los que quieran conocer Trenbolone acetate nedir la esencia de Río de Janeiro están invitados a http://www.azamericasat.net/sustanon-250-kick-in-time Sustanon 250 kick in time Pedra do Sal.

Antes de llegar sentís el Natural supplements testosterone calor, la http://jedaware.com/sustanon-250-canada Sustanon 250 canada emoción y la http://historyarticles.com/hrt-therapy-for-men Hrt therapy for men zamba. Los bares de alrededor están colapsados por http://festejossantairene.com/?top=trenbolone-amazon Trenbolone amazon turistas o http://www.giftcards.sugarlandmall.com/what-is-equipoise What is equipoise cariocas que cenan las más diversas comidas. El menú va desde http://steroidsbesthgh.com/where-to-buy-nolvadex-pct_fd/ Where to buy nolvadex pct feijoada, pasando por algunos platos fritos, hasta los conocidos hot dogs. Eso sí, todos acompañados de cerveza. En estas calles cualquier Clenbuterol diet results latinoamericano podría sentirse como en casa. Luego, el camino se va haciendo más angosto y abundan los pequeños Ciclos para mulheres bares con grandes carteles que marcan “Banheiros 2 reales”. Sin darte cuenta, finalmente, llegaste al lugar de encuentro.

Roda-de-Samba-da-Pedra-do-Sal

En seguida se empieza a sentir “caipirinha, caipiroshca” al ritmo de la banda que toca zamba en vivo. El recorrido del lugar es medio complicado, ya que se encuentra en una roca resbaladiza en la que todas las noches, alguna persona, cae al suelo. Hay escaleras, pero a las 12 de la noche ya dejan de ser un lugar de tránsito y empiezan a ser, más que nada, un lugar en el cual ubicarse para bailar. Pero dejando esto de lado, el lugar y la gente hacen, de un pequeño sitio, un lugar maravilloso al cual no le hace falta ningún tipo de cotillón para adornar.

Pero para entender un poco más sobre la belleza del lugar hay que saber que tiene un gran valor histórico. Hace muchos años, los primeros negros que quedaban libres de la esclavitud comenzaron a poblar la zona, por eso era considerada “la pequeña África” y éste era el lugar en el cual reunían a bailar y cantar. También es importante saber que su nombre se debe a que en el lugar desembarcaba la sal que llegaba al puerto, ubicado a escasos metros, y que en su momento era utilizada como moneda de cambio.

PEDRA-DO-SAL_02

Una de las características principales es que, una vez por semana, la gente de Río acude al lugar. Es como una necesidad que tienen los cariocas de cortar la semana. Para ellos es casi como un ritual acudir a Pedra do Sal “la segunda feira”, es decir, los lunes.

Allí todos son bienvenidos, como habíamos dicho, pero llama la atención la cantidad de extranjeros que se acercan. “Los extranjeros que hoy están aquí no son los que han quedado de los Juegos sino que los lunes se llena de turistas compartiendo con nosotros, los cariocas”, afirma Michelle. Uno de esos extranjeros es Pablo, un joven colombiano de 23 años, que está en Río vendiendo artesanías hace varios meses y cuenta que le encanta ir a disfrutar de la música a Pedra do Sal porque escucha el idioma español y enseguida consigue con quien charlar acerca de la vida. “Sin dudas que el idioma español nos junta como hermanos latinoamericanos”, comenta el oriundo de Bogotá.

Aproximadamente a las 12:30 es donde la fiesta está en su máximo fervor. A partir de ese momento hay mucha gente que comienza a regresar a sus hogares porque al otro día hay que ir a trabajar. Paula, una argentina que hace 5 años vive en Río, cuenta que le encanta ir a Pedra: “Me parece que es un lugar fantástico de encuentro, para entender cómo vive el pueblo carioca. Acá todos se conocen las canciones que canta la banda y acompañan, muestra mucho lo que es Brasil. También es un buen lugar para que todos los gringos se sientan bienvenidos y puedan disfrutar que están en la Cidade Maravilhosa“.

 

Ya sea por el carnaval, por los grandes eventos deportivos – o porque la ciudad es sencillamente fantástica- cientos de turistas llegan todas las semanas a Río. El Cristo Redentor, Pan de Azúcar y Copacabana son de las principales actividades o lugares turísticos que recomiendan una vez llegado a la ciudad. Sin embargo Pedra do Sal es de aquellos lugares que, si querés conocer la verdadera esencia carioca, no podés faltar alguna vez a la cita de los lunes. Recuerden, aquí todos son bienvenidos.

Lautaro Prata

Hincha de River y del paladar negro. Amistoso y aventurero compulsivo. Cree en la religión del messias Lionel