Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Música

Blues de los Plomos, el otro lado del rock

Por Majo Arrieta

Nos gustan los recitales, nos agrada las emociones que nos hacen vivir, el coro, los pogos, el ritual de esperar y el momento en el que las luces del escenario se encienden y los sonidos comienzan a hacer vibrar nuestros corazones. Pero, detrás de esa descarga de energía y ovación hacia los artistas, hay una figura escondida, que pocas veces vemos, y que también deja todo en cada espectáculo: Los plomos, aquellos personajes que conocen a la perfección el detrás de escena de cada gira, de cada show; que saben no sólo de los aspectos técnicos, sino que además tienen un lazo fraternal con los músicos.

Teniendo en cuenta esto, Paulo Soria y Gabriel Patrono decidieron contar el otro lado de los escenarios en El blues de los Plomos (2013). Con los testimonios de plomos con trayectoria como Jota de Almafuerte, El Negro Aníbal de León Gieco y La Vieja Barrios que trabajó más de 34 años junto a Spinetta; se construyó este relato sobre un oficio que va más allá del trabajo sobre el escenario:

 La amistad, el compromiso, el amor a un proyecto artístico, el trabajo en equipo como verdadero modificador de las cosas. Esas son las ideas que encontramos rastrillando el fondo de los escenarios y tratamos de traer un poco hacia la luz, para que el público lo vea. Paulo Soria, co-director de El blues de los Plomos

La historia de Aníbal Forcada funciona como desencadenante de las experiencias que recorre el documental. El Negro Aníbal, no sólo se desempeñó durante muchos años como plomo de León Gieco, sino que además formó su propia banda Oveja Negra y es el autor del Blues de los plomos, canción que aborda y rinde homenaje al oficio.

Se trata de un documental de rock, pero que no se centra precisamente en las figuras de los rockstars; un documental con una banda sonora reconocida por el Festival de Cine de Mar del Plata 2013; un rockumental sobre un aspecto de la música que no se abordó antes. Un documental para tener en cuenta…

 ¿Qué los inspiró a hacer un documental de estos personajes Los Plomos?

En principio el deseo de construir un documento rockero que no ponga al frente a las estrellas de siempre. El discurso del rock atravesó y te diría que rige en muchos aspectos nuestras vidas, por eso necesitábamos devolverle algo de lo que nos dio. Pero sentíamos que haciendo algo sobre un artista, un festival o esos tópicos ya tan visitados, no estábamos siendo sinceros con nosotros mismos. Queríamos meternos en el mundo de los que viven en las orillas del rock, no en la cresta de la ola. Así surgió la idea de retratar a los plomos.

¿Cómo fue el proceso de producción, investigación, búsqueda y registro del material?

Fue todo bastante simultáneo. Comenzamos a investigar, conocimos a los Oveja Negra y arrancamos a construir un primer guión. Después empezamos a filmar mientras seguíamos investigando. Fue investigar el tema al mismo tiempo que investigábamos el género documental, ya que es el primero que hacemos. Nos fuimos encontrando con el lenguaje y nuestra manera de encararlo a medida que avanzábamos con la película. Sobre la marcha fueron apareciendo personajes que se convirtieron en pilares del relato como Gonza Cabré, encargado de armar los escenarios más grandes del país hoy en día y, sobre todo, Jota, encargado de escenario de Almafuerte.

Jota nos abrió la puerta al detrás de escena de Ricardo Iorio, un artista que nos fascina y el cual creemos que pocas veces fue retratado como se lo merece. Nos permitió entrar en los valores que más nos representan de su música, como la amistad, el amor al proyecto artístico, la lealtad, etc. Valores imprescindibles para nuestra película, ya que surgen de cualquier charla con un plomo que respeta y admira al artista con el que trabaja.

 

¿Cómo ven el lugar que ocupan hoy los rockumentales en nuestro país? ¿Por qué creen que es importante contar este tipo de historias?

El rock es un discurso primordial para todos los que nacimos luego de los 60´s, tanto para los que lo curten como para los que no. Además, el rock argentino es de lo más poderoso, con un vuelo musical y poético muy único. Hay una cierta  tradición rockumental en nuestro cine, pero ahora hay particularmente un resurgimiento que sospecho está relacionado con que los que hacemos cine nos criamos escuchando y viviendo el rock. Es de alguna manera algo natural, son temas que nos mueven y nuestra manera de expresarlo es haciendo películas.

 ¿Cómo tomaron el reconocimiento como Mejor BSO en el Festival de Mar del Plata? ¿Se lo esperaban?

Sí, claro que lo esperábamos, más como un deseo que una certeza, digamos. No tanto por una cuestión narcisista, sino como parte del reconocimiento al trabajo de los plomos que buscamos hacer con la película. Un premio debe servir para eso, para que la película pueda ser más vista y despierte más interés en el público. Si un premio es un coso ahí colgado en la pared, no sirve para nada, pero si permite despertar curiosidad y, en nuestro caso, nos da la posibilidad de llegar a más personas con lo que queremos contar, bienvenido sea.

 

¿Qué fue lo que más aprendieron ustedes al realizar este documental?

En lo formal, encontrarnos con la construcción de un relato documental nos hizo crecer como creadores, nos obligó a ver las cosas desde otro lado y “pelar” recursos que no conocíamos ni manejábamos. Pero el aspecto humano fue lo más poderoso. Nos vimos reflejados en el trabajo de los plomos, en su pasión por los proyectos de los que forman parte, en el concepto hecho carne del trabajo en equipo. Conociéndolos, sentimos que no estamos solos.

En el mundo de la música hay muchas cosas que cambiaron ¿cuáles creen ustedes que cambiaron en el mundo de estos personajes de detrás de escena? ¿De qué manera los cambios en la industria musical afectaron el trabajo de los plomos?

En un capítulo de la película retratamos la diferencia entre los plomos comprometidos con una banda o artista y los que trabajan en un festival como el Pepsi Music, sin saber siquiera el nombre de sus compañeros o quién va a tocar. Buscamos reflejar cómo el crecimiento del negocio del rock, al mismo tiempo que convirtió en un 2 + 2 el discurso artístico, banalizándolo, modificó también la labor detrás del escenario, vaciando de contenido el «por qué» del trabajo, dejándolo sin otro sentido que el de ganarse el mango. Pero eso es lo que pasa en los festivales masivos, no en las bandas que siguen sosteniendo un discurso, que tienen una propuesta artística como artillería pesada. Los verdaderos plomos, son los soldados de esos proyectos. A ellos buscamos rescatar.

Majo Arrieta

Periodista y Lic. en Comunicación Social. Apasionada de las artes en todas sus formas, de la vida al aire libre. Por momentos fotógrafa, por momentos escritora. Un híbrido con muchísimas aristas para conocer y leer.