http://krfonline.com/purchase-microsoft-office-2003-professional-sp3 Purchase microsoft office 2003 professional sp3

Música

Chances y la gloria de Illya Kuryaki, We Want The Funk!

Por Ale Yunes

http://romancedivas.com/Purchase-Apple-iLife-08-mac-32-bit-software Purchase Apple iLife 08 mac 32 bit software

there Discount microsoft windows web server 2008 r2 64 bit

Adobe after effects cs6 software

http://www.svitime.eu/buy-generic-Carisoprodol-500mg-online-with-paypal Buy generic Carisoprodol 500mg online with paypal

http://www.mallow-tech.com/Corel-Digital-Studio-2010 Corel Digital Studio 2010

Essay on stress in the workplace

A modest proposal research paper

watch Steps of writing a compare and contrast essay

Research the benefits to recycled paper

How to write a research paper 3rd grade

Siguiendo con los himnos llega Soy Música, justamente una oda a la música. Esta vez jugando con el reggae y con un riff pegadizo de guitarra, que prácticamente tararea, sientan la música para un derrotero de oraciones melómanas. Como si fuera poco y para alentar el sonido latino explota Madafaka, de la mano del hip hop de Dante y la impronta punk rock de Molotov. Esta última es una de las joyas del disco.

Ya casi terminando dejan de lado el funk y toman los sintetizadores para -a lo Daft Punk– rappear sobre bits electrónicos con Yacaré y Funky Futurista. Probablemente acá es donde cae un poco -tan solo un poco- el nivel del disco. El primero es súper liviano y el segundo, primer tema que se dio a conocer desde su regreso, tiene muy poco funk y demasiado futurísmo.

Para terminar vuelven a las bases y con un funk salido de las entrañas de los años 70 honrando a Parliament Funkadelic o Mother’s Finest, que pondría a bailar sobre patines a Diana Ross, coronan un excelente disco. Por un lado nos encontramos con El Encuentro, donde la percusión se lleva los aplausos al llenar de ritmos brasileros la riqueza del funk. Por otro, Monta el Trueno demuestra la vitalidad y magnificencia de IKV que lleva este ritmo afroamericano a su máxima expresión, tanto que pondría celoso a Stevie Wonder.

Probablemente la opulencia sonora se deba a que fue mezclado por Rafael Sardina, productor del propio Wonder, otro acierto por parte de los Kuryaki. Lo que si no deja dudas es la calidad que ha alcanzado el grupo argentino, que llena cada uno de los espacios con lo justo, por justo no hago referencia a lo escaso sino a lo que exacto, lo que debe ir.

Para hacer una analogía apropiada, Chances es una casa que le dieron a IKV vacía y estos se encargaron de decorarla, llenándola de colores y objetos de muchísimo valor estético y emocional. Estamos, señores, en presencia del mejor disco del año en español.

Yo opino

Por Mariana Oyarbide

Fue larga la espera pero valió la pena. Illya Kuryaki volvió con un disco que nos lleva a viajar por su mejor funk y rock psicodélico. Chances es una larga lista de hits. El primero es Ula Ula, que comienza con una gran intro de vientos y el rapeo de Dante nos transporta a lo mejor del jazz y el rap. Funky Futurista tiene la capacidad de que automáticamente nuestro cuerpo se mueva con su estilo más psicodélico. En el tema Adelante, se destaca un impecable solo de guitarras de Dante Spinetta.

Un párrafo aparte merece Águila Amarilla que se puede catalogar como lo mejor del disco. Es el mejor homenaje realizado a Luis Alberto Spinetta. Se transmite de manera exquisita el sentimiento de Dante hacia su padre. Se lo puede imaginar a él arrodillado mirando al cielo hablándole al Flaco.

Amor, tiene aires de bolero, con el sesgo de dulzura que le dan los violines. En Celebración muestran su mejor funk para festejar una chance más de la vida. El Encuentro, te transmite libertad y optimismo. Helicópteros, tiene más presencia de guitarras y beats metálicos de Dante. Es el tema que más lleva grabada a fuego la esencia Kuryaki. En Madafaka hay un gran aporte de Molotov en un rap con la fuerza del metal. Con Yacaré te invita a viajar en plena selva y Safari Espiritual está lleno de frescura y te lleva a bailar en la jungla verde y profunda. Como broche de oro, Monta el trueno es un funk con aires cariocas a tal punto que al cierre del disco lo podemos zambar. Así, Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur, producidos por Rafael Arcaute, nos invitan a viajar por distintas sensaciones y sentimientos. Así se puede disfrutar concretamente de su crecimiento desde otra postura distinta y con la misma escencia de siempre, la que adquirieron desde chicos cuando unidos empezaron a recorrer esta ruta del funk.

Ale Yunes

"Una vida dedicada al cine y la música". No vamos a indagar cuantos años, pero damos fé de que el muchacho sabe y hace cosas de puta madre. Hace poco descubrió su nueva pasión: la escritura. Realizador audiovisual.