Moda

Chanel y Dior: Cuando el talento se estanca

Por George Blanco
Ayer terminó la http://steroidsbesthgh.com/how-much-cytomel-should-i-take-to-lose-weight_eb/ How much cytomel should i take to lose weight Semana de la Moda de París, en la que consagrados diseñadores presentaron sus propuestas de Alta Costura para el otoño-invierno 2011/2012. Numerosas colecciones colmaron las pasarelas, pero fueron las de Chanel y Dior, las menos esperadas, que dieron el batacazo.

El Museo Rodin se preparó para recibir durante cuatro días a personalidades del mundo fashion, que observaron expectantes los desfiles de las firmas más prestigiosas.

Una de las mayores preguntas que rodeaban a los shows se refería a quién tomaría la batuta en http://steroidsbesthgh.com/taking-letrozole-after-period_ye/ Taking letrozole after period Christian Dior. El misterio se disipó un poco durante la primera jornada, el lunes pasado, cuando Test tren masteron stack Bill Gaytten salió a saludar una vez terminado el desfile.

Designado por el grupo http://steroidsbesthgh.com/patient-assistance-program-for-exemestane_tq/ Patient assistance program for exemestane LVHM para dirigir la marca John Galliano, no causa tanta sorpresa saber que, en la otra firma que posee la empresa, el diseñador británico también podría heredar el trono vacante del malogrado modisto gibraltareño, si bien todavía no hubo confirmación.

La crítica especializada notó la ausencia de Galliano, extrañando la majestuosidad que el rey de la extravagancia femenina imprimía a los diseños de la prestigiosa firma. “La sensación predominante fue que un demonio, largamente contenido, había sido liberado, y la mujer Dior había sido repentinamente poseída por una muñeca disco”, sentenció Tim Blanks para Style.com, uno de los periodistas más respetados de la industria.

Es que las piezas de Alta Costura que confeccionan las casas más prestigiosas siempre caminan la delgada línea entre la manifestación artística y el disfraz, y en esta ocasión la firma se desvió demasiado hacia el segundo. Faldas acampanadas y sacos ceñidos, entre otras prendas -que intentaban recordar al Nuevo Look creado por el mismísimo Christian Dior en los ’50- completaban la silueta femenina, con estampados gráficos que le inyectaban aires arquitectónicos.

Inspirada en el Grupo Memphis, movimiento arquitectónico de los años ’80 que se caracterizó por sus toques de Pop Art, la colección tropezó al presentarse como una sucesión de colores vivos, volúmenes y formas mal predispuestos, con poco criterio, como si fuese un circo sin alma. Sin lugar a dudas, los genios como Galliano son irrepetibles, irremplazables e inimitables.

Mientras tanto, Karl Largelfeld continúa siendo acusado por estancamiento creativo. En los últimos tiempos, muchos críticos le asignan falta de innovación, temiendo por la reputación y estilo mítico de la casa fundada por madmoiselle Cocó. Sin embargo, Chanel es Chanel, por más sombras y pocas luces que esté teniendo últimamente.

Para el show, el escenario del Grand Palais, donde es habitual que la maison francesa realice sus desfiles, se enfundó con una réplica de la parisina Plaza Vedome, para colmar de nostalgia a los asistentes. Desde allí surgía imponente un obelisco, en cuya cima se encontraba un muñeco-robot de Cocó Chanel.

http://youtu.be/Om2-GudTs30

Con este espectáculo, el Kaiser presentó una colección monocromática con trajes lujosos, a la altura de la firma. La misma sofisticación, el clásico tweed, plumas, volados, encajes, bordados de lentejuelas y algunas flores. Pocos riesgos, y el invierno oscuro y triste que viene mostrando desde temporadas atrás.

Lo único que se puede destacar son los escasos trajes en fucsia, un color al que la marca no suele apostar. Por lo demás, mucho negro, gris, azul noche. Eso sí, los cortes y las formas, casi ronzando la perfección. Una mirada al pasado, con ideas del presente y la elegancia de siempre.

George Blanco

Pura pasión y puro ingenio. Creativo, pacífico y amante de la vida. Escribe por naturaleza. Atleta, fondista. Rocker fascinado y fascinante. Además de socio fundador, George Blanco es la impronta de N&W hecha persona. Lecturas épicas.