Celebrities

Charlie Sheen, ¿A un paso del olvido?

Por George Blanco

¿Ya tuvimos suficiente Charlie Sheen? Es una buena pregunta para arrancar esta nota. Sus escándalos públicos a partir de su prematura -y polémica- salida de la http://steroidsbesthgh.com/what-does-chorionic-gonadotropin-do-in-cats_dy/ What does chorionic gonadotropin do in cats Warner nos entregaron un capítulo sobre Charlie que duró más de la cuenta, en el que su vida de pronto se vio convertida en una reality show.

La demanda millonaria a la productora, los cruces con Chuck Lorre (creador de Two And A Half Men) y una seguidilla de apariciones públicas haciendo fuck you. La ruptura definitiva con su ex, los problemas para cuidar a sus hijos, la poligamia, su adicción a las drogas… Y un espectáculo que parece ser todo un fracaso. Su esperanzador arribo a HBO y la posibilidad de que volviera a la Two And A Half Men, fue quizás lo más cercano a una recuperación de Charlie, aunque todo quedo en la nada.

Sus nuevos seguidores, aquellos que aumentaron de 0 a 1 millón su cantidad de followers en Twitter ni bien abrió la cuenta, parecen reciclarse peligrosamente. Recordemos sus streamings en vivo, aprovechando para promocionar su espectáculo y, principalmente, disparar contra Taking cytomel and levothyroxine together side effects to skin Chuck y hasta contra su ex compañero de  Are golfers tested for modafinil Two And A Half Men.

Sus vacaciones a las Bahamas con sus ¡tres mujeres! (incluida su ex mujer http://steroidsbesthgh.com/what-are-the-side-effects-of-taking-letrozole_yp/ What are the side effects of taking letrozole Broke Mueller) o la quita de la cuestodia de sus mellizos Modafinil cat vs modup Bob y Why use testosterone cypionate Max, algo que, según dicen, hundió a Charlie Sheen un poco más en su estado de depresión.

Apenas un aire con su monólogo, lo que en realidad le valió criticas positivas y abucheos en la misma dosis. Dos ejemplos bien claros; mientras en Detroit lo silbaron con demasiada saña, en Cleveland lo ovacionaron de pie. El espectáculo tiene a Sheen puteando durante dos horas, contra la Warner, contra su ex, contra todo lo que se le haya puesto en su camino.

Un actor que se caracterizaba por hacer de él mismo en una serie que tenía una de las audiencias más grandes del planeta, y que generaba pasión entre sus fieles, apenas se convirtió en una celebrity de cabotaje capaz de triplicar su fama mundial sólo por admitir -y mostrar- la poligamia, o pasarse 36 horas tomando cocaína mientras hacía de las suyas con un puñado de chicas.

En el último episodio de la frenética vida de Charlie Sheen, una de sus mujeres, la estrella porno Rachel “Bree” Olson lo dejó por mensaje de texto.

Sus hijos, bien gracias. Su ex mujer, victima y complice de la debacle, poco puede hacer a esta altura. Los únicos que tendrán la última palabra, la última sonrisa de aprobación para Sheen, serán los mismos que lo pusieron ahí: el público.

+Mirá todas las entradas de Charlie Sheen en negrowhite

George Blanco

Pura pasión y puro ingenio. Creativo, pacífico y amante de la vida. Escribe por naturaleza. Atleta, fondista. Rocker fascinado y fascinante. Además de socio fundador, George Blanco es la impronta de N&W hecha persona. Lecturas épicas.