Sin categoría

Cómo llegar a La Habana y no morir en el intento

Por George Blanco

*Por Josefina Molinari

El día del viaje llego. Las ansias se apoderaron de mi cuerpo y las complicaciones también. El 27 de febrero a las 6 horas viajaba a http://steroidsbesthgh.com/do-the-ovaries-produce-human-chorionic-gonadotropin_hy/ Do the ovaries produce human chorionic gonadotropin Cuba con mi amigo Mauro y para llegar a destino teníamos una escala en Santiago de Chile pero, ¿Qué paso?: http://steroidsbesthgh.com/when-should-i-take-a-pregnancy-after-clomid_vx/ When should i take a pregnancy after clomid terremoto en Chile de 8.4 en la escala de escala de richter. Doi peptides as leads for drug discovery Vuelo cancelado.

Idas y vueltas. Vanesa, empleada de Buy letro for gyno Lan Chile, nos pudo conseguir, después muchos llamados, un pasaje a Lima. Nadie nos aseguraba que podíamos llegar a Testosterone undecanoate safflower oil La Habana, pero nadie me sacaba nuestras vacaciones, así que nos animamos.

En el aeropuerto de What are the normal hcg levels Lima, en el tiempo muerto, me acordé de una crónica que un profesor me había hecho leer, la misma trataba sobre la How long do arimidex side effects last INCA COLA (una bebida tan famosa en Perú, como es la COCA COLA en las 185 naciones en que se vende). No fue muy grata la degustación, parece un jarabe con una mezcla de chicles Beldent frutales edición limitada de maracuya.

A la hora de hacer el boarding para Panamá, otro destino más para ver si llegabamos a La Habana, teníamos lugar. Sin embargo, nuestras valijas no estaban en el vuelo por lo cual tuvimos que esperar él de las 16 horas. El personaje que logró que viajara al país de los dos océanos fue Carlos, de Testosterone enanthate raises aldosterone levels Copa Airlines, que nos arregló todo, hasta él mismo fue a buscar las valijas. Cansada pero contenta, avanzábamos otros kilómetros más y cruzamos la puerta 18 para llegar al asiento 17D.

Tocamos suelo panameño y en 30 minutos salía el otro vuelo así que solo había una opción: correr por todo el aeropuerto. Sentía que estaba recorriendo todo Latinoamérica. Mauro me robó mi cuaderno de viaje y escribió: “Pink Floyd en mi MP3, una señora habla y juega con sus hijos. Espero la hora del boarding. Ya me duele la cabeza pero parece que la odisea de los vuelos llega a su fín”. Ánimos parecidos.

Para embarcar teníamos complicaciones, fuck. Nos faltaba el papel que nos habían dado en Buenos aires los empleados de LAN, se lo quedaron en Lima. La chica del check in se apiadó de nosotros y nos dejo pasar. Como siempre, cuando entramos al avión, fuimos los últimos. Pero el destino final era La Habana, ya nada importaba.

La espera de meses, días y horas se terminó (y la odisea anterior también): a las 23 horas llegamos a Cuba. Ahora la duda era si las valijas estaban en la tierra de Fidel Castro, por la cinta las nuestras no pasaban. A la último (si, como siempre a lo último) nuestras valijas estaban frente a nuestros ojos y un policía me decía, con vos dulce pero firme, que no podía sacarme fotos. Lo que paso en los 21 días siguientes, es otra historia.


* Josefina es Periodista egresada en TEA, mientras escribe su tesis de Licenciatura en Comunicación en la USAL. Es, además responsable de comunicación del PRAMU, y ante todo amante de la buena vida. Le gusta mucho el fútbol y la política y la tecnología. En esta crónica relata sus días arriba de un avión, las expectativas que le genera el viaje y los obstáculos con que se encuentra. Por su trabajo, debe pasarse gran parte del año viajando y cuál George Clooney en Up in the Air, Joss se lo toma con mucha pasión y responsabilidad.

George Blanco

Pura pasión y puro ingenio. Creativo, pacífico y amante de la vida. Escribe por naturaleza. Atleta, fondista. Rocker fascinado y fascinante. Además de socio fundador, George Blanco es la impronta de N&W hecha persona. Lecturas épicas.