Cine

Compra y Venta de Dinos: Crítica a Jurassic World Fallen Kingdom

Por Germán Pérez

3 años después de los hechos acontecidos en Jurassic World (2015), Claire Dearing (Bryce Dallas Howard) y Owen Grady (Chris Pratt) son contactados para iniciar una campaña de rescate con el objetivo de salvar a los dinosaurios de la inevitable erupción de un volcán en la Isla Nublar. Dirigida por J. A. Bayona (El Orfanato, Lo imposible) Jurassic World: Fallen Kingdom pone entretenimiento, a coste de notables fallos, en las salas de cine.

Jurassic-World-Fallen-Kingdom-Indian-box-office-collection

Hace 28 años Michael Crichton puso los cimientos de una pasión literaria que alcanzó, 3 años más tarde, lo audiovisual. La obra de Crichton era diferente a esa película que dirigió Steven Spielberg en 1993, pero la esencia personajes e ideas estaban intactas. Ahora en el año 2018 nos encontramos con Fallen Kingdom y esa idea que planteó el personaje de Ian Malcolm (Jeff Goldblum) de caos humano en búsqueda de gloria científica está más presente que nunca. El caos se hace presente en esta película y lo hace de forma natural y artificial por igual. jurassic-world

Tenemos dinosaurios, los actores , también la banda sonora… y todo esto, que alguna vez nos erizaba la piel, se siente vacío por el hecho que Bayona presenta escenas entretenidas con objetivo carente de razón; la película se ve bien y entretiene, no obstante al analizarla es la antesala a una verdadera próxima secuela.

000fbc1d-800

 Nuevos personajes insoportables (que además entran y desaparecen en escena por conveniencia como si fueran fantasmas) dejan a la película mal parada en más de una ocasión: Justice Smith es el equivalente a Jar Jar Binks (Star Wars) de este universo, Daniella Pineda evoca terribles momentos caracterizando a un personaje unidimensional y anodino en todo sentido. Otras caras conocidas que se suman a esta saga son Ted Levine (Heat, The Silence of the Lambs), Rafe Spall (Prometheus, The Ritual), Toby Jones (The Mist, Imfamous) y James Cromwell (L.A. Confidential, The Green Mile) en roles que cumplen y tras al finalizar los 128 minutos de película se sienten como meras presencias que van desde el asombro del primer momento hasta la decepción del manejo de ellos por un guión sin encanto a cargo de Colin Trevorrow y Derek Connolly. A destacar a un Jeff Glodblum correcto en un tiempo limitado.

bacdf6e837fce67af2d1056253493138

Los clichés acompañados de una gran fotografía (Oscar Faura) hacen que está película se vea bien aunque se sienta incorrecta; son tantas las acciones quemadas que convierten a Fallen Kingdom en una gran situación embarrosaSí, la película trascurre como si fuera una gran anécdota –. Vemos conflictos sin sentido y validaciones obvias en un mundo aburrido por la determinación de seguir lo fácil y recurrir al pasado; la nostalgia es esencial en este tipo de películas, pero si las situaciones se resuelven de la misma forma una y otra vez (T-Rex en el momento justo, no una sino tres veces) el film se torna débil en su atracción.

unugpcgowwja5bdyi3hs

Jurassic World: Fallen Kingdom funciona como un entretenimiento pasajero de una gran saga. La película cumple en entretenimiento y diversión sin vueltas pero de todas formas sacrifica la posibilidad de una temática centrada exclusivamente hacía los dinosaurios. Al fin y al cabo Ian Malcolm tenía razón y el humano se convierte en su propio destructor al jugar a ser Dios. Valoración: Buena.

Germán Pérez

Lector, escritor y cinéfilo. Pasa sus días en el gimnasio y viendo viejos y nuevos clásicos del cine. Fanático de Michael Mann, los westerns y Stephen King.