Música

Conociendo a Lucas Magnin

Por Franca Garat

El 2012 para Lucas Magnin fue el año donde salió su disco debut llamado Inocencia.  Con el pudo participar de distintos concursos, llegando a escalar grandes montañas. Si bien es oriundo de Córdoba, se lo puede considerar un trotamundos sin rumbo.  Lo conocemos mientras esperamos su nuevo material para el 2015 que se llamará Experiencia y asegura que se aproximan grandes sorpresas.

Con 29 años, Lucas es productor, compositor,  músico, cantante, escritor. Además, es Doctor de las Comunicación y Licenciado en Letras Modernas. Al momento de hablar sobre su estilo musical, el intenta no definirlo aún que eso de por sí mismo es una forma de definición. Asimismo advierte que “Todo termina siendo parte de un gran paraguas semántico llamado “pop” o “rock”. Son palabras que ya no significan nada. El estilo que persigo no se pone la camiseta de ningún género o formato. Tiene que ver con las cosas que hacen resonar una cuerda profunda.”

¿Quiénes son tus influencias?

A grandes rasgos, mis influencias vienen de libros, discos y películas. Tengo una pésima memoria para lo cotidiano pero recuerdo muchísimas tramas, nombres, años, letras, directores, bandas. En mis conversaciones y creaciones aparecen constantemente; soy explícito con mis influencias. Cortázar escribió que los pedantes citan para demostrar que saben pero los cronopios citan porque quieren acaparar a sus amigos. A nivel musical, algunos de mis amigos son: Arcade Fire, Arctic Monkeys, Blur, Bob Dylan, Chico Buarque, Depeche Mode, Electric Light Orchestra, Frank Sinatra, Jorge Drexler, Joy Division, Juana Molina, Kaiser Chiefs, Kasabian, U2, entre otros.

¿En qué te inspiras al momento de componer?

Depende de tiempo, circunstancias y lugar. Toda obra de arte es, de alguna manera, autobiográfica. Por eso Flaubert decía “Madame Bovary soy yo”. Aunque mi historia se cuela en mis producciones, generalmente funciona como una excusa, como una metáfora o como una clave de sentido para hablar de algo más. Soy bastante abstracto. Entiendo el mundo a partir de ideas. Busco que la palabra tenga sensualidad, contexto, vitalidad histórica, pero también busco que la poesía tenga cierta trascendencia. Por eso, mi gran inspiración son las ideas, como una especie de núcleo abstracto que se va materializando después. Si encuentro una idea que me estimule, las palabras suelen venir solas.

 

 Inocencia nació como una gran meditación sobre el sentido último de las cosas, inspirada por la lectura de Blake, la Biblia, Chesterton. A partir de ahí se fue ramificando a temas específicos: la amistad, el enamoramiento, el tiempo.”

Naciste en un pueblo de Córdoba y te convertiste en un viajero del mundo, ¿Cómo te influencio eso como artista?

No estaba en mis planes pero la vida me hizo un poco nómade. Tengo 29 años y estoy viviendo en mi casa número 24. En una canción del próximo disco, hablo de eso; la canción se llama “El extranjero”. Nací en el interior del interior y viví hasta los 17 rodeado de mucho campo. Cuando vine a Córdoba a estudiar, mi mundo se amplió. Dos años después, nos fuimos a vivir con mi familia a Brasil primero y luego a Italia. En el extranjero, seguí estudiando y me recibí, hice música, me largué como solista, produje un disco, viví rodeado de muchísimas culturas.

Una de las cosas más fuertes de vivir afuera fue la soledad. Cuando llegamos a Brasil, me encontré con mucho tiempo libre y pocas fuentes de dispersión. En vez de aburrirme, me propuse explorar. Leí mucho, escribí mi primer libro, empecé a buscar un sentido más trascendente, que tuviera sentido tanto si estoy rodeado por amigos como si estoy lejos de casa. En ese proceso, me apegué mucho más a Dios, al arte, a la belleza, a la búsqueda, a los libros. Disfruto enormemente las relaciones pero sé también que el camino puede bifurcarse en algún momento y, si uno no tiene un eje que vaya más allá del contexto, se encuentra de pronto sin identidad.

 

Franca Garat

Es curiosa por la música, divertida y se deja llevar por lo que le gusta para escribir. Estudia periodismo y tiene un amor platónico con varios raperos.