Música

Cosquín Rock Día 3: Romance único #CR13

Por Soledad Avila

Fotos de Vorterix

El 3 día, la célebre fiesta kapanguera se hizo presente. Incluyendo temas de su ultimo disco Lima, la alegría se vivió plenamente. “Lost”, “La crudita”, “Jefe Max”, “Fortunata” fueron las elegidas como corte de difusión en el festival. La banda que a través de los años se ganó sus adeptos (luego de Las Pelotas Kapanga es la banda con más presencia en los Cosquin Rock) tocaron sus clásicos de siempre como “El universal”, “Rock”, “Fumar” y la sorpresa de la tarde (y sueño del Mono) de tocar “Me mata” con el hijo de La Mona, Carli. La multitud no dejaba de festejar y arengar cada ocurrencia de la banda, desde chistes hasta bailecitos en el escenario, la tarde terminaba con El mono relojero.

De México con amor

El rock internacional se hizo presente con representante mexicano. Molotov abrió con “Amateur”, “Chinga tu madre” y “Santo niño de Atocha” de su nuevo álbum. La gente enloquecía y el medio se abría para darle paso a uno de los pogos más grandes de la noche. “Here we come”, “Perro negro granjero” le seguían. “Ustedes le dan mucho al pinche fernet” decían los músicos. Una de las canciones más emblemáticas de la banda, “Gimme me the power” fue tocada mientras imágenes de figuras publicas aparecían en la pantalla. Las luces se pusieron en verde, blanco y rojo emulando a la bandera mexicana para que sonara “Frijolero”. La noche terminaba con “Marciano” y “Puto”.

“Oh si, estoy mirando a tu novia y que? Así empezaba Babasonicos. La banda de Dargelos se llevo a todo el público femenino al escenario principal. Le siguieron “Los calientes”, “Muñeco de Haiti” “Jessico” e “Irresponsables”. La tercer noche del festival comenzaba a despedirse y mientras sonaba Zona Ganjah en el alternativo, Babasonicos seguía al son de “Algunas noches, soy fácil”.

El festival más federal del país y uno de los más importantes de latinoamérica hacía ahora sí oficial su despedida de 21013. Las Pastillas del Abuelo se hizo presente  delirio de todos. La banda liderada por Pity fue la encargadas de cerrar el día, con lo que conlleva semejante responsabilidad. Y estuvieron a la altura. Globos de colores, banderas y celulares listos esperaron a “Tantas escaleras”, “Locura o realidad”, “Gobiernos procaces” (las dos ultimas de su último material) se hacían presentes en el repertorio. “Raíces” “La cerveza”, para locura de la gente.

“Que festín  Cosquin” afirmaba el Pity y tenía razón. “Ojos de dragón”, “El cowboy”, siguieron para disfrute de la gente. Poco importaba que fuese el último día y el cansancio se hiciera notar. “Enano” “Cuando parar” “Esperando un puto as” hacían que las banderas flamearan más fuerte. Luego Pity se tomo un minuto para hablar sobre la trata y la causa Marita Veron, un tema recurrente en Cosquín Rock, para cerrar con un “sin clientes no hay trata”

Una bandera gigante con la inscripción 20 se veía desplegaba, dando a entender que se venía el final. Sonaba “Vuelta de tuerca” y la noche llegaba a su fin con dos canciones antes de despedirse. Si hay algo para remarcar de esta noche, es que si la del viernes fue “emocionante”, las palabras para describir este día serian “alegría, fiesta”. Así terminaba una nueva edición del Cosquin Rock, en palabras de Palazzo: “no es diferente, es único”.

Reggae para todos

La tercer jornada significaba que la montaña se llenaba de reaggae. El escenario alternativo del Cosquín Rock, tenía su fiesta. Desde temprano empezaron a sonar Contravos, Hijas de Zion para darle paso a Riddim con su “Hey Bredda”.

Llegaba el turno de Kameleba que desde 2005 no se presentaban en el Festival, una de las bandas de mayor crecimiento del último tiempo y con cuatro discos en su haber, hicieron un show de 40 minutos donde la banda logro dejar a todos contentos con sus éxitos “Espejo” (con Nestor de Nonpalidece), “Maldita Herencia” y “con vos”.

La fiesta siguió con Resistencia y Dancing Mood (aunque no canten la alegría se siente igual con su clásico trencito) y Zona Ganjah una de las bandas más esperadas de la noche. “Ganjah en mi habitación” y “fuma el humo y sana” fueron dos de las elegidas por la banda en su repertorio.

El plato fuerte venía con Nonpalidece, la banda de reggae más representativa a nivel nacional, cerraba con todo la 3 jornada del alternativo. Con un repaso de sus mayores éxitos (y favoritos de la gente) como “Reggae del universo”, “Love Song”, “Tu presencia”, “Aire” formaron parte de los clásicos elegidos para el delirio de los presentes. Así el reggae tuvo su fiesta. Un género que crece día a día en nuestro país y cada vez suma más adeptos.

Yo fui

Por Mariana Oyarbide

Todavía el sol iluminaba en el predio y Massacre empezaba a dar forma a la última jornada del Cosquín Rock 2013. Abrieron con Tengo Captura y  empezó a calentarse el aeródromo con el ya clásico La Octava Maravilla. “Bienvenidos al rock del futuro”, dijo Wallas, el frontman de esta banda que es una de las que mas ha crecido en estos últimos años y que este año tocó en el escenario principal ya como consagrada dentro del ámbito del rock masivo.

También sonó Te leo al revés, Muerte al faraón,  Sofía, la Súper Vedette y la más romántica Tanto Amor. Finalmente terminaron cantando su versión de Te quiero tanto. Wallas se refirió a temas de actualidad en el medio del show se despidió diciendo: Somos los Massacre con crisis o sin crisis, somos compra, venta y canje.

Después de tanto rock, llegó el momento del funk. Illya Kuryaki and the Valderramas subió otra vez al escenario después de haberlo hecho el año pasado en su vuelta, y en un momento muy especial. Esta vez lo hicieron con disco nuevo, que muchos de los que estaban en el predio no lo habían escuchado en vivo todavía.

De repente empezaron a escucharse lo primeros acordes de Chaco y así empezaba unos de los mejores shows del festival. Después la gente bailó al ritmo de Ula Ula, Jaguar House, Jugo, Latin Geisha y Funky Futurista. Así iban mechando los clásicos con los temas de Chances hasta llegar al momento más emotivo, que fue cuando cantaron Águila Amarilla, tema dedicado al Flaco Spinetta, padre de Dante (ver todos los homenajes). Mientras tocaban, en la pantalla de atrás de ellos se veían imágenes de un águila dorada volando, una luz intensa y también imágenes de Spinetta para homenajearlo. Terminado el tema comenzó a sentirse mas fuerte el grito de Ole, ole olé; Flaco, Flaco.

Después fue el momento de que Molotov suba otra vez al escenario, pero esta vez como invitados para cantar Madafaka.  También anunciaron que en el show iban a grabar parte del videoclip del tema en vivo, con la Dirección de Ivan Pierotti y la colaboración de Julián Lona.

Siguieron con Jennifer del Estero, después toda la gente la movió con Coolo. Y fue el momento de llamar al otro invitado para tocar Remisero, y esta vez fue Fabricio Oberto quien subió a tocar. Finalmente se despidieron con Abarajame y así la gente saltó y finalmente pudo decir que The funk is back.

El lado más Glam del Rock nacional tuvo también su momento con Babasónicos. Y que fue el primer tema y continuaron con Tormento/Pulpito, Los Calientes y la clásica y babasónica Seis Vírgenes Descalzas. Los momentos de mayor pogo fueron cuando tocaron Sin mi diablo y Pendejo. Se despidieron con Yegua y así empezó la cuenta regresiva del final del festival.

Así fue que subió la banda que cerró estos tres días a puro rock en la montaña. Ya estaba en el escenario Las Pastillas del Abuelo con su estilo hippie y que es una banda que cada vez tiene más seguidores dentro del ámbito del rock nacional. Empezaron a sonar los primeros acordes de Cambios de tiempo y la gente empezaba a corear las letras. Después siguieron con  Tantas escaleras, Locura y realidad, hasta llegar a la contestataria Gobiernos Procases o Hasta acá nos ayudó Diós.

Poco a poco fue llegando el final y los miles de personas, como en una procesión fueron retirándose del predio. Algunos ya pensando en volver el próximo año, otros siguieron la noche afuera del predio en peñas o comiendo choripan y tomando algo con amigos. También estuvieron los que cerraron la noche en la fiesta Bubamara a pura música balcánica. El denominador común, la fiesta. Hasta la próxima, Cosquín.

Yo estuve

Por Fran Melano

Babasónicos arrancaba en la noche del tercer día. “Y qué”, “Tormento” y “Los Calientes” abrían un show que prometía, o al menos eso indicaba Dárgelos: “Les tengo preparada una noche como para que merezcan todo”. Y se salió con la suya, el frenético Adrián descolló la arena del Rock con sus eclécticos movimientos que lo llevaron por todo el escenario con su actitud rockstar y su sonido siempre impecable.

Gracias, pero quiero mucho más de ustedes”. Y así sonaron Los Calientes, Flora y Fauno, El Colmo, El Ídolo y Pendejo. Hicieron un repaso por la mayoría de los temas de Infame de 2004 -Once, Sin mi Diablo, Irresponsables, Putita y Risa-. Babasónicos cerró con Yegua y el carnaval celebraba el Rock.

Soledad Avila

Experta en celebrities, Red Carpet e It Girls. Apasionada por la moda y amante furiosa del deporte. Adicta al indie rock. Es una caja de sorpresas -geniales-.