Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Música

@Cosquin_Rock Día 2, más que un festival de rock

Por Matias Llorens

Fotos de Agustín Gomez

Cosquín Rock Día 2: el barro de la Historia

Para construir algo importante, duradero, hay que mancharse. Ya parte del característico festival (más que sus impuntualidades, más que su desorganización, más que los cambios y movimientos de horarios, más que la verborragia incontrolada de Iorio), el barro es uno de los elementos naturales que más hace a la identidad de las jornadas rockeras. Dicho en criollo: sin lluvia y sin barro, el Cosquín no es el Cosquín.

Sí, puede que suban bandas a escenarios a tocar un breve repertorio para grupos reducidos de fanáticos acérrimos y grupos enormes de gente que hacen tiempo, pero no es el Cosquín hasta que la llovizna te empapa los huesos, el piso quede destrozado y resbaladizo, y hasta que las Topper queden para el desguace inmediato. Idea para el CONICET: un estudio sobre el consumo de calzado informal unisex y sus fluctuaciones durante el primer trimestre de cada año. Creo que sacaríamos un par de conclusiones importantes de eso.

Como les decía, para hacer algo hay que mancharse. Citando el refrán, hay que embarrarse.

Las cosas no se hacen solas, y si el objetivo de Palazzo es en realidad quedar en la Historia y no dejarnos en la quiebra culpa del sobreprecio de sus hamburguesas, al menos los cimientos ya están ubicados: una fecha establecida, un line up más o menos estable, un buen lugar. Sólo quedan ajustar un par de detalles y arriesgarse un poco. Nada que perdure se construyó en un sólo fin de semana.

Cosquín Rock Día 1

La eterna rebelión adolescente

¿Sabes cuanto hace que quiero ver a Eruca en vivo? Dice una voz a mi espalda. Tal vez era el power trio la única razón para que esa chica le estuviera poniendo el cuerpo a la fría tarde: una ilusión pasajera de un buen rato en medio de un pogo poderoso, provisto por una de las bandas más enérgicas surgidas en Córdoba y, sin duda alguna, la que mayor proyección nacional tiene.

En medio del día metalero, el escenario principal le dio lugar a bandas que no tienen miedo de salir a tocar fuerte: antes de Eruca Sativa, pasaron Jauría e Infierno 18, con sus versiones disímiles del punk. Ambas bandas empezaron a caldear a un público esquivo, que buscaban el Domo Naranja o el Hangar para ponerse al resguardo del tiempo, ante la inminente amenaza de lluvia que la llovizna y las nubes cada vez más bajas traían consigo.

La media hora estipulada para que tocara sobró, aunque el sabor final (y la opinión extendida entre el público) era que los cordobeses merecían más tiempo para mostrar su talento. Con una exposición cada vez más creciente, el trío finalmente ha conectado con una audiencia propia, que celebraba y cantaba cada uno de sus temas, sin importar la etapa en la que este fue compuesto.

Ese momento mágico en el que se puede vislumbrar el futuro tanto de la banda como del fan, en simbiosis perfecta: el grupo de chicos que finalmente está triunfando en el mundo de la música a base de trabajo serio y continuado, y el fan que está presenciando el momento de quiebre, el salto al mainstream de sus músicos preferidos.

El salto al mainstream no es un problema que haya tenido Calle 13, por su parte. Surgidos en medio del boom reguetonero de mediados de la primera década del nuevo milenio, el pegajoso Atrevete te te (ausente anoche) les abrió las puertas del público masivo. Sin embargo, el reto para los boricuas era despegarse de la etiqueta misógina del género y transformarse en un producto más serio. Siempre haciendo especial énfasis en la música caribeña y en otros ritmos latinoamericanos de una manera distinta para darle mayor relleno a sus temas, el resultado los diferenció de otros artistas de su palo, hasta llegar al quiebre definitivo al agregarle guitarras eléctricas y un giro “combativo” al contenido lírico.

Sí, combativo entre comillas porque a pesar de las consignas anti-states, se me hace difícil poder tomar en serio muchas cosas que Residente canta.

No porque no comparta el mensaje, sino por desde donde está transmitido. Cosas de uno. Apenas atrasados (cada vez un tema más serio los desajustes de cronograma dentro del Cosquín, que se profundizan mientras avanza la noche: Iorio subió a tocar con media hora de atraso), el dúo puertorriqueño salió a escena y empezó a arengar al público. Fiesta de locos puso a todos a saltar y bailar. Sin importar la remera que llevaras puesta, si eras un curioso cansado que se había quedado después de Carajo para ver que onda, si tu novia te había arrastrado para que le hicieras cococho o sí dabas vueltas desilusionado porque no pudiste subirte a la tirolesa, si René te decía que esto era una fiesta de locos, más te vale que le hicieras caso.

El cachengue siguió con Baile de Pobres antes de pasar a las canciones serias. Los arreglos de su último single, El Aguante, marcan una rotura de base con lo que han hecho hasta el momento: una marcha industrial es la base ideada por Visitante, desde la cual Residente arenga al público a través de algunos lugares comunes del combativismo latinoamericano light. Por supuesto, el público compra y aplaude las menciones a Malvinas y la crítica a Monsanto. Cuando no está respondiendo replies en Twitter a sus críticos, René puede hacerse pasar por un buen letrista.

El resto del show transcurrió por esa senda: Latinoamerica con PG-13 en los coros fue un lindo espectáculo, a pesar que la tercer miembro se encontraba mal de salud (que no le impidió transcurrir a ver el show de Fuerza Bruta). Sin muchas sorpresas y con algunos problemas de audio (se cortó el sonido hacia el público tres veces en medio de una canción), Calle 13 cumplió con creces lo que vino a proponer: una tarde a puro movimiento para ahuyentar el frío y recargar energías ante la larga noche que se venía.

Hey, si pusieron a bailar a una chica con una remera de Misfits, no pueden haber estado tan mal.

Cosquín Rock, más que un Festival de Rock

Por Sol Avila

Al describir la segunda jornada del festival de rock más importante del país, hay que hacer referencia a que todas las bandas convocadas para el día de la fecha, tienen una línea con mensajes directos en todos los ámbitos del amor, la lucha y la perseverancia.

Con letras combativas, claros mensajes sociales, y un mensaje de una Latinoamerica unida, un cambio generacional importante se vivió tanto el escenario principal como en el Domo Naranja. Es que, bandas como Eruca Sativa, Calle 13, Las Pastillas del Abuelo, Intrépidos Navegantes e Indios, marcaron tendencias de los jóvenes que quieren abrir su propio camino y destino en el festival de los festivales.

El pogo más grande del segundo día del Cosquín estuvo a cargo de Daffunchio y sus compañeros. Las Pelotas rockearon el final de una noche llena de emociones en el escenario principal. Luego de vivir el multitudinario show que dió Calle 13 (párrafo aparte a lo que despertó en la gente la canción “El Aguante”) le siguieron Las Pastillas del Abuelo.

Comenzando con “Tantas escaleras” y “Viejo Karma”, el líder de LPDA pedía por la seguridad de Susana Trimarco y la salida de Monsanto de Malvinas Argentina. Como siempre, metidos e involucrados en las causas sociales que aquejan al país, demostraron una vez más que Monsanto y la realidad del barrio de Córdoba no fueron la excepción en su show. Entre canciones de amor profundo y denuncia social como “Gobiernos procaces”, LPDA junto a sus fieles seguidores la “20”, dejaron encantados al público presente para terminar la noche con “Locura o realidad”.

El show de Las Pelotas, era el más esperado de la grilla. Con sus temas viejos y clásicos a esta altura, la banda liderada por Germán Daffunchio fue protagonista y encargada de armar el pogo más grande de la noche. “Personalmente”, “Capitán América”, “¿Qué podes dar?, estuvieron presente para el delirio de sus fanáticos que año a año se acrecientan. Acompañados por el cantante de Catupecu Machu, tuvieron un final a toda orquesta con el clásico “Shine” y “El ojo blindado” para el delirio de su público, que recordó con mucha emoción (como siempre en los últimos años) al querido Bocha Sokol.

El día del Domo Naranja se mostró con mucha actividad desde el comienzo de la tarde. Si bien se retrasaron un poco con el horario, el clima les dio una mano. La gente se acercó, como durante el Día 1, a conocer a estas bandas, relativamente nuevas para las personas que se llegaron al día dos del Cosquin Rock.

Roma y Pilotos abrió la jornada que tuvo en Intrépidos Navegantes,Zulu, Ministerio de Energía, la proyección de Cisma de Julián Lona e Indios, el plato fuerte de la jornada.

El cuarteto conformado por dos rosarinos y dos porteños, los Intrépidos Navegantes, hicieron su debut en el Cosquín Rock. Entre canciones del disco “Aguas” y estrenos como “Arquitectura”, los cuatro chicos que telonearon hace un año a The Killers, se presentaron con éxito en tierras cordobesas dejando al público con ganas de más. “Esto es para la gente que está enamorada” decían y los más “intrépidos” se animaban a bailar.

A las 19:40 se realizó la proyección de Cisma. de Julián Lona. El reconocido documental, mantuvo cautivado a los presentes con su proyección. Es que, con lo logrado por Julián, el público tiene una aproximación más real al mundo de la música actual, más precisamente la de la industria argentina. Lona no paró ni un segundo con todos los preparativos previos. Se lo vio ir y venir toda la tarde para que todo saliera perfecto. Y lo fue. Seguramente, con la incorporación de documentales en la grilla del festival, cada vez habrá más adeptos a eventos como éste.

Como cierre, los rosarinos carilindos de Indios con su romanticismo y letras pegadizas, cautivaron a los asistentes del domo. Con un look naive, limpios y sombríos, se robaron el corazón de las presentes. Tocando temas que ya son conocidos entre sus fanáticos, incorporaron temas de su próximo disco que tiene fecha para este 2014. “Chicos”, y a pedido del público “Tu geografía” fueron las más cantadas entre los presentes.

Con el cierre del día dos tanto en el escenario principal como en el Domo Naranja, quedó claro que existe un cambio generacional y las nuevas bandas vienen pidiendo pista desde hace rato. Por suerte, lugares como el cedido por Tarjeta Naranja, hacen que las bandas puedan llegar a una mayor afluencia de personas y que mejor, sino, que en el mismísimo Cosquín Rock ,que ya ha dejado de ser un Festival de Rock para convertirse en un Festival de la cultura.

Cosquín Rock Día 3, un festival que se convirtió en patrimonio cultural

Matias Llorens

Ácido a veces, siempre razonable y honesto con lo que piensa. Sabe de lo que está hablando y mucho. Desde música a cine, pasando por literatura, su gran pasión. En Negro&White escribe sobre NFL, otra de sus locuras.