Música

Covers: Lo tuyo es mío

Por Gervasio Guiñazu

Artistas tocando canciones de otros artistas. Puede sonar raro, pero la realidad es que desde tiempos inmemorables, cada músico ha rendido tributo a sus bandas y canciones preferidas. Algunos extrañamente seleccionados, otros a modo de agradecimiento. Lo importante, es que muchas veces, el http://southamptonfreelibrary.org/order-anabolic-steroids order anabolic steroids cover supera al original; otras son solo reversiones intentando una imitación, y en algunas ocasiones (mi preferida), las bandas toman una canción y le dan identidad propia (GRACIAS!).

Lo cierto, es que la decisión de elegir covers se hizo muy difícil. Hay muchos. De todo tipo y de todas formas, así que hice una selección basándome en mi criterio personal, explicando el por qué, al final de cada selección. Antes de juzgarme por no poner download Microsoft Visual Studio Professional 2012 All along the watchover de download building a web site for dummies Hendrix, los invito a compartir los suyos. A saber.

methandienone a stanozolol The Killers feat Lou Reed – Shadowplay (Joy Division)

Primero, voy a aclarar que no me gusta nada buy spectrasonics trilian 141d The Killers. Nada de nada. Pero los respeto y en gran parte es gracias a esta versión del clásico de methandienone drug Joy Division. Los matadores de oral anabolics Las Vegas supieron resucitar al aclamado http://www.nursesnow.com.au/oem/cheap-delcam-artcam-2012-professional.html cheap Delcam Artcam 2012 Professional Ian Curtis en el 2007 en su disco buy steroids china Sawdust y, ¡qué bien lo hicieron!. download Coreldraw Graphics Suite X8 Simon Reynolds dijo una vez: “No suena como punk, pero tiene la misma energía”. Eso era el http://narissadoumani.com/oem/download-siemens-solid-edge-st6.html download siemens solid edge st6 post punk de Joy Division, y Brandon Flowers y compañía supieron identificarlo a la perfección acelerando un poco las guitarras y agregándole algunos condimentos killersianos. Lo cierto es que nos dejaron un cover que va muy bien en relación a la versión original.

¿Por qué lo elegí? El postpunk es el género que dio vida a la música que conocemos, es una gran forma de rendirle honores.

Joe Strummer and The Mescaleros – Redemption Song (Bob Marley)

Joe Strummer es, quizás, el artista más real y transparente que conocimos y vamos a conocer. Su historia es la historia del punk mismo y de todo lo que vino después. Ser un ocupa y tocar para mantener a un edificio de personas en la Inglaterra de Thatcher, hicieron de éste un artista comprometido al quilombo. Después de unos años, (y de ganar unos pesos, porque por la plata baila el mono), se relajó y se dedicó a dar mensajes más esperanzadores. Y, si el Strummer que cantaba I Faught the Law (que también es un cover), se encuentra con éste último, lo cagaría a botellazos; pero a mí, particularmente, me compró con esta versión.

¿Por qué lo elegí? Bob Marley en otra época, con otro estilo y sin haber escuchado London Calling, daba el mensaje que estos chicos necesitaban. Dos artistas, una canción, un solo mensaje.

Red Hot Chili Peppers – Havanna Affair (Ramones)

En su primer disco (y antes de que Onda Vaga lo hiciera mierda), Joey, Johnny y los demás Ramones nos regalaban 1:35 minutos de pura Guerra Fría. Una letra con tres párrafos sobre un espía que va en barco a Cuba, sublime. Ahora bien, Flea y compañía toman su fascinación por The Ramones y la transforman en uno de los homenajes más lindos que haya escuchado. Acá, podría haber estado: Subterranean Homesick Blues, el cover de Bob Dylan, que incluyeron en The Uplift Mofo Party Plan, pero la realidad es que: 1 – Es mi tema preferido de The Ramones y, 2 – Los Peppers saben hacer todo más lindo, incluso un tema de The Ramones.

¿Por qué lo elegí? Creo que no hace falta decir que RHCP está rindiendole tributo a una de sus bandas referenciales.

Placebo – 20th century boy (T-Rex)

Acá me puse polémico en las elecciones. Placebo editó en 2003 un disco de Covers en conjunto con el genial Sleeping With Ghosts. Este cover de la banda de Glam Rock, T Rex, tiene varios ingredientes interesantes. Placebo le rinde homenaje a una de sus bandas referenciales, pero no en la música sino en lo estético. Deja de lado la oscuridad de su propia música y cantan un tema alegre digno del género tan promovido en los 80. Y si bien, los liderados por Brian Molko parecen tener más que ver con The Cure, el tributo les quedó bastante lindo. Si algo dejó el Glam Rock, fue un montón de chicos con los ojos pintados y trajes de cuero negro. Por suerte para nosotros, Placebo supo combinar eso con buena, muy buena música.

¿Por qué lo elegí? Si bien lo explico arriba, este tema pertenece, a lo que es para mí, el mejor disco de covers de la historia. El OST de Velvet Goldmine de 1998, Brian Eno, Lou Reed, Thom Yorke y Placebo, le cantan a la generación de David Bowie e Iggy Pop, protagonistas de la película.

Nirvana – The Man Who Sold the World (David Bowie)

Emocionalmente adictiva, esta canción tiene vida propia sin importar la versión. Este tema daba vida al disco del mismo nombre de 1970 orquestado por el duque blanco, y eso ya es mucho decir. Pero varios años después Kurt lo revivió. Cuando el la canta toma otro rumbo, la mística que envuelve al Mtv Unplugged en donde fue presentado le da otra tónica. Meses antes de suicidarse, Kurt parece usar la canción de Bowie como un descargo formal a su disconformidad.

¿Por qué lo elegí? Como dije, este tema tiene vida propia. Lo tocó Nirvana y David Bowie y nunca quedó chica, pocos temas pueden ponerse ese rótulo.

Pet Shop Boys – Always on my mind (Elvis Presley)

Éste, creo que es mi preferido de la lista. El original, del rey, es un tanque, una balada que trasciende cualquier época, que ha sido versionada un millar de veces (por artistas horribles como Julio Iglesias, Michael Buble y Calamaro). Este cover, es casi el himno al pop electrónico mundial. Orquestado magníficamente por el dúo ingles, fue número uno en Inglaterra durante 1987.

Una canción de amor, para escuchar tanto cuando llueve mirando por una ventana al borde del llanto como para bailar en cuero con una botella de agua en la mano en la Inglaterra alternativa de los 80.

¿Por qué lo elegí? Este es el ejemplo más claro de cómo una banda toma un tema que no tiene nada que ver con ellos y lo transforman con identidad propia. Acá podrían estar también “Heartbeats” de José González o “I will Survive” de Cake.

Bonus Track:

Satellite of Love de Lou Reed es probablemente la canción más linda de la historia, y después de la muerte del maestro el querido Beck se encargó de recordárnoslo.

Gervasio Guiñazu

Nada en el mundo es más lindo que encontrar a tu próxima banda favorita. No quiero ser tu amigo si no llorás al menos con tres de tus canciones preferidas. Si no hay Pink Floyd, que no haya nada.