Música

#CR15 Día 2, el Sol salió y la música nos llena el alma

Por Matías Montoya

Fotos por Romi Bonetto

Los Persas saben de rock

Puntual como reloj suizo, Ciro y Los Persas cerraron la segunda jornada del Cosquín Rock en una noche a puro rock. Bien llevado como lo logra siempre Ciro (con campera de cuero cual si fuera Moris en los años de gloria), la música que abrió su show fue muy arriba: Ciudad AnimalBaron RojoArco inyectaron de adrenalina a la masa de gente. Luego le tocó ponerse el traje de galán con Vas a Bailar y un poco más meloso con Canción de Cuna. La gente volvió a bailar al ritmo de Banda de Garage y Antes. Con Tan Solo y Luz de Marfil puso melancólicos a unos cuantos recordando la mejor época piojosa, más aún teniendo de invitado a Micky Rodríguez en el bajo.

El juego de estilos variados que presenta la banda de Ciro dio lugar a una linda jam que concluyó en un mix de distintas armonías Persas y Piojosas.

Fantasma alimentó las almas piojosas. A ritmo mitad funk mitad rock, Ciro pudo desplegar su mejor frontman show (con bailarines vestidos al mejor estilo Ku Klux Klan). Con vientos incluidos, el sonido funk/soul se hizo notar en uno de los puntos más altos del recital. Nicolás Raffetta hizo una gran performance al mejor estilo rock and roll de los ’50. Cual si fuera Ray Charles o Ray Manzarek realizó una gran intro para darle lugar a que Ciro cante Zapatos de Gamuza Azul.

Mírenla logró otro de los buenos climax que el concierto requería. Más si pensamos que una canción de amor puede ser para bien o para mal, pero lo que logró es deleitarnos con su armónica blusera y los vientos en forma de coros. Caminando llegó de la mano de unas hermosas bailarinas que realizaron una linda coreografía al ritmo del tema.

“Me gusta tu historia de resurrección” canta Ciro a la musa inspiradora en Me Gusta. La gente salta y se mueve a la par de las bases hechas fuegos que despiden João Marcos Cezar Bastos en el bajo y Julian Isod en batería. Más de todos los hits que ha cosechado con sus dos bandas, Ciro ha logrado amalgamar músicos hechos a su medida. Los riffs venenosos de Juan Manuel Ábalos y la vitalidad hecha rasgueos por parte de Rodrigo Pérez, completan el combo ideal para una banda que es pareja en todos los puntos.

El blues siempre brota de los poros y la voz de Andrés. Nunca desconecta ese espíritu cual si fuera un Afrikaan. Seguro en la otra vida lo ha sido. Así logró con Taxi Boy que la gente siga bailando; y siguió de la mano de Around & Around y Pistolas para que las almas sean felices en el cierre de la segunda jornada del festival más convocante de los últimos años.

La noche parecía haber concluido, sin embargo los Astros salieron a bailar con un riff acorde a la métrica del tema: sólido, rockero y violento. Luego de un intercambio coral con el público, Ciro desplegó artillería pesada con El Farolito (mechando La Rubia Tarada de SumoComo Alí y Cruel concluyeron la fiesta Persa. Mas de dos horas de show para que la gente reviente de buena música.

Vitamina con poca fuerza

Luego del climax muy arriba que entregó Las Pelotas, el turno recayó en Las Pastillas del Abuelo. Si bien su rock fusión hizo saltar a toda una muchachada que se congregó para escucharlos, no fue suficiente. Temas bien conocidos como Desde La Postura, Locura y Realidad y ¿Dónde Esconder Tantas Manos? lograron enaltecer a sus fanáticos, pero no así al público en general. Lo que se rescata de la banda es que sigue sólida y tiene una maduración que la pone en el punto justo de su carrera. No hay techo para la música, pero si un límite, por suerte los muchachos eso no lo conocen (aún).

Somos locales otra vez

Sabemos que Las Pelotas son el grupo insignia de Córdoba. Cada vez que pisan el escenario principal del Cosquín Rock dejan un destello que hace que su música vuele. Es el imponente paisaje lo que logra que sus melodías y letras estén a la altura de lo esperado. Son lisérgicos, logran lo que pocos pueden y de la mano de Germán Daffunchio y su melancólica voz nos hacen descubrir que sus temas son simplemente hermosos (ejemplo claro con la canción Personalmente)

Explotaron con Basta, Orugas y Desaparecido. Nos hicieron emocionar con ¿Qué Podés Dar?, Ya No Estás, Cómo Se Curan Las Heridasy Siempre Estará. Rindieron un sentido y sincero homenaje a Alejandro Sokol con el tema Hola Que Tal? (en la pantalla principal que se encuentra dentro del escenario se podía ver la silueta del Bocha bailando como en el video oficial del tema). Invitaron a Raly Barrionuevo a tocar Esperando el Milagro y fue un momento único porque el agite proclamado hacia que cada acorde sea bailado de manera obligada.

Salieron del escenario para volver con dos bises bien arriba: Capitán América y Brilla (Shine) ¿Dejaron al público con sabor a poco? No. Por el climax que generan es increíblemente poderoso y vital. Dosis recomendables cada vez que Las Pelotas se presentan.

La timba que nos mueve el esqueleto

Desde el 2009 hasta ahora, Salta La Banca logró formar un grupo sólido y bien divertido. Su rock es ultra pesado, pero no llegando al matiz metalero. Llegan y pisan fuerte y en medio de esa vorágine llamada éxito aterrizaron en suelo de Córdoba para traer más alegría de la que ya había. Temas como LaburoNo Pierdas Cuidado y Seremos fueron bien recibidos por el público cordobés (y de otras provincias) Seguirán creciendo y regalando experimentación musical, eso es bueno porque la maduración conlleva una linda responsabilidad y ellos tienen el entorno para lograr lo que quisiesen.

Frijolero pinche cabrón

Los Molotov presentaron sus mejores temas. Nuevamente lograron plasmar el rock mexicano que llevan en la sangre y dejaron una catarata de grandes canciones. Gimme Tha Power, Frijolero, Amateur, Dance and Dense Denso, entre muchos otros dejaron su huella y también fueron grabados ya que a mitad de año saldrá un DVD que no sólo posee los registros grabados en Cosquín Rock, sino que también brindará un documental. Los chamacos saben como reventar cabezas y ponerte al repalazo con grandes hits. Los muchachos lograron su cumplido. Pudieron grabar su concierto, las Sierras dejaron su impronta y el Sol y la gente mucho calor para que el Mundo sepa de lo que los argentinos somos capaces de lograr cuando vienen buenos artistas. Y este fue un gran ejemplo de ello.

Rockas vivas

No señores no hablamos del disco de Miguel Mateos-Zas, hablamos de El Bordo. La banda que lidera Alejandro Kurtz nos trajo canciones para el alma y para que se queden para siempre. Noche Extraña, Instinto, La Banda y El Regreso fueron algunos de los mega éxitos que ya los tiene como consagrados. El rock esta vivo en ellos y posiblemente no bajen nunca del pedestal que, a fuerza de sacrificio, supieron construir.

Utopians, El Kuelgue y La Que Faltaba: rock al servicio de las sierras

El Escenario Principal abrió a las 15 con la banda liderada por Bárbara Recanati, quien con su voz supo darle la impronta proto punk-indie que posee Utopians. El grupo regaló temas que supieron hacer vibrar al público que iba colmando el Aeródromo. Una explosión de temas como Algo Mejor, Nada Bueno, Estación y Allá Voy lograron hacer mella en los corazones jóvenes, más aún con el cover de SumoEstallando Desde El Océano. La banda cada día suena más prolija que nunca y dejan de ser una promesa para ser fuertes y reales en el rock criollo.

Santiago Martínez y sus muchachos de El Kuelgue hicieron de las suyas. Rock divertido, fresco y puro pusieron el ojo y dejaron entrever que se puede seguir apostando a la música candombera y fusionada como la que ellos hacen y se divierten. El Paraíso de los Perros, Fast & Forward y Si No Te Vas pusieron patas arriba a la muchedumbre que se agolpaba a seguir disfrutando de más música.

Micky es fiel a su estilo. Hoy su vida transcurre en las Sierras de Córdoba. Sabe que viene de hacer historia con Los Piojos y se puso como frontman en su nueva etapa con otro grupo: La Que Faltaba. La banda transita por zonas que besan la música rioplatense y también temas de Los Piojos. Al utilizar y mezclar canciones piojosas con propias la gente puede quedarse tranquila, quizá le falte sacarse un poco el peso piojero encima y si lo logra podrá disfrutar mucho más su función de cantante y bajista a la vez.

Matías Montoya

Periodista Deportivo. Secretario en @AACurling. Melómano. Fanático del Deporte. Colaborador en @AARevista. Redactor en @agrupaciondepor