Arquitectura

Cubiertas verdes, pasado para solucionar el futuro

Por Pia Mazzocco

Desde muchísimo tiempo antes de la construcción de la vivienda tradicional tal cual hoy la conocemos, el hombre se ha valido de los recursos de la naturaleza para alcanzar el confort. Una de las tantas soluciones a su necesidad de protección frente a la intemperie, era construir viviendas semienterradas, justamente porque la tierra retarda el paso del calor en verano y evita que se pierda en invierno. La cubierta verde permite lograr ese mismo objetivo.

Las ventajas de los techos verdes son muchísimas, pero podrían resumirse en las siguientes:

  • Contribuyen a mejorar el clima de las ciudades
  • Optimizan la aislación térmica
  • Optimizan la aislación acústica
  • A largo plazo son how to save money on car repairs considerados más económicos que las cubiertas convencionales
  • Producen oxígeno y absorben CO2
  • Absorben el agua de lluvia, permitiendo a su vez reutilizarla
  • Influyen positivamente en el estado de ánimo de las personas

Lo mejor de los techos verdes es que pueden ejecutarse también en cubiertas existentes, tomando los recaudos necesarios para no sobrecargar la losa del edificio en cuestión e impermeabilizándola de manera correcta para evitar futuras filtraciones.

Para que un techo verde sea amigable con el entorno no debería depender del riego después del primer año, así que lo ideal sería poder recuperar el agua de lluvia que absorbe y reutilizarla para su mantenimiento. Existen diferentes tipos de techos verdes, su elección dependerá del objetivo que se quiera lograr y del soporte sobre el que se asiente.

En general, un techo verde consta de:

Membrana impermeable / Aislación hidrófuga: previene las pérdidas y humedades y es por lo tanto uno de los elementos más importantes de un techo, sea verde o no. Después de aplicar la membrana impermeable se debe realizar una prueba de detección de perdidas antes de continuar aplicando el resto de las partes.

Barrera anti-raíz: protege la membrana impermeable contra roturas causadas por raíces.

Capa de retención y drenaje: el sistema de drenaje es la clave para una buena propagación de especies en el jardín. El agua suele fluir naturalmente en techos inclinados (aquellos con una pendiente mayor a 5º), haciendo que la

no prescription online pharmacy

capa de drenaje sea innecesaria, excepto para ayudar en la retención de agua. Los techos planos, en cambio, necesitan esta capa para dirigir el agua fuera del techo y prevenir el estancamiento de la misma.

Filtro de tela: una capa de geotextil debe ubicarse entre el drenaje y el medio de crecimiento para mantener el sustrato en su lugar. Sustrato de crecimiento: el sustrato es la fundación de la cubierta verde, ofreciendo los nutrientes y el espacio para que las plantas crezcan. Tiene una base mineral, con un mínimo de material orgánico.

Selección de plantas: La selección apropiada de plantas requiere consideración de las características individuales de las plantas y de factores microclimáticos.

Aquí les dejo un corto de 4’ sobre el techo verde del Centro de Conferencias de Vancouver

La idea de las ciudades verdes ha pasado a convertirse en una realidad, y mejorar nuestra calidad de vida es posible si empezamos a preguntarnos cómo, y una vez hecho esto, hacerlo.

Pia Mazzocco

Pia es arquitecta, amante de la ecología, el lifestyle y la creatividad. Con conciencia, mezcla su compromiso con la sustentabilidad y su pasión por escribir. En Negro&White, se encarga de la sección arquitectura verde.