Moda

Cultura e inspiración: De Rusia, con amor

Por Ludmila Llaver

La moda, como casi todo bien consumible en el mundo, está fuertemente centralizada. O más bien, el grueso de la moda que se nos hace visible y que se da a conocer viene de países centrales. Fuera de Estados Unidos, Francia, Inglaterra e Italia, pocos son los diseñadores que han logrado estatus a nivel internacional.

Sin embargo, en este contexto podemos encontrar una leve -pero creciente- tendencia a darle espacio a la moda proveniente de otros países. Ya sea por el crecimiento económico de su población, o por simple aprovechamiento de los nuevos medios de difusión, encontramos que diseñadores de países emergentes han comenzado a llegar a las grandes ligas -léase, Vogue y Fashion Weeks-. Y un caso paradigmático de esto es Rusia.

Cambiante, controversial y con una cultura exquisita que intriga y seduce -y también, a veces, desconcierta- a Occidente, Rusia es una fuente inagotable de inspiración artística, que el diseño de moda bien ha sabido aprovechar. Siendo uno de los principales países consumidores de Alta Costura, era de esperar que el talento floreciera en el país más grande del mundo. Conozcamos a algunos de los referentes y up and comers que tenés que empezar a seguir de la Madre Rusia.

Ulyana Sergeenko
ulyana2
La historia de esta socialite rusa es básicamente el sueño de todas: it girl, blogger de moda admirada por su estilo, se cansó de que los grandes diseñadores no reconocieran sus contribuciones a sus diseños, y lanzó su propia marca homónima en 2012. Desde entonces, famosas de la talla de Beyoncé, Lady Gaga y Natalia Vodianova -entre otras- han sido vistas luciendo sus creaciones.
Su estilo tiene una clara influencia en la tradición rusa, pero manteniéndose moderno y ultra femenino, combinándose a la perfección, sin embargo, con toques militares y masculinos.
Sus colecciones couture son verdaderas obras de arte, llenas de la magia y la opulencia -a veces más marcada, a veces más discreta- de la high society rusa.

Lesia Paramonova
les
El talento joven de Paramonova -la mente creativa detrás de LES– es uno de los más exquisitos y originales de Rusia, e incluso del mundo. La marca -que funciona como abreviación de su nombre, pero también significa ‘bosque’ en ruso- está constantemente inspirada por la naturaleza, poniendo al frente creaciones etéreas, casi cuentos de hadas, en las que los protagonistas son la flora y la fauna. Los bordados exquisitos, los ricos colores y el suave y exótico estilo de sus creaciones hacen de LES una de las marcas a tener en el radar de toda fashionista.

Olga Vilshenko
olga 3
Cuando una it girl de la talla de Alexa Chung te adopta como marca fetiche y Florence Welch te elige para las alfombras rojas, sabés que estás en el camino correcto. Olga Vilshenko reúne a la perfección el encanto y misterio de su tierra natal con la delicadeza y sastrería más cara a Occidente, logrando creaciones exquisitamente femeninas con toques bohemios. Recibida del Moscow’s Institute of Fashion and Art y el prestigioso Istituto Marangoni, Vilshenko honra la rebelión fashion de su madre -que en plena era Comunista se creaba sus propias prendas- y se va perfilando como una de las diseñadoras rusas más reconocidas a nivel mundial.

Alexander Terekhov
alex
Graduado del Moscow Institute of Fashion and Design, entrenado en las entrañas de la capital de la moda en Yves Saint Laurent, elegido Diseñador del Año en 2011 por la edición rusa de la revista GQ, Terekhov parece saber lo que hace. Sus diseños exudan sensualidad, pero siempre manteniendo la feminidad y con un ojo casi clínico para la sastrería y los cortes.
Entre sus emprendimientos más populares podemos encontrar una colaboración con Walt Disney Company que lo llevó a crear increíbles vestidos inspirados en la película Oz: Un Mundo de Fantasía, así como una alianza con la marca italiana de marroquinería Coccinelle.

Ruban
ruban
Dos cabezas piensan mejor que una, como demostraron las hermanas Alisa y Julia Ruban. Después de años trabajando como estilistas para revistas de su Rusia natal y Ucrania, la dupla decidió poner sus conocimientos a la práctica lanzando su propia marca. Prueba fiel de que el street style es la forma de publicitar en la era de la tecnología, Ruban se convirtió en un éxito de la noche a la mañana cuando Alisa fue capturada llevando una de sus creaciones en la Semana de la Moda de Paris. Femenina, casual y funcional a la vez que increíblemente chic, Ruban ha logrado insertarse entre las marcas más resonantes de Rusia, hasta sirviendo de inspiración para nada menos que Stella McCartney.

Ludmila Llaver

Mendocina, futura periodista, apasionada por la música y la lectura. Creativa y pensadora, asegura que nunca se puede tener suficiente cantidad de libros... o de pares de zapatos.