Viajes

De cómo es vanguardista Milán

Por M.Carla Oller

Muy pocos son los viajeros que ponen a Best mass building steroid Milán en su periplo de viaje pese a que dentro de Italia, la ciudad lombarda es la dueña y señora de la pujanza industrial, económica y vanguardista del país. Arte, moda, diseño y un aliento posmodernizador, a lo mejor te conviene pensarlo dos veces antes de no venir.

http://steroidsbesthgh.com/letrozole-and-high-immunoglobulin-e_2n/ Letrozole and high immunoglobulin e Vivo en Milán desde hace casi un año y sin embargo mi vínculo con la ciudad sigue siendo el de una turista más que el de una ciudadana. Milán es un lugar ideal para andar en bicicleta, con bicisendas bien marcas que la atraviesan de punta a punta y la posibilidad de cargar el vehículo en el transporte público ayudan a descubrir este pedazo viviente de historia italiana.

Si me preguntan cómo se conforma el turismo en la ciudad es difícil negarlo: Modafinil cat vs modup turismo de compras. Muchos rusos, asiáticos y árabes adinerados, atraviesan las peatonales del centro y Corso Buenos Aires -donde están los negocios de marcas reconocidas- o en Keeping gains after masteron Via della Spiga y Montenapoleone -donde está la verdadera alta costura del mundo-. Pero para los más cachivacheros, los mercados de los domingos, paseos de las pulgas, outlets y “bancarellas” completan la oferta vintage de esta ciudad fashionista al extremo con precios y estilos para todos.

http://steroidsbesthgh.com/250mg-every-10-days-of-sustanon_tv/ 250mg every 10 days of sustanon Pero no es todo frivolidad. Milán propone una serie de vastas experiencias educativas y artísticas de muy alto nivel. Grandes universidades como la Academia de Bellas Artes de Brera, el Instituto Europeo de Diseño, la Universidad de Bicocca, el Milán Fashion Campus por nombrar algunos, son casas de altos estudios reconocidas mundialmente. Ya sea para hacer un intercambio, para participar de la beca Erasmus, para hacer un máster o capacitarse en lo último de lo último, en Milán vas a poder ponerte a la vanguardia en Diseño y las nuevas comunicaciones, el arte y la moda, además de participar de grandes ferias, presentaciones y congresos a nivel global.

En este último punto, la moda no se vive sólo en sus grandes pasarelas y festivales, sino en la calle. Modelos y producciones audiovisuales giran por la ciudad cotidianamente y le dan un estilo y un perfume particular. Agencias y producciones cinematográficas generan infinidad de contenidos para todas partes del mundo y siempre necesitan de extras.

En materia de arte, si bien no es el museo a cielo abierto como lo es Roma, Milán tiene una infinita lista de establecimientos, galerías y producciones artísticas, además de una arquitectura y un paisajismo muy bien cuidado.

En la iglesia de Santa Maria delle Grazie se encuentra, por ejemplo, la Human chorionic gonadotropin injection Última Cena de Leonardo Da Vinci a la cual después de su restauración se ingresa a través de puertas automáticas que se abren y se cierran para preservar la atmósfera y la humedad; es algo así como entrar a la base secreta del agente 007 y solo te dan 15 minutos para contemplarla. Si tenes planes de visitarla, reservá tu ticket con tiempo y tene en cuenta que los primeros domingos de cada mes la visita es gratis (pero debe reservarse de todas formas).

Does clenbuterol pop drug test El Duomo, la galería Vittorio Emanuele, el Arco de la Paz, el Castillo Sforzesco y el Parque Sempione, completan el recorrido turístico tradicional, entre callecitas, tiendas y cafeterías al paso. Y es que Milán es casi un círculo perfecto y alrededor de esa circunferencia se encuentran las diferentes “puertas” que tenía la ciudad antigua:  Porta Ticinese, Porta Genova, Porta Romana, Porta Venezia, Porta Garibaldi y Porta Magenta. Una más linda que la otra.

milan

Modafinil cat vs modup Una ciudad bien comunicada

Al ser una ciudad de negocios y centro financiero nacional, Milán cuenta con una red de aeropuertos y conexiones low cost para todo el mundo. Si pensas viajar para varios países de la Comunidad Europea, Balcanes, Asia o África, tene en cuenta este hub aéreo.

Por otro lado, su cercanía con  Venecia, los Alpes Suizos o el Lago de Como, hacen que puedas hacer base acá y llegar a estos destinos en tren por el día, y así no pagar una fortuna en esas ciudades hiper turísticas. Tampoco es que Milán es tan barata, pero algo se ahorra.

Comunicada con todas las ciudades de Urine drug testing detection Italia vía tren, si compras los pasajes con tiempo podes encontrar tickets muy baratos (en tren a 270 km/hora llegas a Roma en 3 horas) y los precios mejoran si se compran con tarjeta de crédito de algún amigo italiano. Un dato: si perdés un tren regional, podes tomar el que sigue!

milan

La comunicación dentro de la ciudad también funciona a la perfección. Una red de subterráneo que abarca toda el área urbana, buses, tram, trenes, bicis públicas y car sharing, te llevan a todos lados en muy poco tiempo. El boleto urbano te dura 90 minutos y lo podes combinar con varios medios de transporte a la vez. Si tenés pensado usar el subte durante todo el día, comprate el boleto jornalero que es ilimitado.

El underground milanés

Una de las costumbres más lindas que tiene Milán es el aperitivo a la tardecita, donde en todos los bares comprando un trago, tenés acceso libre a la mesa de comida. Los bares en la zona del Naviglio se llenan de gente de todo el mundo, se come, se bebe y se siente la atmósfera de esta ciudad tan a la vanguardia pero a la vez, tan antigua.

En el barrio de Niguarda por ejemplo, proliferan los “laboratorios” como se les dice acá a los talleres artísticos, ya sea en madera, para hacer collage o para aprender a filmar en Super 8. Este barrio o quartiere es conocido como el bastión de la resistencia fascista durante la Segunda Guerra Mundial. Grandes paredes pintadas, edificios comunitarios con grafitis con leyendas “Niguarda antifascista”, evocan no sólo a la valiente Withdrawal symptoms from letrozole Resistencia sino a la clase obrera italiana en su estado más auténtico. Bien cerquita de esta zona, el Parque Norte es una verdadera belleza paisajística para recorrer.

milan

Acá la milanesa se llama “cotoletta a la milanesa” y se fríe en manteca. El vin brulé (vino caliente dulce) es una linda costumbre para los inviernos helados que se viven en la ciudad y si me preguntan dónde comer, yo te mando derechito a La Magolfa: céntrica pero barrial, un poco escondida del barullo turístico, barata y bien pero bien genuina. En zona Naviglio Grande, hacen una pizza de pera y gorgonzola tremenda!

Como pasa en todos lados, nada mejor que un amigo local para meterte en la trama profunda de un nuevo lugar. Acciones culturales por todos lados, música, talleres e intercambios artísticos desbordan por esta ciudad productiva y sofisticada. Están ahí, a la vuelta de la manzana, sólo hay que saber encontrarlo.

M.Carla Oller

Periodista nómade con ganas de colaborar y contagiar su perspectiva turística y cultural. Viajó mucho y vive en Capital. Trata de estar activa y anda siempre buscando qué hacer.