Música

De la Rivera y la pasión musical

Por Franca Garat

En la Argentina existen algunos lugares que respiran música, Buenos Aires, La Plata, Rosario, entre los más importantes. Otra de las ciudades que vive por y para la música es Villa María en Córdoba, de este lugar surgió una de las bandas electro-funk del momento, De La Rivera, quienes acaban de editar su nuevo disco Cassettera producido por uno de los grandes de la música. Pero no nos adelantemos, vayamos paso a paso repasando la historia de la banda junto con Gastón Pérez Rivera, miembro fundacional del grupo que también integran Lucas y Tomás -sus primos-.

Hace unas cuantas décadas atrás dos hermanos formaron pareja y se casaron con otros dos hermanos, así comienza la biografía de los primos Rivera, todo muy en familia. Probablemente esa intimidad y constante apego musical movilizó a Lucas, cuando no había más que el sueño de armar una banda y siendo el mayor, a enseñarle a sus primos los principios sonoros con ese afán. Ese camino, arduo pero conocido para cualquiera que quiera vivir de la música, que los encontró presentándose como banda allá en el 2000.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/2554182″ params=”auto_play=false&show_artwork=true&color=ff7700″ width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]

Me imagino que en sus inicios estuvieron rodeados completamente de música ¿Cuáles crees que son las influencias que formaron el concepto de De La Rivera?

De chicos arrancamos tocando los Beatles y no podemos negar que los Illia Kuryaki son una gran influencia. Yo los vi en vivo cuando tenía 12 años en una cancha de básquet cuando presentaban Chaco en Villa María y dije: Chau, ¡que es esto! También nos curtíamos de las influencias de nuestras influencias, gracias a Emmanuel Horvilleur empecé a escuchar a Maxwell o a Prince. A nivel latinoamericano nos gustaban Los Tetas de Chile, Los Amigos Invisibles de Venezuela. También nos curtimos muchísimo con el funk de los ‘70, The Gap Band y Jamiroquai. Yo tenía un hermano más grande que me pasaba la música nueva de los ‘90 como los BeastieBoys, Lenny Kravitz y los Red Hot. Así era como yo aportaba eso y mis primos cargaban la discoteca gigante con discos de vinillos de su papá, nutriéndonos tanto con lo nuevo como con lo viejo.

No caben dudas que Cassettera es un disco súper climático, electrofunk de los ’80, house francés y synth pop juegan y despiertan ganas de moverte, ponerte a bailar. Buenas vibras se comienzan a sentir en el ambiente mientras suenan letras tanto en inglés como en el español. El público en general no está acostumbrado a escuchar una banda local que apueste, o genere, estilos de esta estirpe pero,luego de varias pasadas a su discografía, uno puede afirmar la calidad y calidez que invita a que uno también apueste por estos grupos.

“Hay una cuota de trabajo, que somos conscientes que tenemos, y una cuota de milagro que llegó”. Ph: Esteban Camandone

Sin lugar a dudas se nota diferencias en los discos del grupo, más allá de mantener la esencia ¿Qué cambios notan ustedes desde adentro?

Básicamente el proceso creativo fue distinto. El primero fue Volumen 1 fue un reencuentro después de no tocar juntos por muchos años, el volver a conectarnos. Es demasiado ambicioso para el oído común, aún así hubo gente que se re copó. Es un disco bastante colgado, instrumental, difícil de digerir y a la vez hay una traducción a un oído más común con estribillos más trabajados, más catchy, más pegajosos. Y, por otro lado, a Cassettera lo teníamos listo para el verano anterior, ya estaba bastante cocinado pero estábamos demorados por el arte de tapa. El juntarnos con la gente correcta, mantener una idea, la postproducción llevo tiempo, queríamos hacerlo bien. Mientras tanto, largamos Flash como un anticipo y no veíamos la hora de mostrarlo.
[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/63493687″ params=”” width=” 100%” height=”166″ iframe=”true” /]

Cassettera, por varios motivos, aseguró todo para que se pudiera llevar a cabo aquella masterización deseada en un buen estudio, lo que nunca pensaron es que Los Ángeles iba a ocupar ese lugar y Brian “Big Bass” Gardner ser esa persona. Con el diario del lunes suena fácil decir que la misma persona que produjo discos de la talla de artistas como Madonna, David Bowie, Michael Jackson, entre otros miles, editó Cassettera. Pero las cosas no fueron ni tan simples ni tan accesibles, como lo retrata el propio Gas…

En L.A. me empecé a dar cuenta que todo está al alcance y que la podes pegar, por talento y suerte, o te podes quedar al costado mirando como todo brilla. Pensé que no tenía nada que perder entonces iba a Starbucks y empezaba a mandar mails y mails. Luego de un tiempo me encuentro con Brian Gardner por su web, yo le mande lo que hacíamos nosotros, le lloré, me pasó los precios pero no había chance, ahí empezó un ida y vuelta de negociaciones y nos terminó haciendo la onda porque llegamos a un precio más que razonable. Entonces me pasó tres temas nuestros masterizados por él para ver que me parecían y al instante se los pasé a mi primo para que lo escuche en el estudio y me dijo que sonaba una bomba. Y así fue, hay una cuota de trabajo, que somos conscientes que tenemos, y una cuota de milagro que llegó. La ayuda extra no viene sola, viene porque le ponemos huevo.

“Nos definimos como una banda de electro-funk porque no hay muchas y en Argentina no conocemos bandas así”. Ph: Esteban Camandone

Los estilos diferentes son bastantes cuestionados por público y la industria en Argentina, más bien en América, que no se les caiga las medias. Aquellas bandas que apuestan a algo atípico se encuentran con más frenos y barreras que el común de los grupos, falta de lugares para tocar y de productoras que editen son los recurrentes. Gastón es consciente de esto, lo vive en carne propia día a día, pero a diferencia de aquellos que solo levantan su voz para quejarse se movilizó. Hace ya un tiempo, y junto a las bandas locales HipnóticaRayos Láser y Juan Ingaramo, dio forma a Discos Del BosqueUn proyecto que vale la pena descubrir, entrar y descargarse gratis todos los discos de las bandas sumadas al sello.

¿Podrías definir que es Discos Del Bosque y cuál es su función?

Nos gusta pensarlo como un colectivo artístico, la idea es ayudarnos. En definitiva es una plataforma para bajar nuestro material disponible para quien quiera. Lo integran Hipnótica, Rayos Láser, Juan Ingaramo y De la Rivera. Apunta a que la gente nos escuche, colabore, y que también asista más a los shows en vivo, ya que es algo que todavía cuesta. Pero el apoyo en las redes es muy importante y es donde encuentran su refugio de promoción.

Por ejemplo Cassttera tuvo descargas de USA, México, Nueva Zelanda, países que te preguntas de dónde te sacaron y en una semana superamos las mil descargas. Internet es super importante, por más que no lo sepas usar, solo con intentar y apostar algún resultado te va a dar.

Nos definimos como una banda de electro-funk porque no hay muchas y en Argentina no conocemos bandas así. Además apostamos a crear un nicho, a que la gente se dé cuenta que es una propuesta distinta. Tampoco nos molestan las comparaciones con los Kuryaki, nos hacemos cargo porque nos gustan, nos parece que es la banda más novedosa que salió de la Argentina y el curtirse y nutrirse de ellos no nos parece mal”.

De la Rivera es una banda llena de ganas de triunfar, de esas que se proponen objetivos, por lo general ambiciosos, y seguro los van a lograr. Nunca bajaron los brazos como banda, mantienen esa unidad familiar, bien fraternal,y ese sueño de banda de garage que quiere llegar a lo más lejos posible. A todo lo anterior le sumaron talento como lo atestigua su propuesta musical, sus melodías, todo su material artístico.

Cassettera estará en mi top 10 de discos del año sin lugar a dudas. Despertarse, ir por la ciudad escuchando Flash no tiene precio, siempre una sonrisa aparece. Al medio día, Los Principiantes es una buena razón, con su leve touch de rock y todo el funk, para mover la cabeza. Ya llegada la tarde el día se corona con Corazón su chillin mood baja los decibeles de tu cuerpo, relajándote, abstrayéndose del mundo que te rodea. Más allá de mi seguridad en que De La Rivera llegó para quedarse, mi convicción está firme en que llegaron para disfrutarse.

Franca Garat

Es curiosa por la música, divertida y se deja llevar por lo que le gusta para escribir. Estudia periodismo y tiene un amor platónico con varios raperos.