Música

De paseo con Foo Fighters

Por Mauri Llaver

Muchas veces caemos en la cuasi-prefabricada expresión http://www.gestiona.es/testosterone-enanthate-250-dosage Testosterone enanthate 250 dosage “recorrido musical” para hablar de un disco o de una canción que parece llevarnos de viaje; esta vez la voy a poder usar en su forma más literal.

Al mejor estilo circo ambulante, http://historyarticles.com/what-is-deca-used-for What is deca used for Dave Grohl y compañía recorren las cuatro dimensiones del territorio e historia musical de los Estados Unidos logrando como producto final un blend de historias, sonidos y personajes encontrados en el camino. Chicago, Virginia, Nashville, Austin, Joshua Tree (California), New Orleans, Seattle y New York fueron las elegidas como centros para la creación de las ocho pistas que componen a Stanozolol em comprimido Sonic Highways, el octavo disco de estudio de la banda.

En términos musicales el disco es indudablemente un típico http://steroidsbesthgh.com/what-is-the-half-life-of-masteron_it/ What is the half life of masteron made in Foo Fighters. El ADN rockero que lleva en el núcleo tiene los inconfundibles genes de la banda y su expresión viene perfectamente orquestada por el trío de guitarras Proviron anavar kuur Grohl http://lindasfinefoods.com/clenbuterol-reviews-youtube Clenbuterol reviews youtube Shiflett Sustanon with tren Smear, el bajo de http://www.azamericasat.net/winstrol-solo-cycle Winstrol solo cycle Nate Mendel y la batería de http://festejossantairene.com/?top=trenbolone-enanthate-coming-off Trenbolone enanthate coming off Taylor Hawkings. Pero como si esto fuera poco, el recorrido (¿viste? En algún momento iba a caer) cuenta con invitados de la talla de Z czym brac boldenon Rick Nielsen (Cheap Trick), Gary Clark, Jr., Ben Gibbard (Death Cab For Cutie) o Joe Walsh (The Eagles). Formidables acompañantes, ¿no? De cualquier manera, piezas como Something From Nothing flirteando por momentos con el funk, o Subterranean, grabada en Seattle (y no casualmente la parada más oscura del disco), evitan la caída en la monotonía y hacen que se presente de forma explícita el crisol de culturas y tradiciones del cual tanto se jactan en el país del norte.

Pero como aparentemente el despliegue geográfico no fue lo suficientemente novedoso, todo el proceso, incluyendo entrevistas con músicos locales (la lista y la calidad es prácticamente infinita), sesiones de ensayo y grabación, fragmentos de shows históricos y toda la intimidad de la banda, quedaron registradas en formato de mini serie, dirigida por el mismo Grohl para HBO. Los 8 episodios –uno por ciudad/canción, obviamente- fueron emitidos durante 8 semanas alrededor de la fecha de lanzamiento del disco. Desde las primeras incursiones musicales de cada uno de los miembros de la banda –incluyendo mucho Nirvana en el episodio de Seattle- hasta una entrevista con el presidente Barack Obama discutiendo la historia musical de EEUU en el último episodio, el recorrido audiovisual (oops, I did it again) tiene no sólo una notable calidad de producción, sino también un gran valor documental.

Indiscutiblemente, Sonic Highways conforma una experiencia completísima. Es una invitación al día a día de la banda haciendo el disco, es un recorrido por la riquísima historia musical de un país que dio una vastísima gama de artistas a lo largo de los años y es un disco que hace lo que los discos tienen que hacer: sonar bien. Dentro de muy poco, más precisamente el 18 de enero, en el Estadio Único de La Plata, vamos a tener la oportunidad de ver qué más tiene la banda para agregarle al combo, en formato vivo. Los antecedentes indican que va a ser una fiesta y la actualidad de la banda no hace más que sumar a la anticipación. Habrá que estar ahí para vivir, sentir, escuchar y, por qué no, ser parte de este bendito recorrido.

Mauri Llaver

Estudiante de Doctorado en Química pero amante de la escritura. Lleva el periodismo en la sangre y los pelos al ritmo de su playlist rockero.