Libros

¿De qué hablamos cuándo hablamos de leer?

Por Cintia Alvarez

La 43° edición de la http://steroidsbesthgh.com/arimidex-and-bladder-problems_b9/ Arimidex and bladder problems Feria Internacional del Libro de Buenos Aires (en lenguaje 3.0 http://muscle-building-steroids.com/clen-clomid-cycle_og/ Clen clomid cycle #FILBuenosAires) es un Dianabol cycle video canto a la lectura y a la escritura. Para muestras bastan su historia a lo largo de todos estos años; sus pabellones repletos de libros, editoriales y actividades culturales para todas las edades; y, por sobre todo, la Boldenone base transdermal presencia de escritores y autores de gran renombre que nos acompañan durante casi 3 semanas.

Se sabe, o al menos la mayoría parece coincidir en esto de que Trenbolone enanthate log todo escritor es, principalmente y ante todo, http://royalmaderavineyards.com/boldenone-naturally-occurring Boldenone naturally occurring un lector. Por eso, nos tomamos la licencia de contar con un cuarteto de excelencia para analizar el rol del http://kenwoodliquors.com/oxymetholone-prohormone Oxymetholone prohormone lector, en general, y de Dianabol half life ellos como lectores. Con ustedes: Trenbolone a Olivier Bourdeaut, Alberto Manguel, Bernhard Schlink y Alessandro Baricco. El orden responde a sus participaciones en la agenda de la Feria.

Una de las primeras visitas internacionales fue http://royalmaderavineyards.com/low-testosterone-signs-and-symptoms Low testosterone signs and symptoms Olivier Bourdeaut, autor del best-seller Esperando a Mister Bojangles. El escritor francés brindó una charla abierta, y habló de su http://steroider-kobe.com/methandienone-vгўsгўrlгўs_wh/ Methandienone vГЎsГЎrlГЎs rol como escritor (“luego de 35 años de fracasos en todos los campos”, señaló) y de su Haloperidol 0.5 mg rol como lector: “… Ambroxol y clenbuterol gotas la literatura llegó a mi vida por ausencia de elección, porque nací en una familia en la que Masteron and cypionate cycle no había tele. Pero, la literatura no es incompatible con la televisión. Me gustó tener esa opción porque me permitía elegir entre el aburrimiento y la literatura, ambos excelentes para la formación de los niños. En el living de la casa de mis padres había una gran biblioteca, y yo iba a pescar muchos libros allí. Y cuando uno es niño, una biblioteca de 2 metros y medio de alto nos parece un gigante. El nivel intelectual de las lecturas se condecía con el nivel de los estantes. Sabía que si me ponía en puntitas de pie tenía acceso a libros que no me estaban permitidos. Así que la lectura me salvó. En ese momento, me di cuenta de que las palabras podían ser más interesantes que las imágenes, que había palabras que nos podían impedir dormir para terminar el capítulo. Y esa sensación me pareció agradable”

olivier bourdeaut

Por su parte, el miércoles 3 de mayo fue el turno de Alberto Manguel, Director de la Biblioteca Nacional (uno de los tantos roles en los que se desempeña). Participó de Diálogos entre traductores, organizado por AATI (Asociación Argentina de Traductores e Intérpretes). Aprovechó el espacio para hablar de varias cosas, entre ellas la relación entre la traducción y la lectura. “No hay nadie que lea tan profundamente como un traductor. En mi adolescencia, me di cuenta de que mis amigos no podían leer los libros que yo leía en su idioma original. Entonces me puse a traducir para compartir textos que me gustaban. Para mí, es como una extensión de la lectura porque todo lector sabe que la lectura es un acto solitario, íntimo, pero conduce a compartirlo. Cuando uno lee un texto que le gusta, corre a la calle y agarra a una persona por las solapas y le dice: “Tenés que leer esto

alberto manguel

El pasado viernes 5 de mayo tomó la palabra Bernhard Schlink, el autor de libros como El lector y Mujer bajando una escalera, participó de una conferencia organizada por Goethe Institut y por Fundación OSDE. El escritor y jurista alemán habló sobre los vínculos -aparentemente imposibles a priori– entre ambas actividades: el derecho y la literatura.

En su paso, nos dejó un par de frases para pensar y pensar-se como lector.Uno lee para vivir más vidas, para vivir otros tiempos, otros lugares y encontrarnos con otro tipo de gente. Principalmente, ensayamos en la lectura para conocernos y para enfrentarnos a nosotros mismos, para reconocernos y experimentarnos. La literatura – como la historia- amplía, ensancha la vida. Nos permite acercarnos otros, y prepararnos para lo nuevo, nos sensibiliza para los desafíos ¿Un bonus? “He leído a Borges y lo amo”, sintetizó.

Además, se refirió a Buenos Aires, en particular, y a toda la Argentina, en general, como un país en dónde se lee, y mucho; motivo de celebración para el autor.

bernhard schlink

El sábado 6 de mayo, la Feria del Libro se tiñó de acento italiano al recibir a Alessandro Baricco, autor del celebrado Seda y La esposa joven, entre otros títulos. Para el escritor, el rol del lector es fundamental porque todos los libros cambian después de ser leídos. Tienen una vida propia durante años”. Además, contó la anécdota de los años en los cuales fue librero junto a otros artistas. “Vendíamos sólo 12 libros (risas), luego ampliamos a 18 (risas). La idea central era que cada libro sea elegido por cada una de las personas que participábamos y expresáramos nuestro pasión por ese libro. Vale aclarar que esa idea surgió en el contexto de las grandes cadenas de librerías. Al final tuvimos que desistir y cerrarla porque facturábamos 5000 euros al año. Pero, igualmente, éramos felices”.

Por su parte, frente a esta situación, Alberto Manguel, Director de la Biblioteca Nacional, remató: “Qué algo sea imposible no es una razón para no hacerlo”

alessandro baricco

Es probable que las respuestas a la pregunta del título de esta nota -en versión carveriana- sean múltiples y existan tantas como lectores, pero quizás nos acercamos bastante a una gran noción de lector. O al menos estamos a merced de grandes autores que, a priori, se rinden ante la lectura.

 

Cintia Alvarez

Licenciada en Comunicación Social y periodista de moda. Muy musical. Ama reír y leer. Adora los accesorios que hacen la diferencia, especialmente la personalidad y el humor.