Libros

Decisiones difíciles: “Si Decido Quedarme”

Por Deborah Kuperman

Como amante de la lectura, creo que hay dos tipos de libros:  aquellos que cuentan una historia con personajes históricos, irreales, inalcanzables, pero que admiramos; y aquellos en donde nos sentimos tan identificados con la manera de pensar del protagonista, que nos sumimos en su lectura como si estuvieran contando nuestra propia vida.

Aunque ambos cumplan con su cometido –extraernos de nuestro día a día para llevar nuestra mente a otro universo-, los libros que cuentan historias que podrían ser la nuestra, son aquellos que no podemos dejar de leer, por los que no vemos las horas de volver a casa para retomar su lectura o que llevamos con nosotros para poder leer, en cada pequeño momento libre,  aunque sea un párrafo más.

“Si Decido Quedarme” es uno de estos libros. La historia de Mia es dolorosamente hermosa, simplemente brillante y está llena de emociones intensas.

Nuestra protagonista lo tiene todo: la familia que cada uno de nosotros quiere tener, un novio que nos hace suspirar cada vez que aparece, talento musical y un futuro prometedor adelante. Si bien es cierto, que la escritora Gayle Forman nos pinta un escenario lleno de clichés y  un relato que tendemos a pensar como la típica “novela de amor adolescente”, al inmiscuirnos en la lectura, descubrimos que nos plantea posicionarnos en la piel de una chica que tiene que tomar una de las decisiones más difíciles que cualquiera de nosotros podría atravesar: ¿Vivir o morir?

No cualquier escritor tiene la capacidad de dejar al lector con sentimientos tanto de tristeza como de esperanza, que persisten en nuestra mente y por los cuales no podemos evitar pensar cuál sería nuestra reacción de estar en los zapatos de Mia.

Con una forma de escribir fluida, pero a la vez profunda, y pasando por momentos de felicidad y humor hasta por momentos de desorientación absoluta, la trama de “Si Decido Quedarme” nos lleva por momentos de la vida de la protagonista en donde conocemos la relación con su hermosa familia, y con Adam, su novio rockero.

Atravesada por un romance cautivador pero dulce y realista, la trágica historia de esta chica nos llena de esperanza, y nos conduce a la búsqueda de respuestas a preguntas que todos alguna vez nos hicimos o nos haremos en algún punto.

Además, nos plantea cómo la vida está llena de situaciones y personas completamente distintas, pero que se complementan; Las diferencias de pensamientos entre Mia -chelista- y su novio Adam -guitarrista y cantante de una banda punk-, entre ella -amante de lo clásico- y una familia descontracturada y desorganizada (pero siempre llena de amor); entre Nueva York y Oregon, entre Yo-Yo Ma (un violonchelista internacionalmente conocido) y The Clash.

Esa es otra de las constantes que encontramos en este libro: la música. Sea clásica o sea rock; la música es una gran parte de “Si Decido Quedarme”, cuyas páginas están llenas de referencias y alusiones a diversos artistas de los distintos géneros. ¿Es que acaso hay algo más inmortal que la música o el amor?

Tal vez, este libro narre lo que dicen que sucede cuando vemos “toda nuestra vida transcurrir al frente de nuestros ojos” antes de morir. Pero para averiguarlo, recomiendo la lectura de un libro imperdible y apasionante, lleno de amor, amistad, compañerismo, pérdidas, tragedias y por sobre todo, lleno de decisiones.

Deborah Kuperman

Adicta a los libros y exploradora de todo tipo de lecturas. Viajera frecuente. Escucha música todo el día, en su cabeza. Periodista profesional.