Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Libros

De la prensa del corazón, a las listas de los libros más vendidos

Por Jesús Díaz

Dice que nació en un humilde pueblo de la Barcelona de los años 70 y que por entonces la palabra ‘maricón’ no era ni una gracia de agrado. Dice que nunca soñó con ser alguien grande; los pasos que siguió (muy cercanos al opus dei) fue más para contentar a su padre que a sí mismo. Una infancia marcada por un enorme esfuerzo por ocultar su homosexualidad. La misma que ahora, cuarenta y dos años después, muestra destilando morbo sin tapujo delante de una audiencia que se pega al televisor por verle en escena.

Aunque se moría de las ganas de ser el chico atractivo de la clase, se tuvo que conformar con ser el chico rechoncho, bajito y de clase humilde que nunca llamaba la atención. Sin pena ni gloria pasaba su juventud, ante una sociedad que contemplaba con ahínco el surgir de nuevos movimientos sociales, tales como la movida de los ochenta. Pero por aquella época, Jorge Javier, personaje y autor de la novela, sacaba adelante sus estudios asistiendo a unas clases impartidas por instituciones más bien cercanas al opus dei mientras intentaba ocultar a la vista de todos su homosexualidad.

La vida iba en serio retrata con una excesiva ironía y crudeza cómo una floreciente adolescencia puede convertirse en una tortura constante. Jorge Javier Vázquez, autor de la obra, refleja cómo por entonces, a mediados de los años 70, su padre y su madre trabajan sin cesar para que él y sus hermanas pudieran estudiar. Vio pasar por delante de sus ojos el cariño de un padre que nunca mostraba su afecto a sus hijos al mismo tiempo que subrayaba, en ocasiones, su carácter machista: él estudiaría, era el hombre, sus hermanas…

¿Y cómo decir en aquella época, con aquel padre, y una callada y sufridora madre, que él, el hombre, era homosexual? ¿Cómo decir que se moría de ganas de acostarse con un hombre y hacerle todas aquellas cosas inimaginables que pensaba y deseaba con tantas ganas? La vida iba en serio no es solo el reflejo de una época y el pensar de algunos padres, sino también los ‘quiero y no puedo’ de una generación. Una generación de “maricones” que se escondían, por temor a perder el afecto de una familia.

Jorge Javier Vázquez, pese a lo que muchos puedan pensar, da una gran bofetada a todos los prejuiciosos y expone una obra bien narrada, coherente desde el principio y bien dosificada. A través de unos cortos capítulos el autor invita al lector a conocer el mundo desde perspectivas diferentes: la de la madre, siempre pensando en el bienestar de sus hijos; la del padre, que tan solo busca que su hijo sea un hombre ‘de bien’; la de Jorge, homosexual y con tremendo miedo de defraudar a su padre…

Es sin duda este relato una obra que a veces parece sacada de una de las primeras películas de Almodóvar, y no por la temática gay, sino por lo rocambolesco que son algunas escenas que narra. Vázquez sorprende gratamente con esta obra, pues no solo cuenta “aspectos de su vida”, como dice él, sino también reflexiona sobre tabúes que hoy en día están presentes en la sociedad, como es el sida. Destaca también de este ya éxito literario su estilo, sencillo y directo, quizás con el objetivo de llegar a todos los lectores o a sus más fieles seguidores televisivos.

El lector no perderá en ningún momento el interés en esta obra cuyo ritmo no decae durante toda la narración. Sí habría que destacar como elemento negativo que en La vida iba en serio ciertas tramas, bien por ser entretenidas o por parecer importantes para entender a los personajes de la obra, pasan de largo sin apenas importancia. Jorge Javier Vázquez parece que no es del todo consciente de que sabe explotar una faceta que tiene más que cultivada: enganchar al espectador alargando la espera.

En ocasiones el lector tiene que deparar de leer, pues las situaciones que narra el escritor son demasiado tórridas. En otras ocasiones, el lector tiene que parar de leer porque constantes ataques de risa le sobrevienen y,

steriods for sale

en ocasiones, el lector tiene que parar de leer porque… la crudeza y frialdad de ciertos pasajes merecen tiempo para una reflexión.

Estamos ante un personaje televisivo que ha presentado numerables espacios y enganchado a más de cinco millones de espectadores. Se ha desnudado en público y ha hecho ciertas confesiones para más de uno desagradables. Se ha llegado a someter a un polígrafo en directo… Jorge Javier Vázquez consigue lo que pocos, que te olvides de él y te sumerjas en una historia divertida y amarga a la vez.

Con el apoyo de Telecinco (una de las cadenas más seguidas en España) y la editorial Planeta, el presentador consiguió en pocas semanas ascender a la lista de los libros más vendidos. Más de 50.000 ejemplares se vendieron en pocas semanas. Antes de salir una primera edición ya se estaba preparando la segunda. Por el momento, y a tan solo dos meses de su publicación, La vida iba en serio ha conseguido vender más de 200.000 ejemplares y competir con autores de la talla de E.L. James (Leer nota) , María Dueñas (Leer nota) o Ken Follett.

Y si te esperas encontrarte con el otro mundo, Sálvame (espacio que presenta diariamente el autor en la franja del mediodía), con esas situaciones surrealistas y esas declaraciones fueras de contexto, también podrías leerte este libro. No te dejará indiferente. Ok, Vázquez no es Quevedo ni Bécquer, tampoco es Follett ni Murakami; Vázquez tan solo es uno más que ha entrado en el mundo editorial como elefante en una chatarrería, haciendo mucho ruido, como otros tantos de autores. Pero ¡cuidado! al menos este autor sabe escribir.

Jesús Díaz

Español, periodista y doctorando en Publicidad y RRPP. Defensor a ultranza de la cultura mainstream. Amante de las series, los libros y el cine. "Con un buen enfoque, de cualquier cosa se puede escribir".