Música

Discos nuevos para escuchar en junio

Por Ale Yunes
  • Zulu Winter – Language

La opera prima de los muchachos de Londres se nos presenta como un nuevo exponente dentro de esta última oleada del britpop tan relacionado con el indie  y el minimalismo. En tan solo un año la banda británica logró gran popularidad y editó este Language, que vendría a ser la cola de aquel desfile de indie britanico menudo que comenzó con Arctic Monkeys y Bloc Party. Lindos pasajes de guitarra acompañados de bits constantes de guitarra, liviano pero efectivo.

  • Sleigh Bells – Reign Of Terror

El segundo disco del dúo estadounidense es una perlita, supera ampliamente al primero y se postula como uno de los discos del año. Si antes mencionábamos a un grupo que se enlistaba bajo el nuevo indie, ahora escuchamos uno que abiertamente se pone detrás de The Ting Tings y Black Keys en las filas de parejas -guitarra/batería- bien rockeras que fomentó White Stripes. Mucho riff que acompaña los duros golpes de batería, abundantes cortes y la voz de Alexis Krauss que se desgarra o endulza según la necesidad.

  • Here We Go Magic – A Different Ship

El tercer LP de la banda liderada por el ignoto Luke Temple que cambia el folk que presentaban los antecesores para brindar un excelente muestra de pop versátil. Otra gran obra por parte de los norteamericanos, que utilizan todas las variantes de este estilo para dar lugar a un álbum climático con altibajos que exaltan en partes y abolla en otros.

  • Mount Eerie – Clear Moon

Este es el quinto disco de la banda liderada por Phil Elverum, quien también es frontman de The Microphones, este que seria el “segundo proyecto” del norteamericano es el que le permite experimentar y, en esta ocasión, nos trae un álbum dilatado, sumamente parsimonioso. Elverum compone muy bien, arma meticulosamente sus proyectos musicales, de manera tal que cada instrumento trabaje en función del concepto que propone. Claro ejemplo es este nuevo LP, donde para dar sentido de inmensidad deja guitarra y batería en segundo plano, así escuchamos en lo lejano un prolijo pop, en un primer plano la voz relajada de Elverum y una constante reverberancia de sintetizador.

  • Edward Sharpe and The Magnetic Zeros – Here

El segundo disco de los norteamericanos nos devuelve a la década del ’70, nos entregan un gran trabajo repleto de gospel, folk, jazz y mucho más. Hay que resaltar la parte del gospel, porque el álbum esta compuesto principalmente por himnos a Edgard Sharpe, el personaje creado por Alex Ebert -cantante de Ima Robot-, que así como lo hiciera Nietzche con su Zaratustra, presentan un alter-ego con ropas de mesías para adoctrinar a la raza humana. Si dejamos todo esto de lado, tenemos una excelente propuesta para los amantes del gospel y algo cuanto menos atractivo para aquellos que no suelen acercarse al género.

  • The Beach Boys – Thats Why God Made the Radio

Si, están de nuevo los Beach Boys, con su disco número 29! Parece que el homenaje que le rindieron en los Grammy les dio un nuevo empujón. Ahora bien, para los que se pregunten qué podemos llegar a encontrar en este nuevo disco que no hayamos escuchado antes de los californianos, una sola respuesta, nada, apuestan a la formula de siempre, todo el pop, mucho juego vocal, lo usual. Y tampoco está mal, hacen lo suyo y lo hacen muy bien, además, si escuchándolos tenemos una regresión hacia los ’60 y automáticamente nos imaginamos en la soleada California en un descapotable conduciendo al lado del mar, tiene su riqueza y nunca está de más.

  • Japandroids – Celebration Rock

Para cerrar, otro dúo, esta vez canadienses ellos, que presentan su excelente tercer disco. A diferencia de las parejas guitarra/batería que habíamos mencionado antes, estos muchachos se inclinan hacia el punk, lo cual le imprime mayor vértigo. Un estilo al que le suman mucho del indie rock y el minimalismo pero solo para condimentar su punk, con reminiscencias de la vieja escuela, en especial la furia para interpretar sus canciones. La verdad que es remarcable lo de este duo porque se inventan un estilo donde parece estar todo ya inventando, podemos encontrar parecidos con otros grupos pero a su vez ninguna semejanza. Hay que apostar por este grupo que hasta ahora en sus tres discos viene en crecimiento y, en especial, por su Celebration Rock que será sin dudas uno de los discos de este 2012.

Ale Yunes

"Una vida dedicada al cine y la música". No vamos a indagar cuantos años, pero damos fé de que el muchacho sabe y hace cosas de puta madre. Hace poco descubrió su nueva pasión: la escritura. Realizador audiovisual.