Música

Discos y Singles que marcaron nuestro 2013

Por Maxi Tell

Sin intención de jerarquizar nos dispusimos a elegir aquellas bandas y canciones que hicieron de nuestro 2013 un año más agradable. Con un variado repertorio Editores y Columnistas de nuestro Staff de Música eligen sus perlas musicales del año. No es un ranking, es una serie de recomendaciones para que completes tu playlist con un esquema de 3 Discos y 1 Single, vos también podés comentar cuales fueron tus más escuchados. Lean, sigan y escuchen las recomendaciones de Ludmila, Franca, Josefina y Mauri  Jr que al final les dejo otros links para descubrir y bailar.

Por Ludmila Llaver

AHJ EP Albert Hammond, Jr

Hay cds que simplemente tienen ese je ne sais quoi que, desde la primer escuchada, nos hace saber que hay algo único. AHJ es un disco que cautiva desde la primera hasta la última canción, con una atmósfera íntima y reflexiva pero poderosa a la vez, demostrando que el guitarrista de The Strokes es más que capaz de hacer excelente música fuera de su banda madre. El gran defecto: sólo tiene 5 canciones.

Colours In the Dark Tarja Turunen

Después de dos discos tratando de encontrar su lugar entre los mundos del metal y la ópera, Tarja finalmente encontró su sweet spot. Colours In the Dark le hace justicia con todas las letras a su increíble talento vocal, que logra (¡al fin!) complementarse a la perfección con el metal y alguno que otro ritmo exótico oriental. Sin dudas, un must para los aventureros musicales.

Paramore Paramore

Ex fan-pero-no-tan-fan de la banda, el último trabajo homónimo de Paramore terminó de volverme loca y empujarme definitivamente al fanatismo. Los liderados por la multicolor Hayley Williams se despacharon con un CD irresistible, picante y muy personal, que ofrece algo para todos los gustos, incorporando una variedad de sonidos al pop-punk característico de la banda (¡coros góspel!!!). La frutillita del postre: la excepcional performance de Hayley.

Leer todo lo que nos pasó con Paramore

Canción del año:
Cooker Ship – Albert Hammond, Jr.

Por Franca Garat

Bangerz Miley Cyrus

Como joven de 20 años, Bangerz logró esa identificación profunda en todos los sentidos. Este es ese tipo de álbums que estaría en el soundtrack de nuestra vida en este momento. Cada canción expresa distintos sentimientos, desde el amor, desamor, las ganas de fiesta, ganas de sacar la lengua y animarse al twerk. Con Bangerz, Miley se despidió de aquella Disney Girl que solía ser de la manera más controversial, para dar comienzo a una nueva etapa en su vida.

Leer reseña completa del Disco

Magna Carta Holy Grail Jay Z

La unión del arte y la música se ven reflejados en Magna Carta Holy Grail. Canciones increíbles como lo son Picasso Baby, Fuck With Me You Know I Got It y Somewhere in America hicieron que éste álbum sea uno para tener en cuenta de este 2013. En esta nueva faceta de Jay Z como padre, se ve que le esta yendo increíble. Nunca olvidaré el Picasso Baby y la sobredosis de arte que hay en su video.

Leer reseña completa del Disco

Pop Nacional Juan Ingaramo

Juan Ingaramo logró que sus canciones estén en nuestros días, en nuestros viajes y aquellas idas al gimnasio. Este es un disco cargado de energías que te harán pensar, bailar y enamorarte. Pop Nacional tiene ese estilo especial, ese pop amigable que te termina sacando una sonrisa. La cotidianeidad que suele expresar a través de sus letras, es una de las mejor cosas que hace.

Leer reseña completa del Disco

Canción del año:
Hold On, We’re Going Home – Drake

Por Josefina Chalde

Once I Was an Eagle Laura Marling

Hay discos que necesitan varias escuchas para convencerte de que estás ante una joya musical. Once I Was an Eagle es un ejemplo de eso. Si con A Creature I Don’t Know, Laura Marling terminó de demostrar por qué es una de las cantautoras más destacadas del momento, con este álbum despliega todo su talento para reafirmar ese status. Dividido en dos grandes partes, con un Interludio como transición de un clima a otro, Marling nos mueve por distintos estados de ánimo: el inicio oscuro, sombrío y melancólico contrasta con el alegre, enérgico y fresco tramo final. Grabado sin su banda tradicional, solo con su chelista y su guitarra, Marling nos trae 16 temas que le rinden homenaje al mejor folk británico.

Leer reseña completa del Disco

True Avicii

Este fue, sin dudas, el año de Tim Bergling, productor y DJ sueco más conocido como Avicii. Este álbum, True, fue un éxito en los charts de varios países, sobre todo con ese verdadero HIT que es Wake Me Up. Electro-dance a full, pero con fusiones folk/country, este disco logra pegarte al menos la mitad de los temas en una pasada. Es efectivo, es súper entretenido, pegadizo y enérgico. No es una obra de arte, pero es un muy buen álbum debut. Con colaboraciones de Aloe Blacc, Adam Lambert, Dan Reynolds (Imagine Dragons) y Mac Davis, Avicii (que ya venía destacándose con singles “sueltos” en los últimos años) emerge como uno de los artistas del momento, para sorpresa de muchos: sobre todo los que no somos amantes de su estilo musical.

Bad Blood Bastille

Este primer disco de la banda londinense de rock alternativo, gusta en la primera escucha. Plagado de temas con potencial de hit como Pompeii o Things We Lost in the Fire, Bad Blood es una buena carta de presentación de estos muchachos que nos recuerdan bastante a Imagine Dragons, Coldplay y Snow Patrol (la voz de Smith sobre todo). Canciones melancólicas, canciones pegadizas; coros que le dan tintes épicos; percusiones y sintetizadores que le agregan esa pizca de pop: Bad Blood tiene lo necesario para ser uno de los discos del año y el comienzo de grandes cosas para los británicos.

Canción del año:
Royals – Lorde

Leer reseña completa del Disco

Por Mauricio Llaver Jr

¡Tré! Green Day

Nacido bajo la sombra de la rehabilitación de Billie Joe Armstrong, la última pieza de la trilogía del cuarteto de Berkeley, es un gran cierre a una idea que a priori se perfilaba como antológica, pero que terminó diluyéndose con toda la turbulencia que sufrió en el camino. Sin la ambición de discos anteriores, pero con una energía y sonido característicos, alcanza con escuchar Brutal Love o X-Kid para darnos cuenta de que, pase lo que pase, Green Day sigue en juego, y con una mano fuerte. Lo que ahora nos queda por saber es cuál es su próxima jugada, y creo que el 2014 va a venir con la respuesta. Y sí, sabemos que este disco se terminó lanzando antes de tiempo, en diciembre de 2012, pero con todo lo que le pasó, le podemos dejar pasar la intromisión, ¿no?.

Loud Like Love Placebo

Nos dimos cuenta que no es el mejor disco de Placebo, pero en un año en el que no hubo lanzamientos rutilantes –en la opinión de quién escribe-, el séptimo disco de estudio de los ingleses salió, al menos en contexto, bien parado. Con un tono levemente más optimista de lo que venimos acostumbrados, las 10 canciones del disco barren un abanico de temas, todo bajo un sobretono sexual importante. Muy interesante para escuchar, pero de retrogusto corto, Placebo nos dejó con ganas de un poco más; veremos qué pasa en sus próximas visitas a la región.

Like Clockwork Queens Of The Stone Age

Tal vez una sorpresa para algunos, y no tanto para otros, Homme y compañía se despacharon con una pieza maestra que, sin duda, va a ser uno de los recomendables en toda lista de los discos del 2013. Sensual, oscuro y por momentos atrapante, la vuelta al estudio después de 6 años de QOTSA fue, y sigue siendo algo para celebrar. Una lástima no haber podido escuchar más del disco en el show en Buenos Aires un mes antes del lanzamiento; pero… ¿quién nos quita la ilusión de volver a verlos?.

Leer reseña completa del Disco

Canción del año:
Fairweather Friends – Queens Of The Stone Age

El 2013 fue un año con muchísima música. Nuevos Discos de grandes artistas y enormes placas de nuevas bandas. Coleccionar y descubrir se ha vuelto el placer más grande de la navegación sonora en estos tiempos. En @negrowhitenet intentamos acompañarte para que escuches todo lo que puedas.

Arrancó para nosotros con un Pop vestido de gala de la mano de Justin Timberlake (Leer reseña 20/20) y el décimo tercer disco de Depeche Mode, Delta Machine, del que les recomiendo el lujo de reseña que hicimos con @dj_RoMix (Leer completa). Al excelente disco nuevo de Dido (Lean la reseña de Maribel D.) le siguió la enorme placa que trajo de regreso a David Bowie. The Next Day nos cambió el panorama, El Duque Blanco encuentra su calidad musical en gran nivel y un sonido bien maridado y, aunque personal, muy universal. (Leer reseña completa).

El quiebre del año llegó con el lanzamiento de Random Access Memories (Leer análisis completo del disco), Daft Punk nos propuso un viaje al futuro visitando al pasado, y sencillamente nos cambió el 2013. De la misma forma AM de Arctic Monkeys nos parece que compite para ser uno de los grandes discos de la década (Lee la reseña completa).

Finalmente, piezas como lo nuevo de KOL, sonidos de Wolf de Tyler The Creator, el último disco de estudio de Phoenix, el Artpop de Lady Gaga o el riesgo que asumió Kanye West con Yeezus (Leer la crítica), también se destacaron en nuestros iPods.

Entre los descubrimientos internacionales, nos encantaron los discos de Tegan and Sara (Escuchar), el surgimiento de Gabrielle Aplin (conocela) y los discos en español de Bosques de Groelandia, Fuga y Fábula, el disco producido por Gordon Raphael de los París París Musique, Nubes en mi casa y Los Telescopios.

Los shows inolvidables sin dudas fueron los de Paramore (Disfrutá de una crónica fantástica), la noche de acordes mágicos que vivimos con John Mayer y Phillip Phillips en Argentina (Ver nota del show) y la velada heavy que fue la Hellish Rock Party II (Leer a todo volumen).

Entre los consagrados del Rock Argentino, a lo largo de 2013 disfrutamos de la madurez de Ciro con 27 (Leer reseña), gozamos de la potencia creciente de El Mató a un Polícia motorizado (Ver disco) y cerramos el año con un gran retorno al estudio de Andrés Calamaro con Bohemio (Escuchálo en la nota completa).

Maxi Tell

Sagaz, lector, divertido y emprendedor. El cerebro de Negro&White y el mentor de muchos temas que marcan nuestra agenda. Un momento para leer algo diferente.