Cine

Divergent: elige tu propio camino

Por Josefina Chalde

Desde el boom Harry Potter, las adaptaciones cinematográficas de sagas literarias han sido una constante en los últimos 12 años. Algunas fueron exitosas, ya sea por la calidad de las adaptaciones o simplemente por la gran base fan que tenían los libros. Otras directamente fueron un fracaso, no les fue bien en la taquilla y quedaron fuera de juego.

Divergent, basada en la trilogía escrita por Veronica Roth, se encamina hacia el primer grupo, el de los exitosos. Con una gran performance en la taquilla norteamericana, la primera entrega ha asegurado la realización de los films restantes y ha despertado la curiosidad de todos aquellos hambrientos de más y más sagas.

Divergent-New-Stills-5

Ambientada en una ciudad de Chicago en ruinas, post-apocalíptica, Divergent plantea una sociedad dividida en cinco facciones que separan a la gente según su personalidad. Cada una cultiva una virtud: el altruismo (Abnegación); la valentía (Osadía); la inteligencia (Erudición); la cordialidad y la sinceridad (Verdad).

Cuando las personas cumplen 16 años, deben elegir en el marco de una Ceremonia de Elección, si quieren seguir en la facción en la que nacieron, o cambiarse y por ende alejarse de sus familias. Nuestra protagonista, Beatrice “Tris” Prior, nació en Abnegación pero siente que su lugar no está allí sino en Osadía.

shailene-woodley-tris-ansel-elgort-caleb-divergent-jpg

Así entramos en el mundo Divergent, con un personaje que debe realizar una elección. Y esa elección, como bien sabemos, traerá consecuencias. A medida que se desarrolla la historia, sabremos que Tris posee cualidades para diversas facciones y que a esas personas se las llama divergentes. Al ser incontrolables e imposibles de manipular, los divergentes son un peligro para el sistema de facciones que plantea la historia, y ese peligro debe ser exterminado. La líder de Erudición, encargada de llevar a cabo este plan malévolo, es Jeanine Matthews, interpretada por la maravillosa Kate Winslet (Titanic; The Reader).

Sí, teniendo en cuenta que su personaje no aparece más de 15 minutos en pantalla, es casi un desperdicio de talento, pero la realidad es que Winslet (que en el segundo film tendrá mayor relevancia) está impecable como la manipuladora y malvada líder de Erudición que quiere erradicar el «mal» de una sociedad que tiene pensado manejar a gusto y piacere.

Divergent-New-Stills-7

Divergent logra claridad en su relato, dinamismo en su narración. No abruma con información, no acelera los hechos (al menos no al inicio). Se toma su tiempo para presentarnos a su protagonista Tris. Deja que vayamos entendiendo de a poco la realidad en la que vive, la situación a la que se enfrenta, sus dudas, sus miedos. Nos deja ser parte de su elección y de la aventura a la que se lanza al elegir Osadía; nos deja observar lentamente cómo se relaciona con Four, y cómo es esa relación.

Si hay algo en lo que Divergent no cae es en la patética cuestión del triángulo amoroso, y la dependencia absoluta que tienen ciertas protagonistas femeninas de sus respectivos amados. Tris y Four funcionan más como un equipo que como una pareja y eso es lo que los hace distintos e interesantes. Acá no hay planteos del amor verdadero para toda la vida y bla bla bla. Se necesitan, se apoyan mutuamente, pero ninguno influye sobre el otro. Son seres independientes que toman sus propias decisiones, incluso sabiendo el riesgo al que se exponen con ellas.

divergent

Divergent nos habla de las elecciones, de la identidad y del sentido de pertenencia, de esa necesidad de encajar en algún lado pero no en cualquier lado. Tris se debate entre hacer lo correcto o lo que siente, entre quedarse con su familia o elegir su propio camino, con todo lo que eso implica. Debe superar las dudas, afrontar los miedos, arriesgarse y luchar por lo que realmente quiere, cueste lo que cueste, con convicción. Sentirse parte de algo, incluso siendo distinta al resto.

1395083837000-AP-FILM-REVIEW-DIVERGENT-62849920

Shailene Woodley (The Descendants) está realmente bien como Tris y Theo James es su mejor complemento. Que Woodley es una de las mejores actrices de su generación, no caben dudas, y que seguirá brillando en proyectos tanto comerciales como independientes, tampoco. Incluso con los pocos papeles que ha hecho, Shailene dejó en claro de qué está hecha, y ni siquiera un rol de este estilo puede opacar eso.

Muchos han criticado su actuación, pero quienes leímos el libro y nos hicimos una clara idea de esta Tris perseverante, que lucha por lo que quiere, que no tiene miedo a fracasar y no se rinde fácilmente, podemos afirmar que la joven actriz se puso el papel al hombro sin decepcionar en ningún momento.

divergent10

De quien no sabíamos demasiado era del británico Theo James (Underworld: Awakening). Lo bueno de James es que no es el típico carilindo cuyo único propósito es ganarse a la platea femenina (aunque igualmente nos termine enamorando). Él es la mezcla justa entre presencia, masculinidad y vulnerabilidad.

Y algo más importante aún: es un buen actor, logra equilibrar la balanza con Woodley y de esta manera evita ser opacado por su co-protagonista, algo que en las últimas sagas ha sido muy evidente: Jennifer Lawrence fue, es y será inalcanzable para sus colegas Josh Hutcherson y Liam Hemsworth mientras que Kristen Stewart demostró estar muy por encima de sus compañeros Taylor Lautner y Robert Pattinson.

Divergent-Movie-Pictures

El resto del elenco lo componen entre otros Ashley Judd (Kiss the Girls; Double Jeopardy) y Tony Goldwyn (Scandal) que tienen una breve participación como los padres de Tris; Miles Teller (The Spectacular Now) que es otra de las promesas de Hollywood, y acá vuelve a compartir cartel con Woodley aunque esta vez como su “enemigo”. No es un personaje que le permita lucirse mucho pero no está mal, y veremos más de él en la segunda entrega, Insurgent.

Aparece también Zoe Kravitz en el rol de Christina (amiga de Tris, nacida en Verdad) y uno que para mí hizo un trabajo bastante aceptable que es Jai Courtney (Spartacus: Blood and Sand), como uno de los líderes de Osadía, Eric. Mucha personalidad, mezcla justa de rudeza y maldad, una de las sorpresas del film.

PicMonkey Collage

Neil Burger (The Illusionist; Limitless), que no volverá para dirigir la segunda película, hace un buen trabajo concentrándose más en lo actoral que en lo visual. Sin embargo, en éste último aspecto hay que decir que Divergent presentaba ciertos desafíos como la Chicago post-apocalíptica y las sedes de las facciones, principalmente Osadía, que por los libros francamente era difícil de visualizar (al menos en mi caso). El film tiene grandes panorámicas de la ciudad, con exteriores en ruinas muy bien logrados y un buen trabajo en los interiores de las sedes (sobre todo Osadía y Erudición) que fueron una grata sorpresa.

En cuanto a las escenas de acción, hay dos o tres realmente geniales como la de la tirolesa, mientras que las escenas mentales (como los pasajes del miedo o la prueba de aptitud) funcionan en su mayoría como uno las imagina al momento de leer, aunque estuvieron recortadas con respecto al libro por una cuestión de duración.

ytyrt

Divergent no es una película original ni le escapa a los clichés. Si vamos a hilar fino le vamos a encontrar errores y cosas que no tienen sentido o no terminan de cerrar, aunque en verdad eso no es responsabilidad exclusiva de los guionistas sino de la escritora de la historia.

Pero el film funciona, como adaptación (más allá de los cambios obligados al pasar del papel a la pantalla); como entretenimiento (más allá de la larga duración) y como el inicio de una saga que busca posicionarse y ganarse tanto al exigente público lector de las novelas como al no lector también. ¿Podría haber sido mejor? Sí, absolutamente. Sin embargo, esta primera entrega no decepciona a pesar de las malas críticas, y nos deja con ganas de más.

HT_divergent_jtm_140320_16x9_992

Esa molesta comparación con Los Juegos del Hambre

Hago un párrafo aparte para hablar de las comparaciones con Los Juegos del Hambre que lamentablemente son inevitables y han sido algunas de las causantes de que Divergent no sea recibida de la mejor manera por la crítica.

Si leyeron las novelas, o vieron las películas enteras con atención (cosa que algunos claramente no han hecho) sabrán que los parecidos radican en aspectos tales como el contexto post-apocalíptico, sociedad distópica, la protagonista femenina, y el sistema de poder al que se enfrenta. Sin embargo, novelas distópicas hay montones (1984; Fahrenheit 451, Un mundo feliz, por nombrar solo algunas), Collins no aportó nada nuevo cuando escribió Los Juegos del Hambre (¿Ya nos olvidamos del parecido que comparte con Battle Royale?).

La realidad es que las historias en sí no tienen nada que ver. De hecho, Divergent tiene elementos de otras sagas, como Harry Potter (las facciones podrían hacer referencia a las casas de Hogwarts) y Twilight (la relación Tris/Four pero sin la cursilería y melosidad de los vampiros). ¿Acaso la vamos a castigar por esto también? Todas las sagas se parecen a otras en algún aspecto, pero de ahí al plagio como algunos se animaron a insinuar…hay un largo trecho.

Josefina Chalde

Estudiante de Cine. Amante de la música internacional. Un buen libro, un buen disco y una buena película es todo lo que necesita. Londres es su lugar en el mundo.