Sports

Donald Sterling y la (in)corrección política

Por George Blanco

Nada fue igual en la ct fletcher age NBA desde aquel where can i buy instagram followers 26 de abril, cuando TMZ publicó el audio en el que Donald Sterling, dueño de la franquicia de los Clippers, le ordenó a su supuesta amante, Vivian Stiviano que, en palabras más, palabras menos, no mezclara a los negros con su equipo. Estampidas como la de Sterling, que revelan un conflicto personal con un tema que mantiene sensible a la sociedad americana, implican un riesgo mediático de alto impacto, más precisamente en un show tan visible como el de la NBA.

El mea culpa al que nos tiene acostumbrados la opinión pública de Estados Unidos para con sus héroes y figuras del deporte parece ser un ciclo que se repite cada año y de manera viciosa. Los actores, en diferentes roles y con mayor o menor aceptación, terminan cumpliendo la función. Donald Sterling se equivocó, y feo. Sin embargo, el audio robado de TMZ no es más que un nuevo capítulo, aunque más calculado y con el químico necesario para provocar un incendio, de sus muchos episodios de racismo.

Donald Sterling tiene 80 años y está al frente de la franquicia de Los Angeles hace 35. Es el dueño mayoritario más longevo de la NBA. El dato no es menor, sobre todo cuando se trata de trabajar un problema tan puntual como antiguo en el tiempo, y del que políticos y empresarios responsables dicen estar ocupándose. Entonces, ¿Por qué no se previno esa conducta? ¿Realmente sorprende el calibre de sus comentarios? La respuesta a ambas preguntas es discutible aunque todo parece parte de una operación, caprichosamente casual, en la que el estadounidense promedio comprá el pay-per-view del escándalo. Sounds perfect. Un villano, muchos actores en cuestión, cámaras en On y un puñado de celebridades dispuestas a reforzar el God Bless América. Porque en todo esto hay una premisa, y es que quienes recurren al salvataje terminan siendo los mismos que durante años se han transformado en cómplices silenciosos.

En todo caso, ¿Era antes un negocio rentable comprar al segundo equipo de Los Angeles? Posiblemente, no. Eternamente bajo la sombra de los Lakers, sin embargo hace algunos años y más precisamente con la llegada de Chris Paul, uno de los “negros” apuntados por Sterling, los Clippers han mutado en un equipo virtuoso, plagado de estrellas y que brinda show asegurado gracias a intérpretes como Blake Griffin o DeAndre Jordan, dunkeadores de primer nivel como hace mucho no veíamos, por los que nos gusta tanto este juego. Ser un Clipper hoy es divertido, desde sus jugadores a sus fans. El Staples Center revienta con el equipo como uno de los mejores del Oeste y clasificado a semifinales de Playoffs (que finalmente perdió 2-4 frente a Oklahoma) después de una gran temporada regular de la mano de Doc Rivers, que se mudó desde Boston por una cifra multimillonaria.

Magic Johnnson (apuntado en el audio filtrado de Sterling), Billy Cristal y Oprah Winfrey son algunos de los candidatos más fuertes para comprar la mayoría del equipo. Floyd Mayweather, vestido de empresario, es otro de ellos. Ocupado en mostrar cómo gasta sus dólares, fue a ver un par de veces al equipo en las series con Oklahoma, además de tener su butaca en el Staples Center desde hace un tiempo. Sus negocios en el último tiempo, con inversiones en Showtime y Mayweather Promotions, denotan que su capacidad de cintura tan famosa en el ring, ahora también se aplica al mundo de los números. Quien quiera que sea, no la tendrá sencillo.

Si bien Sterling fue obligado a vender la franquicia, el imperativo por ahora es sólo de palabra, ya que la sentencia del comisionado necesita el 75% de la aprobación del resto de los propietarios de franquicia NBA. Además, aparece Shally Sterling, la esposa de Donald, co-propietaria del equipo, que anticipó que recurrirá a una apelación en caso de que ella también se vea excluida, ya que considera que portar el apellido no implica estar de acuerdo con su (¿ex?) esposo. LeBron James, el jugador más representativo de la liga hoy por hoy, afirmó que “Ningún miembro de la familia Sterling debería estar en la NBA”. ¿Quién se quedará con el diamante de Los Angeles?

Mientras tanto, la polémica continúa levantando polvareda en todos los estratos de la sociedad norteamericana. El periodismo, encargado de proteger a esos villanos durante años, ahora se divide entre los que no tienen piedad con Sterling y los que prestan sus cámaras para la redención -poco creíble- del hombre, como sucedió con CNN. El escándalo recuerda a la confesión de Lance Armstrong, tan cercana en el tiempo, con actores similares y en mismas funciones y un paralelismo que sorprende. Los norteamericanos, tan hartos de sus figuras, son capaces de volverse funcionales mientras el negocio sirva.

Empresarios condescendientes (Lance contaba con sponsors que lo convertían en el mejor pago del planeta, empezando por Nike), la prensa que vendé su silencio y una sociedad que poco hace auto crítica. El doping siempre estuvo cerca del ciclista de Austin, incluso las investigaciones, pero todos decidieron continuar. En el caso de Sterling, el racismo y las polémicas convivieron con su figura, avalada por la liga. En el 2009 se le acusó de racismo luego de que se conociera que Sterling, que posee y administra más de 119 edificios en Los Angeles, no alquilaba a hispanos, negros y familias con niños. Es cierto también que el comisionado Adam Silver aún no había llegado a la liga y puede presumir de no conocer sus antecedentes. Sin duda la rápida maniobra del 29 de abril es un golpe de efecto para con un problema que generó repudio hasta en el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aunque no garantiza la mayor de las honestidades. La pieza en común, una confesión más para el show bizz que para la introspección. Y detrás, un pueblo que quiere ver cómo el show continúa. Siempre.

Yo Opino

Por Fabrizio Gotelli

#TheFinals de la NBA a la vuelta de la esquina

Si bien la espectacularidad de la primera ronda no estuvo en estas semifinales de conferencia, hubo muy buenas series, demás esta decir que los emparejamientos para #TheFinals son los mejores duelos posibles. La llegada de Miami Heat y San Antonio Spurs ha sido, si se quiere, fácil. Ambos en cinco partidos terminaron su serie. Por el lado de los campeones vuelven a vencer a un equipo que tiene a Paul Pierce y Kevin Garnett. Ya algo aventajados, las estrellas de Brooklyn Nets fueron acompañados por Deron Williams y Joe Johnson pero ambos no dieron el salto necesario para el triunfo. Se vio claramente en el último partido donde el base no apareció y el escolta Johnson falló estrepitosamente en la última jugada.

San Antonio sacó de la serie a los Portland. Los del noroeste de estados unidos tenían ventaja de dos días de descanso y más juventud, pero no pudieron sacar nada de provecho a eso. Los primeros tres partidos los Spurs le sacaron más de 20 puntos de ventaja.

Tras un cuarto partido que ganaron los Blazers, el sexto se mostró como el partido más parejo hasta la primera mitad. Aun si Parker, con Ginobilli y Duncan disminuidos los Spurs se las arreglaron para aplastar a los de Rip City. En esta oportunidad el ahora apodado Sugar, Kawhi Leonard acarreó a su equipo a una victoria con jugadas de contragolpe espectaculares.

Los Pacers y el Thunder llegaron a las finales con seis partidos en disputadas series. Los Indiana recuperaron a Roy Hibbert -que estaba metiendo mas faltas que puntos- y superaron a unos Wizards todavía verdes. Los dirigidos por Frank Vogel, llegaron al objetivo de una final de conferencia contra Miami, donde en el eventual séptimo partido serán locales. Ya ganaron el primero, el pasado domingo 18 de mayo.

Por ultimo, el equipo del MVP, Kevin Durant se llevó la victoria ante los Clippers, que están en el ojo de la tormenta. Los de California sufren afuera como dentro de la cancha. El ya sabido escándalo de su dueño, y una nueva frustrante eliminación en playoffs. Los Clippers por momentos confunden tener actitud con errores garrafales. Blake Griffin creció mucho a nivel técnico pero a nivel mental todavía le falta.

La eliminación de los Clippers los saca momentáneamente del ojo de la tormenta, es que a cada partido su dueño se hunde más. Quedará a consideración como afecto, y como afectará al núcleo de Paul-Griffin-Rivers la novela Sterling, por lo pronto los Clippers están lejos del llamado anillo.

 

George Blanco

Pura pasión y puro ingenio. Creativo, pacífico y amante de la vida. Escribe por naturaleza. Atleta, fondista. Rocker fascinado y fascinante. Además de socio fundador, George Blanco es la impronta de N&W hecha persona. Lecturas épicas.