Sociedad

Donald Trump, el perfecto demagogo

Por Iara Tevez Nesteruk

Turinabol quanto custa Donald Trump, uno de los mayores magnates inmobiliarios y celebridad de televisión, es el candidato a presidente por parte de los http://www.azamericasat.net/testosterone-nandrolone Testosterone nandrolone republicanos. Lanzó su candidatura en el 2015 bajo el lema “Make America great again” (hagamos a América grande otra vez). En las internas se enfrentó contra candidatos como Ted Cruz, Marco Rubio y Jeb Bush, y consiguió la cantidad de delegados necesarios para ser candidato.

En las elecciones que se llevarán a cabo en Noviembre, se enfrentará a http://kokinetics.com/männliche-hormone-kaufen Männliche hormone kaufen Hillary Clinton por parte de los http://lindasfinefoods.com/drostanolone-propionate-kur Drostanolone propionate kur demócratas, a http://royalmaderavineyards.com/methenolone-acetate-structure Methenolone acetate structure Gary Johnson por el Preço do dianabol Partido Libertario y a http://www.gestiona.es/nandrolone-phenylpropionate-vs-deca-durabolin Nandrolone phenylpropionate vs deca durabolin Jill Stein por parte del partido Perrigo testosterone cypionate injection Verde. Sin embargo, tanto Clinton como Trump son los candidatos con mayores posibilidades de ganar la presidencia, porque se apoyan en los dos partidos tradicionales que formaron el sistema bipartidista.

Donald Trump recibió, durante toda su campaña, la mayor atención de los medios de comunicación por sus dichos demagógicos, políticamente incorrectos y xenófobos; incluso por los ataques constantes a su contrincante Hillary Clinton. El fenómeno Trump, que al principio de su candidatura se destacó por su poca seriedad y su tremendo http://jedaware.com/clenbuterol-tablets-results Clenbuterol tablets results egocentrismo, está más cerca de la Casa Blanca de lo que pensamos. Habrá que esperar a ver qué dicen las urnas en Noviembre ya que, tanto Trump como Clinton, se encuentran sumamente parejos en las encuestas. Mientras tanto, analizamos algunas de las propuestas de Donald Trump y las posibles http://festejossantairene.com/?top=quais-os-efeitos-da-oxandrolona Quais os efeitos da oxandrolona consecuencias que tendría su presidencia. 151103134003-donald-trump-portrait-full-169

Retiro del Estado de la Economía

En materia económica, propone un giro al liberalismo económico y un retiro progresivo del Estado: disminución de impuestos, principalmente para reducir la carga tributaria de la población y atraer inversiones extranjeras; además de la disminución de regulación económica a las empresas.

Trump se muestra disconforme con algunos tratados de cooperación económica, por lo que pretende retirarse del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica y renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (que incluye a México y Canadá). Además, busca eliminar el Obamacare, el programa que asegura la cobertura médica a personas que, por cuestiones económicas, no pueden acceder a servicios de salud. Impondrá una reforma que siga los “principios del libre mercado”, lo que podría dejar a una parte importante de la población fuera de los servicios básicos de salud.

dt.common.streams.StreamServer

La indiferencia hacia el cambio climático

Tal vez la situación más preocupante es el desinterés por el cambio climático. Algunos seguidores de Donald Trump han manifestado que el cambio climático es una “herramienta de propaganda de los demócratas”.

Planea dejar sin efecto todas las acciones ejecutivas de Obama “destructoras del empleo” específicamente el Plan de acción por el clima y la Regla por el agua de los Estados Unidos.

El Plan de acción por el clima fue un programa impulsado por el presidente Obama al inicio de su primer período, con el objetivo de disminuir las emisiones de dióxido de carbono. Incluye como lineamientos la preservación de los bosques, el fomento al uso de energías alternativas y el compromiso con la investigación sobre el cambio climático. Por su lado, la Regla por el agua de los Estados Unidos asegura la protección de los arroyos, ríos y todo recurso hídrico.

Como si las dos declaraciones anteriores no fueran lo suficientemente escandalosas,  Donald Trump propone cancelar el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Éste es el mayor compromiso interestatal para disminuir las emisiones de dióxido de carbono y limitar el calentamiento global a sólo 2°C. Sin embargo, si bien el gobierno estadounidense ha mostrado su entusiasmo en las negociaciones, el acuerdo no ha sido ratificado. Propone también detener los pagos a los programas de calentamiento global de la ONU.

Hay que tener en cuenta que Estados Unidos es el segundo país (por detrás de China) con mayores emisiones de CO2 per cápita, lo que su retiro podría implicar graves consecuencias al medioambiente. Las propuestas económicas también fomentan el uso de gas natural y petróleo y su bajo precio; que en el caso del petróleo los costos de extracción son disminuídos mediante la técnica del fracking que es muy riesgoso para el medioambiente.

Además, los intentos de la administración actual por poner el tema del calentamiento global en agenda y en la consciencia colectiva podrían ser en vano. Los intereses corporativos que han depredado los recursos naturales durante años buscan mantener su status quo a través de Trump.

90

Segunda enmienda y la libre posesión de armas

La Segunda Enmienda de Estados Unidos establece que “siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, el derecho del Pueblo a poseer y portar armas no será infringido”. En pocas palabras, sustenta la libre posesión de armas. Sin embargo, en los últimos años ha sido objeto de polémicas por los tiroteos masivos.

La falta de un control centralizado con respecto al mercado de armas, y sobre todo la inexistencia de exámenes de aptitud psicológica para los usuarios, es señalada por los demócratas como la principal causa de las matanzas. En estos 8 meses del 2016, han muerto 8886 personas por heridas de arma y se han dado unos 242 tiroteos masivos según datos de Gun Violence Archive

En 2013, un proyecto de ley para aumentar el control armamentístico fue impulsado por el presidente Obama, luego del tiroteo en una escuela primaria de Connecticut que tuvo un saldo de 28 muertos. Sin embargo, no logró la mayoría necesaria en el Senado para ser aprobada. La mayoría del partido demócrata votó a favor, mientras que la mayoría del partido republicano votó en contra. La posición de cada partido con respecto a la Segunda Enmienda representa una de las antítesis principales que los diferencia ideológicamente.

La postura de Trump al respecto es bastante clara. En su página web, define a la Segunda Enmienda como la primera libertad de Estados Unidos ya que la posesión de armas podría “garantizar el derecho a defendernos a nosotros mismos y a nuestras familias”. Incluso propone “arreglar el sistema de salud mental” pero no en pos del bienestar de la población, sino para evitar que los poseedores de armas sean señalados con el dedo y corra peligro la abolición de la Segunda Enmienda.

Durante este año, Donald Trump se manifestó sobre “Orlando Shooting”, el tiroteo que tuvo lugar en un club nocturno queer y que dejó como víctimas a 50 personas. Trump y algunos medios lo atribuyeron a un “ataque terrorista”.

“Hoy hay sólo una cosa que discutir: la creciente amenaza de terrorismo dentro de nuestras fronteras. El ataque al club nocturno Pulse en Orlando fue el peor ataque terrorista desde el 11 de septiembre, y el peor tiroteo masivo de nuestra historia (…) El asesino nació en Afganistán, de padres afagnos que inmigraron a los Estados Unidos. (…) No podemos continuar permitiendo la entrada de miles de personas que tienen el mismo proceso mental que este asesino salvaje. (…) Tenemos que detener el tremendo flujo de refugiados en los Estados Unidos.”

Omar Mateen, el asesino, en realidad nació en Nueva York. Las investigaciones del servicio de inteligencia establecieron que nunca tuvo un contacto formal con el ISIS, sino que todo el conocimiento que atribuía a ser parte de la célula terrorista, fue aprendido por internet. Y el rifle con el que atacó, fue adquirido legalmente… todo gracias al derecho de poseer armas libremente.

Fue un ataque impulsado por una homofobia extremista. Pero, ¿fue realmente un ataque terrorista? ¿O es otra prueba de las fallas del sistema estadounidense por la defensa de la Segunda Enmienda?

Indiana Gov. Mike Pence joins Republican presidential candidate Donald Trump at a rally in Westfield, Ind., Tuesday, July 12, 2016. (AP Photo/Michael Conroy)

Reformas migratorias y xenofobia.

Donald Trump, en la Convención Republicana abogó por “el americanismo, no el globalismo, será nuestro credo”. La característica principal de los discursos de Trump y, que han sido recogidos por los medios de comunicación, demuestran una extrema xenofobia, principalmente hacia dos destinos: la comunidad latina y el mundo árabe.

Trump crea enemigos externos para solidificar el “americanismo”, utilizando nuevamente las estrategias de la Guerra Fría: el “otro” debe ser abatido o por lo menos, aislado fuera de las fronteras estadounidenses.

La situación de los inmigrantes mexicanos en los Estados Unidos es complicada. Si bien, es una realidad que existe cárteles mexicanos que infiltran droga a Estados Unidos; también es importante recalcar que latinos inmigran ilegalmente en búsqueda de mejores oportunidades.

Tal vez la propuesta más excéntrica es la construcción de un muro, a lo largo de toda la frontera con México “para terminar con la inmigración ilegal, las pandillas y la violencia; y detener la droga que llega a nuestras comunidades”. También propone terminar con la ciudadanía automática de los hijos de inmigrantes que nazcan en suelo estadounidense.

 “Durante muchos años, los líderes de México se han estado aprovechando de los Estados Unidos mediante el uso de la inmigración ilegal exportar el crimen y la pobreza de su propio país (así como de otros países de América Latina)”  – Donald Trump.

Se los culpa en su totalidad por la violencia urbana; como si haber nacido en un país específico los haga proclive a ser violentos,  como si la demanda de narcóticos de Estados Unidos no contribuyera a la entrada de droga, como si todos fueran criminales.

También, se los culpa de “mantener bajos los salarios, el desempleo alto y hacer difícil para la clase ‘pobre’ y ‘trabajadora’ estadounidense obtener salarios de clase media.” Pero es un círculo vicioso: debido a las grandes exigencias de inmigración, muchos latinos se ven obligados a emigrar ilegalmente, manteniendo ese status una vez que establecen residencia. Esto es contraproducente para que puedan conseguir trabajos de calidad, lo que los obliga a trabajar en negro y en condiciones nefastas por un salario mucho menor que el mínimo. Esto puede tener dos outcomes: seguir trabajando en condiciones inhumanas por un bajo salario o inmiscuirse en actividades ilegales para lograr un mayor ingreso. Este círculo no hará más que empeorar de ganar Trump la presidencia.

Con respecto al ISIS y la situación en Medio Oriente, Trump declaró que se opuso a la intervención en Irak y que Estados Unidos debería haberse apropiado del petróleo – lo que iría en contra del Derecho Internacional -, para evitar que ISIS financie su organización con las ganancias. Además propone una coalición militar con la OTAN, Egipto, Jordania e incluso, Rusia para derrotar las fuerzas terroristas.

Los discursos de Trump están llenos de mensajes xenófobos: “El hilo común que une a los grandes ataques terroristas islámicos que recientemente han tenido lugar en nuestro suelo es que fueron hechos por inmigrantes o por hijos de los inmigrantes. (…)También sabemos que ISIS recluta a los refugiados después de su entrada al país”  

En sus discursos utiliza el término “Terrorismo islámico radical” para referirse al ISIS. Desde la Casa Blanca evitan referirse de esa manera al ISIS ya que se podría caer en la generalización de vincular a la religión del islam directamente con los hechos violentos – un acto de sólo unos pocos y no de la religión en su totalidad. Pero parece que a Trump eso no le importa.

Promete cancelar “temporalmente” la inmigración desde los países afectados por el terrorismo, y prohibir la entrada de refugiados, ya que, en sus palabras, es difícil asegurar que no tengan contacto con el ISIS. Primero, a través de una lista confeccionada por el Departamento de Seguridad Nacional con una serie de regiones cuyos ciudadanos tendrían automáticamente prohibida la entrada en EEUU, y después con un intenso escrutinio para inmigrantes, además de un examen ideológico como en la Guerra Fría. Además planea crear una Comisión presidencial “contra el Islam Radical”: “El objetivo de esta comisión será el de identificar y explicar al pueblo americano las convicciones y creencias del Islam radical para identificar indicios de radicalización y para revelar las redes de comunicación en nuestra sociedad que la apoyan”.

Real estate mogul and TV personality Donald Trump formally announces his bid for the 2016 Republican presidential nomination during an event at Trump Tower in New York

I AM YOUR VOICE

Lamentablemente, Donald Trump es la voz de algunos sectores de la sociedad norteamericana. La xenofobia, la defensa del uso de armas, la incredulidad frente al cambio climático son algunos de los pensamientos que comparte parte del electorado con Trump, principalmente la clase media blanca estadounidense. Es así como nos encontramos frente al perfecto demagogo.

Sus discursos logran atraer al sector conservador del electorado, pero detrás de esas propuestas no hay nada. No hay planes de acción efectivamente viables y no demuestran más que retroceso, eliminando los avances de la gestión Obama. Sería un peligro si este señor llegara a la presidencia del país con la mayor capacidad militar mundial. Las consecuencias serían enormes, no sólo dentro de su mismo país, sino también internacionalmente.

Iara Tevez Nesteruk

El fuego como filosofía de vida, es mejor arder que apagarse lentamente. Le gusta hablar de música, política y películas. Sueña con viajar y conocer todos los rincones del mundo; también dejar ese mundo, un poquito mejor de lo que lo encontró. Estudiante de Relaciones Internacionales.