Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Sociedad

Donde la necesidad no conoce de fronteras y la ayuda tampoco: Médicos Sin Fronteras

Por Aby Todd

Médicos Sin Fronteras nació en 1971 del inconformismo de un grupo de médicos y periodistas descontentos con el mutismo y la ineficacia de la ayuda internacional en Biafra (Nigeria) y Pakistán Oriental (actual Bangladesh).

Nuestra presencia  independiente e imparcial en las situaciones de crisis, nos permite dar una asistencia inmediata y temporal a las personas más necesitadas del mundo. Ponemos la acción sanitaria en primer lugar, pero también asumimos riesgos, confrontamos al poder y usamos el testimonio como medio para provocar cambios en favor de las poblaciones.

No aspiramos a transformar una sociedad, sino a permitirle superar un periodo crítico: el objetivo de Médicos Sin Fronteras son las personas, no los Estados. Por este motivo nuestras intervenciones son limitadas en el tiempo.

Somos  trabajadores que ejercemos nuestra labor con ilusión y compromiso.

Yo soy un médico cirujano de Córdoba y trabajo con  Médicos Sin Fronteras desde hace 5 años.

He estado en misiones en Nigeria, Haití, Yemen, Somalia, Afganistán, India, Siria, Sierra Leona y hace unos días volví de Gogrial un pueblo en el noroeste Sudán del Sur, donde funciona un Hospital rural de MSF, donde estuve encargado básicamente de las actividades quirúrgicas.

Volví a trabajar al mismo lugar donde estuve trabajando el año pasado… Y me encantó volver porque nuevamente  me sentí muy útil en un lugar con los mayores índices de mortalidad materna e infantil del mundo; y porque volví a recibir las mejores sonrisas y los mejores gestos de agradecimiento que un médico pueda recibir de sus pacientes.

Mis días en Sudán del Sur empezaban a las 8 de la mañana con dos cortas reuniones (de equipo y médica) y luego de pasar por la sala de emergencia para evaluar pacientes críticos recién llegados o que estaban  en observación en las camas frías desde la noche anterior.

Alrededor de las 9 comenzábamos la ronda por la sala de internación de cirugía y luego realizaba alguna cirugía menor en la sala de curación; o alguna cirugía mayor en el quirófano.

A la tarde realizábamos una segunda ronda para evaluar a los pacientes y siempre estaba disponible  todos los días y durante las 24 hs para alguna cirugía de emergencia (cesáreas, laparotomías, quemados, amputaciones, etc) ya que era el único cirujano general a muchos kilómetros a la redonda.

Una tarde me llaman de la guardia y allí estaba Amir, una niña de 12 años, junto a su mamá y su hermano; los tres con una cara de preocupación que llamó la atención.

A simple vista se le veía la pierna torcida que estaba cubierta con una sabana floreada grande, debajo un trapo verde más ajustado, debajo una venda muy sucia y al final una goma espuma: retire la venda y esperé lo peor: el hueso expuesto desde el tobillo hasta 5 cm por debajo de la rodilla; quebrado, marrón y muerto, el olor a podrido acompañaba la nefasta imagen. Hacía seis meses, SEIS!!!, que se había quebrado. No entiendo cómo está viva y todavía la infección no se le desparramó por todo su cuerpito.

Cuando estaba hablando con la madre y el hermano y les decía que lamentablemente le iba a tener que amputar la pierna, la madre excitada se reía, hablaba rápido me agarraba la mano y el enfermero me traducía: estaba feliz y agradecía porque no podía creer que cortándole la pierna iba a sobrevivir, le habían dicho en varios puestos de salud que se iba a morir.

Yo le acaricie la cara a la mamá (no me pude contener), le di la mano al hermano y me fui caminando un poco temblando un poco flotando, con la mente en blanco, el corazón caliente, la ira, la bronca, la indignación de que hechos como éstos ocurran.

Que vivía lejos y acá los tiempos son otros, que la ignorancia, que la falta de educación, que el agua no la dejaba salir de la zona donde vivía, que estamos en un país nuevo con los índices más altos de mortalidad infantil y materna, que la comunidad internacional no tiene la mínima idea de lo que pasa acá y hay que mostrar, que ni ella ni su familia saben de qué se tratan los Derechos Humanos porque acá varios de ellos son una utopía….Y un montón de mierdas más que son reales y duelen, me pasaron por la cabeza en ese momento…

Al día siguiente la cirugía; se la bancó como ningún ser humano he visto que se banque física y psicológicamente una amputación por encima de la rodilla.

Luego de las dos cirugías, y junto a su mamá,  ya estaba integrada a la comunidad de la sala de cirugía: una gran familia formada por los pacientes y familiares que comparten el cuidado de los hijos, la comida, consejos, charlas en el suelo, siestas debajo del mango…la vida en un hospital rural en el interior de Sudán del Sur.

No se queja, no la vi llorar (la mamá me contó que la noche después de la segunda cirugía lloró; pero luego de los calmantes se volvió a dormir) y se ríe mucho pero mucho.

Un día la estaba curando y se largó a llorar; nos miramos y nos empezamos a reír…. y siempre, pero siempre se ríe así…

Cuando me fui Amir ya había sido dada de alta pero continuaba en el Hospital hasta que su hermano concretara la organización del largo viaje de regreso a su casa.  Y ya estaba aprendiendo a usar las muletas…

Aby Todd

Joven cinéfila que vive en España. Nos habla de los mejores directores, actores y de todos aquellos films que solemos olvidar. Las películas de terror son su devoción.