Sociedad

Educar en medio de los conflictos para obtener la paz

Por Majo Arrieta

Entender qué pasa en otras regiones del mundo, saber que no todos tenemos la suerte de llegar a nuestros hogares, descansar en paz, tener acceso a agua potable, alimentos, poder estar junto a nuestras familias. Dormir tranquilos, sin el temor de que un bombardeo nos despierte y destruya absolutamente todo lo que conocemos, y tenemos; no tanto como lo material, sino como los afectos.

dianabol veterinario Alberto Hugo Rojas es fotógrafo, es español, y turna sus días entre Lanzarote, España, y los lugares más conflictivos del planeta como purchase Alien Skin Exposure 6 Irak, best price snagit 22 Siria, http://southamptonfreelibrary.org/best-injectable-steroids-market best injectable steroids market Gaza, buy online adobe creative suite 3 design premium Palestina. Desde pequeño supo ver la profesión de los reporteros de guerra, o de zonas de conflicto. Le llamó la atención y decidió, a pesar de la negativa de muchos, ir a esos lugares en donde los pedidos de ayuda y paz suenan constantemente a pesar del estruendoso ruido de las bombas y los oídos sordos de los gobiernos.

“Una vez alguien me dijo si tú no vas, nadie te va a mandar, los grandes medios tienen sus grandes fotógrafos con mucho talento y existen los otros que vamos por nuestra cuenta que somos los free lance y nos jugamos todo”, nos cuenta Alberto.

campo de refugiados Irak -Alberto Rojas

Con 24 años en el 2002 decidí marcharme a discount Newtek Lightwave 3d 9 Palestina, http://southamptonfreelibrary.org/muscle-pharm-diet muscle pharm diet Israel, como primer lugar, algo que había visto siempre pero que no tenía como prioritario. Fui a un lugar al que había oído hablar, fue bastante impactante estar viviendo un mes y pico en dianabol journal Jerusalem, cerca de optimum pharma los Palestinos de Gaza, de ahí salió un proyecto, una exposición que se llama http://www.nursesnow.com.au/oem/discount-adobe-audition-2.html discount Adobe Audition 2 Palestina Israel: Dos pueblos condenados a entenderse, en 2003 volví a visitar esa zona porque muchas de las cosas que había fotografiado las quería mostrar en movimiento, la gente tenía que ver cómo era entrar y salir, cómo vivía la gente y volví en ese año, de ahí comenzó todo. En 2008 fui a Irak cuando aquí se escuchaba a un Presidente Aznar que decía que http://narissadoumani.com/oem/discount-pinnacle-studio-14-ultimate-collection.html discount pinnacle studio 14 ultimate collection Irak era un país en vía democrática, que era más seguro, que era todo lo contrario de lo que me contaban. Estuve un mes por allí y era horrible porque era inseguro, una situación en donde la insurgencia hacía lo que quería, se escuchaba el tema de los secuestros, la inseguridad en esa zona comienza en el 2003 con esa guerra, con esos bombardeos, invasión en Irak. En 2012, estuve en la http://www.flexmail.eu/steroid/22/dianabol-cycle-side-effects.html dianabol cycle side effects pacificación de las favelas haciendo reportajes. El años pasado estuve en los bombardeos de Gaza, de los 50 días estuve en 30 viviendo con la población en la Franja de Gaza y este año estuve en Irak y Siria.

¿Cómo es la rutina de un fotógrafo de guerra?

Depende el lugar y las situaciones, o te mueves tu solo a los lugares, en Palestina es más sencillo moverte solo y muchas veces es estar en el lugar oportuno en el momento idóneo. En Gaza o Siria no te puedes mover tu solo, tienes que ir con un grupo de gente o con gente que conoce a la población y planear a dónde ir, en algún convoy, se necesita más seguridad en el camino. Y bueno, después fiar la situación del lugar, cada lugar requiere una preparación distinta.

Kobane -Alberto Ramos

¿Cómo uno define el límite entre lo que mostrás y no mostras?

Uno puede decir yo muestro lo que todo el mundo muestra, que todo el mundo puede ver fácilmente en video, o en la televisión, ver sangre, o mostrar la vida dentro de todo eso que es lo que yo trato mostrar con mi fotografía. A veces no hay otra cosa para mostrar, para que la gente lo sepa. Ahora en Europa la gente está viviendo un poco lo que otra gente vive desde hace tiempo, allí hay atentados, terroristas,  te acostumbras a ver esa televisión pero lejos, allí es la guerra y no te toca. Cuando te toca cerca tomas conciencia.

A veces te toca mostrar una imagen dura para que la gente la asimile porque es verdad, pero sólo comprendemos esas imágenes cuando te toca un poco más de cerca cuando sabes el nombre y apellido de esas personas que acaban de morir en un atentado y fueron asesinados. Pero hay 300 mil muertos a los que no les conocemos el nombre, y han muerto bajo las bombas de al-Asad y las cifras se multiplican mucho más que el doble si cuentas desde el 2003 en Irak, víctimas que son inocentes muchas de ellas e ignoradas totalmente.

Tienen la suerte estos países “democráticos” que podemos recordarles sus nombres y el mundo los reconoce, pero a todos los de allí no los conocemos. Hoy se conoce un único caso, pero casos de una población concreta se multiplican en zonas de conflicto, cuando ocurrió lo del niño Ailan, pero niños como ese ha habido muchísimos pero no tan cerca. ¿El límite en dónde está? En lo que cuentes de esa situación, quizás no entrar en el morbo gratuito que muchas veces se busca en los medios de comunicación, en la forma de contar las cosas. La situación muchas veces es casi alarmante, la forma es mucho más sensacionalista de lo que se cuenta. Es lo que estoy viendo. Se habla mucho del estado de sitio en muchos lugares de Europa, en Francia, en París, pero eso se vive en otros lugares todo el tiempo.

Gaza 2 Alberto Ramos

Con los atentados en París, la gente inmediatamente se alzó en proclamas de paz, y los gobiernos inmediatamente reaccionaron, pero en estas regiones de permanente conflicto los muertos son constantes, los inocentes que mueren quizás sean el doble, pero los medios lo muestran como una noticia más, ¿por qué te parece que es así?

Porque no son tus muertos, no están tocando tu nacionalidad. Estamos hablando de amor patrio. Han matado a un español en la otra parte del mundo, entonces el país se conmociona. Cuando ocurrió el asesinato del periodista americano el mundo ha empezado a reaccionar “han decapitado a un periodista estadounidense” y bueno lo mismo está ocurriendo con la población, pero es una situación que está ocurriendo desde antes. Pero toma conciencia ahora porque toca un poco más de cerca, pero cuando son otros sin nombre uh terrible, pero bueno ya está, en esos momentos no se interviene.

Alberto creó el proyecto Paz en Construcción, cuyo principal objetivo es educar y hacer tomar conciencia sobre las necesidades que se viven en las zonas de conflicto. Emplea sus propias fotos y videos para contarle a niños de regiones más “tranquilas” del mundo, cómo viven sus pares en medio de una guerra que ellos no eligieron.

El proyecto nace en ese sentido de poner en alza en valor lo que tienen los derechos humanos, y todo lo demás después. Pero la educación es lo que nos salva.

Si no educas a una población en valores humanos no puede haber nada más, muchas veces se pone en alza la ideología política o la ideología religiosa, pero no estás educando en valores. Eso no lo ponen en los derechos humanos, los derechos humanos son otra cosa. La política y la religión en el ámbito privado y en otras cosas, los derechos humanos están bien escritos en una carta que firman todos los países, entonces cuando los chicos que están en los colegios ahora son los gobernantes del futuro y si esos niños salen de los centros educativos con valores humanos dándose cuenta de las cosas ocultas, con otra visión, quieren cambiar cuando descubren las cosas perfectamente y yo se lo cuento realmente.

Yo soy el hilo conductor entre mi fotografía y los videos y ellos descubren otras realidades, donde tú a lo mejor lo tienes más fácil para estudiar pero en otros lugares donde hay guerra los niños quieren estudiar y quieren aprender cosas para aportar algo a la sociedad en la que viven. No como en los lugares más tranquilos, democráticos, donde no hay guerra que quieres estudiar para el futuro, para la profesión y para ganar dinero, mayormente y depende de qué tipo de profesión ayudar. Pero principalmente el tipo de valor económico de lo que vayas a hacer en el futuro, y lo que tú puedas aportar a la humanidad a tu círculo más cercano a tu comunidad. De ahí nace.

Gaza 3

Cuando esto comienza en un principio me di cuenta que tenía un resultado, despertaba la emotividad, veías como chicos visibilizaban a chicos como ellos en otra situación, despertaba eso de cómo cambiar las cosas. Hoy ves la televisión y los referentes son los tipos que salen en los realitys, se dedica horas de televisión a pseudo famosos que no aportan absolutamente nada en la sociedad y que no son un valor en alza. ¿Cuántas horas de televisión se dedica a chicos que hacen algo? Muy pocos minutos quizás en un programa. No tantos minutos como a gente que quizás no aporta nada.

Tú ves a niños que quieren ser algo para cambiar las cosas te das cuenta que esos chicos necesitan notoriedad, que la gente sepa qué es lo que hacen, entonces tenemos una sociedad distinta, y ahí van todos los valores que están implícitos en las cosas básicas. La igualdad, la solidaridad, los derechos humanos, todo eso está ahí. Todo lo que habla y se llena la boca la política de esto es lo que hay, está ahí. Hay que entenderlo como cosa natural, lo antinatural es lo contrario, no respetar los derechos humanos, no entender la igualdad como cosa natural. Entonces mi trabajo lo vuelco ahí, casi no lo vuelco en los medios de comunicación y muchas de la cosas que hago las vuelco en las redes sociales para que la gente lo tome como propio y después la mayoría de las cosas están para material educativo, es la base.

irak-alberto ramos

Cuando vas y contás esto, ¿qué inquietudes le surgen a los niños?

En los lugares que yo visito les explico para qué realizo mi fotografía y les parece un poco chocante que la mayoría de la gente cuando va a estos lugares va para exprimir algo, para buscar una imagen, una historia, para tener algo para publicar. Obviamente yo soy reportero gráfico y a veces publico cosas, pero intento buscar medios alternativos, otras formas de  que no desvirtúen mi información. O aprovechar alguna de las informaciones que tengo porque tienen que ser conocidas y necesito un segundo paso. En Gaza dimos a conocer la situación de un niño que necesitaba salir de ahí porque su situación era muy mala, como otros cientos de niños, pero esa historia sirvió publicarla en los medios para buscar ayuda en España. Tienen una doble lectura.

En esos lugares yo les intento explicar qué estoy haciendo con sus fotografías por qué los estoy fotografiando, entonces no es que pierda el tiempo, doy un paso adelante, a la gente con la que me muevo les digo esto es lo que estoy haciendo, sepan que lo que están haciendo es para que otros chicos como estos que estoy fotografiando ahora, sepan que los van a ver otros chicos en otro lugar, no es que están solos. Les parece asombroso y me empapo de esas historias.

En las fotografías y los videos ellos me cuentan y yo soy el hilo conductor entre las fotografías y los videos y ellos son los protagonistas, los niños y las mujeres, son ellos los que cuentan la historia, no yo. Son chicos que les cuentan a chicos.

Has tenido repercusiones o que te hayas enterado que surgieron otras cosas a partir de tus charlas.

Sí, en la versión que se hace del proyecto gracias a la Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa  del gobierno de Canariasdonde los chicos trabajan con mis fotografías. Yo sé que hacen trabajos reales, hacen encuestas, hacen murales, y no solamente son una o dos clases, implican a todo un centro, yo tengo conocimiento de cosas que salen de ahí. Chicos que se interesan en estudiar alguna cosa para colaborar, chicos que hacen en otros lugares versiones de mis charlas. Una chica, me contó el profesor, que el padre era de una escuela de adultos y le gustó la charla que tuvo y ella fue a dar una versión de mi charla a la escuela de adultos. Niños que se contactan conmigo para utilizar mis fotografías, obtener más información para realizar sus trabajos finales de curso. Recibir mensajes de cómo les cambio la vida las charlas a mucha gente, a los chicos. Eso es satisfactorio. Ver los trabajos que hacen los chicos a mí me asombra. Cuando estos chicos que tienen más dificultades y adquieren nombres técnicos como diversificación, u otras y los profesores te dicen que el ambiente en clase ha cambiado. Eso te sorprende.

Cómo dice Alberto, Quien puede cambiar las cosas hoy en día es la gente, si pueden hacer que los gobiernos utilicen esos derechos humanos que firman, son la gente la que puede hacer eso, los que leen, escuchan, tomar conciencia antes de que las cosas sean mayores. Antes de que ocurra algo mucho más grande, porque las situaciones que se viven hoy en muchas partes del mundo es culpa de la mala gestión de los gobernantes que no han tomado decisiones en un momento oportuno aplicando eso tan básico como los derechos humanos. Todo es tener un poco una visión histórica de las cosas, con un poco de visión histórica puedes comprender el presente”.

Majo Arrieta

Periodista y Lic. en Comunicación Social. Apasionada de las artes en todas sus formas, de la vida al aire libre. Por momentos fotógrafa, por momentos escritora. Un híbrido con muchísimas aristas para conocer y leer.