Libros

“El aguijón del diablo”, una historia que aborda el consumo de drogas en la adolescencia

Por Luciano Zahradnicek

A lo largo de la vida, las personas recibimos diferentes tipos de follow link rótulos. Dentro de la tan variada source site gama de adjetivos, algunos surgen a partir de las condiciones etarias del sujeto en cuestión. Sin embargo, la psicología ha definido Download Autodesk AutoCAD LT 2017 rasgos psíquicos concretos, propios de cada una de estas etapas, dotandolas de una profundidad teórica que se aleja del calificativo reduccionista relacionado a la edad biológica.

Una de ellas es la que intermedia el período entre la niñez y la adultez. En este recorte temporal, sujetos de entre 14 y 20 años se deshacen del mote de niño para adolecer una fase de redescubrimiento: el cuerpo comienza a sufrir una metamorfosis hacia la adultez y la visión sobre la vida experimenta cambios abismales. La necesidad por configurarse como un sujeto independiente, nos lleva a querer transgredir las normas establecidas por las instituciones, que hasta ese tiempo, nos han modelado: la familia, la escuela,  la sociedad, etc. Sin embargo esta búsqueda se da contienda en una línea muy delgada entre lo permisivo y lo abusivo. Esta circunstancia confusa y a su vez llena de vigor es la que todos conocemos como la adolescencia y sobre la que el uruguayo Ricardo Alcantara retrata de una manera vertiginosa y compleja en su novela “El aguijón del diablo”.

33795627_0.jpg

Hacía ya algunos días que su intuición de madre la alertaba sobre algunos cambios en su conducta. Algo le decía que las cosas no estaban del todo bien. Un hijo con comportamientos poco comunes a los del chico que ella conocía, su matrimonio pendía de un hilo y el salario de costurera empinaba cada vez más su pendiente económica. Así vivía Joaquina, entre las sombras de las apariencias de la familia feliz que alguna vez consiguió mostrar en sociedad. Por fortuna, entre tanto pesar, aún se sentía llena de dicha por los logros de su adorado Fernando.  

heroin-needle (1)

Desde hacía tiempo el mayor de sus hijos, Gustavo, no iba a la escuela, se la pasaba encerrado en su habitación y por las noches fuera de casa. Era un espectro dentro del departamento. El matrimonio había llegado a su fin. La situación familiar se hacía insostenible y Joaquina cargaba con todo el peso en sus espaldas. Como un globo que se va inflando con aires viciados, se produjo el gran estallido.

Gustavo era un delincuente que se había escapado de casa, y todo por causa de sus adicciones con las drogas. Era tan distinto a su hermano Fernando…

Ricardo Alcántara, el autor de “El aguijón del diablo”, relata una historia en la que aborda la problemática del consumo de drogas en la adolescencia pero desde un costado realista y sensible, porque no lo banaliza recurriendo al morbo del adolescente que se droga, sino que muestra cómo el entorno familiar (y por sobretodo la madre) se transforman y sufren a partir de esta situación: primero la negación de aceptar el problema, lo que resquebraja la relación matrimonial; luego, asumir la difícil situación cuando los daños fueron hechos; y por último, enfrentar el problema buscando la solución menos dolorosa para todos.

A lo largo de la novela de 138 páginas y nueve capítulos, el autor resalta el valor de la amistad sincera y la resiliencia ante los problemas de la vida; como el apoyo incondicional de Martha, la vecina de Joaquina, un personaje alegre que le aporta humor al relato. Pese a que sufre a la par de su amiga, es su alegría y desenfado lo que ayuda a Joaquina a salir a flote.

0014060195 (1)

Es interesante la propuesta de Alcántara por la perspectiva desde la que aborda esta historia, mostrando cómo el aguijón penetró en el núcleo de la célula familiar, al punto de sacudirla. El título de la historia deja ver la postura que el autor tiene sobre el consumo de drogas al ponerlo en una retórica comparativa con la figura del diablo; un personaje asociado con el mal y los pecados, que está ahí, al acecho de los más vulnerables. Pero además, la descripción funciona como analogía para la representación identitaria que la sociedad le ha impuesto tanto a las drogas como al narcotráfico.

“El aguijón del diablo” es una novela de ligera lectura con contenido social actual de contundencia, que atraviesa las distintas capas socio-económicas e instituciones que conforman la comunidad. Por eso me atrevo a afirmar que esta novela tiene alto potencial para ser usada como disparador en debates escolares y hasta familiares, porque más allá de su función recreativa, invita a la reflexión sobre los impactos que sufren nuestras vidas cuando el diablo te inyecta con su aguijón.

Luciano Zahradnicek

Curioso, inquieto y filosófico. Admirador del arte la música y el teatro. Me defino como un compulsivo lector. Periodista profesional.