Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Cuentos Entrevistas Libros

El arte a partir de la palabra con @Reencarnaciones

Por Majo Arrieta

Gabriela Nafissi desde hace algunos años es psicóloga especializada en Psicoterapia Transcultural. Siempre le gustó escribir y allá por el 2006, de manera muy intuitiva, se le ocurrió la idea de hacer algo interdisciplinario que conectara la literatura con otras artes. Así nació Reencarnaciones, un libro objeto, que reúne nueve cuentos de su autoría, ilustrados a través de los dibujos y las esculturas de Guillermo Rigattieri, acompañados por un conjunto de composiciones musicales de Andrés Ceccarelli y un cortometraje de Ramiro Navarro.

Pero Rencarnaciones es más que un libro de cuentos con algo de realismo mágico. Reencarnaciones es el arte de reinventar a partir de la palabra; son obras literarias que producen inspiración y la creación de distintas experiencias artísticas. En 2008, el proyecto se comenzó a materializar y a tomar forma, para incorporar a este primer grupo de artistas. Sin embargo, luego de su publicación, los escritos de Gabriela continuaron generando sensaciones y ganas de producir. Así, sus textos inspiraron performances, obras de arte, un vino, un blend de té, y continúa…

A Córdoba, llegó en el marco de la puesta en escena de #Chatarra, exposición de arte colectivo que tuvo lugar en el Paseo del Buen Pastor. Durante la presentación del libro, se llevó a cabo una puesta en escena a cargo de Las Hijas de Israel, que trabajaron desde un lenguaje muy variado incorporando un mix de poesía experimental, con arte sonoro y cine expandido, creado a partir de uno de los cuentos de Nafissi.

Este fenómeno que cada vez va adquiriendo mayores proporciones, no deja de alimentar distintas facetas del arte. Lo que comenzó como un proyecto personal, fue avanzando a través de varias etapas y todavía no encuentra el fin.

“Terminé de hacer los cuentos y en el ínterin, cuando ya había escrito cuatro convoqué a Guillermo Rigattieri, que es un escultor  muy talentoso en Mendoza, que trabaja en metal y que además es amigo”

Rigattieri hizo cinco esculturas y en este proceso, también llamó a participar a Andrés Ceccarelli, quien tomó algunos cuentos para luego componer nueve temas musicales, que predisponen también a la creación. .

[soundcloud params=»auto_play=true&show_comments=false»]https://soundcloud.com/reencarnaciones/sets/cuentos-audiovisuales[/soundcloud]

“El proceso era leer los cuentos e interpretar lo que te pase a vos y pasarlo al lenguaje en el que te sientas mejor. Reencarnas o reescribís eso en tu lenguaje (…)

Yo partí de una lógica chiquita, de la palabra a medio decir. Yo sabía que la palabra no es toda, entonces iba a crear ese reto para que otros crearan. A partir de eso se suma Ramiro Navarro y hace un cortometraje para cerrar el libro”.

Las sensaciones que generan Reencarnaciones hacen que inspiren nuevos nichos. Al sector meramente artístico, se le sumó también el gastronómico. Hay un vino, realizado por el esposo de Gabriela y reconocido enólogo Marcelo Pelleriti, para el cuento Touché. Y, un blend de té, creado por una sommelier para el texto Ayyapam.

¿Existe algún límite con respecto a la variedad de obras que surgen a partir de la tuya?

 Y yo creo que va a llegar a un momento. Va a ir decantando y en algún momento, bueno, se verá. Por ahora, mientras siga, lo mantendremos y después haremos otra cosa.

 Para vos, ¿qué significó esto de que otras personas tomen lo tuyo y lo reinterpreten?

Y, a mi me permite articular los intereses que tengo como esta cuestión de la literatura, el arte y el psicoanálisis. Pienso que ahí puedo lograr una articulación de cosas vocacionales con la pasión; me lleva a encontrar personas muy interesantes, lazos riquísimos, y que sean cosas muy lindas que creo que generan otras cosas a gente que la vivencia, me parece que genera algo colectivo  muy interesante.

 Cuando vos lo escribiste, ¿esperabas que tuviera la repercusión que tuvo? ¿Cómo lo tomaste?

No, para nada. Fue sorpresivo e inesperado. Me hace pensar y replantear cosas y me hace pensar también qué hago con eso. Es toda una dinámica y sigo escribiendo, pero es como pasar a otra cosa, es lo que va saliendo; pero mientras el proyecto siga, sigo entusiasmada.

En los textos de Nafissi, lo real irrumpe cada tanto, desestructurando por completo las interpretaciones puramente fantásticas que se generan. Lo real aparece como algo simbólico, atravesando historias inspiradas en vivencias o salidas directamente de la mente de Gabriela.

 ¿Qué te pareció la interpretación que hicieron en Chatarra, del libro?

Sigo muy movilizada, es muy reciente y por ahí uno necesita de ese silencio para ver que pasa. Estoy como shockeada, pero en el buen sentido. Realmente fue muy sorpresiva, como sabía que era experimental sabía que algo se iba a jugar en esto y me gustó; me gustó mucho. Cuando les hice una pequeña devolución a los chicos, les dije que me gustaba que en esta época, en la que todo el mundo tiene que mostrarse pura imagen, mostrarse feliz y tener una smile de fachada todo el tiempo; me parece interesante que la gente del arte tenga este costado que se permite trabajar con el propio padecer, con el sufrimiento, con la parte dolorosa y con lo que es el ser humano. Justamente, se posibilita trabajar con lo imposible y lo inconcluso de cada uno y encontrarle una vía de tramitación.

 ¿Cuál sería la función del arte hoy?

Para mí tiene muchas funciones, desde donde yo la entiendo va mucho más allá de lo estético y tiene que ver con interrogar al que ve la obra o al que lo experimenta. Si esa experiencia con la palabra te saca de un lugar de completud y te dispara a un no saber, te conmueve, creo que de ese modo se logra un objetivo porque a partir de allí se logra tratar de hacer algo con eso. En este caso la propuesta es reescribir, reinventar. 

 ¿Cómo es la relación entre tú creación y lo que otros pueden interpretar de tu creación? ¿Cómo te hace sentir esta apropiación?

No pretendo que interpreten lo que yo puedo interpretar, además eso va mutando bastante. Me hace dar cuenta todo el tiempo de que uno no es dueño, para nada, ni siquiera de la propia obra. La propia obra cobra vida en la mano de lo que cada uno puede hacer con eso. Pero cuando uno crea, tiene que abandonarse a que uno no es dueño

 Quisiera diferenciar una cosa que me parece importante, una cosa es no ser dueño y que pase a la interpretación, pero sí reconocer que  hay un espacio en donde el trazo de cada uno es singular. En realidad, eso es lo que tiene que ver  con el paso de cada uno en el proyecto, no es que se borran las diferencias, cada uno hace su corte y eso tiene que ver con la identidad y el estilo. En las muestras tenemos que ver cómo estamos y ver esos cuidados. Cómo es la experiencia también.

 ¿Qué interpretaciones resaltas más?

La escultura y la música me parecen que son cosas fuera de serie. El vino también está de las manos de un hacedor muy destacado, no es que sea mi marido (risas). Son gente muy talentosa, que ha sabido hacer obras muy lindas. Obvio, está todo marcado por mi gusto y estilo personal, pero esto no quiere decir que las cosas me tienen que gustar totalmente a mí. Esto tiene que quedar claro, sino sería todo muy recortado. Hay cosas que me gustan más, menos, pero trato de darle espacio y voy viendo con cada uno y trabajando desde una lógica del uno por uno, no masivo.

 Por ahí el artista se maneja de modo individualista, por eso este espacio intenta ofrecer la posibilidad de articular lo inédito singular a la comunidad, en donde se va tejiendo una trama con otros, dando valor a lo diferencial de cada uno.

 De todos tus cuentos, ¿cuál te movilizó más, o te identifica, o posee más de vos?

Todos tienen que ver con mis propios fantasmas y con mi vida. Por ejemplo, Fantasma es un cuento corto y al ser corto mucha gente lo ha tomado y les ha generado como cierto efecto, se han sentido movilizados y al tener cierto efecto me parece que está bueno. Pero después está otro Madame Nzinga y sus demonios que es muy fuerte y me parece que es bueno. Ese lo tomaron para la perfomance de Chatarra y está basado en una historia real. De los cuentos fantásticos, este es el menos fantástico y que tiene más cosas del mundo real.

Gabriela cuenta que esté relato se inspiró en una vivencia de ella mientras trabajaba como pasante en un hospital de Saint André en Burdeos (Francia), y durante esa práctica, en el área de Medicina Transcultural, atendía a refugiados de todo el mundo. De esta experiencia muy interesante, nace el cuento, que es una especie de elaboración que hizo con respecto a esa historia en sí: “Está basada en una experiencia real de una paciente, que es con la que más contacto tuve, a la que ví más veces y entonces, me movilizó tanto que me llevó al cuento ese”.

Reencarnaciones, continúa reencarnando en diferentes disciplinas, proyectos, visiones, se diversifica en nuevas creaciones totalmente distintas y se reescribe a través de otros lenguajes. Son textos que esperan a ser leídos para luego tomar vida propia fuera de las páginas.

Majo Arrieta

Periodista y Lic. en Comunicación Social. Apasionada de las artes en todas sus formas, de la vida al aire libre. Por momentos fotógrafa, por momentos escritora. Un híbrido con muchísimas aristas para conocer y leer.