Sociedad

El bosque tiene derecho a existir y la obligación de cuidarlo

Por Mariana Blanco

Incendios, desmonte irracional, negocios inmobiliarios que arrasan bosques sin más intención que ganar dinero, escasas leyes de protección ambiental… Un panorama que puede describir la situación ambiental de numerosos paisajes latinoamericanos. En este caso, en el corazón de Argentina, Córdoba se encuentra en alerta rojo: existe solo un 5% de bosque nativo original; y a pesar de la voluntad de las comprometidas personas que trabajan para revertir la situación, si la sociedad toda no lucha en conjunto, el descenso de esta cifra será inevitable.

En la provincia de Córdoba, Argentina, se pueden ver grandes carteles con la frase “el bosque es vida”. No es solo una frase bonita, sino que estas cuatro palabras apuntan a hacernos conscientes de que la vida depende del bosque, y como humanos partícipes en este mundo, no estamos exentos de ello.

¿A qué viene tal introducción? Como todos los años, aquellos que vivimos cerca de algún hermoso bosque nativo cordobés nos vimos afectados por el fuego. Y a pensar de las campañas de prevención que el gobierno realiza, hay muchos que parecen no tomar conciencia de las consecuencias que trae la acumulación interanual de incendios. Para acercarnos a la realidad de esta problemática, surge esta entrevista a Florencia Díaz, quién junto con Abel Sberna realizó “Cenizas”, un documental independiente que profundiza sobre la delicada situación ambiental en la que Córdoba actualmente se encuentra.

¿Por qué realizar un documental sobre los incendios y el estado de los bosques de Córdoba?

Florencia: Muy seguido viajábamos a Santa Rosa de Calamuchita -Córdoba-. Uno de esos fines de semana, en camino a esta ciudad, nos encontramos con un incendio muy grande. Viví todos los veranos de mi infancia y adolescencia en esa localidad, siempre supe que hubo incendios, nunca había presenciado uno, y realmente fue terriblemente triste e impactante, nunca sentí tanta impotencia y a la vez ganas de hacer algo para que esto no vuelva a suceder. Por eso mismo, esos días encerrados en la casa, por el humo que había en el aire de afuera, y ver las llamas que seguían ahí, cada vez más vivas, tan cerca y ardiendo sin cesar, pensamos, que podíamos hacer desde nuestro lugar en la sociedad, con los conocimientos de cada uno.

Abel es realizador audiovisual, yo técnica en preservación ambiental y fotógrafa. Tanto a Abel como a mí, nos apasiona la naturaleza, fue por eso que decidimos unir lo ambiental con la imagen, y surgió la idea de realizar un proyecto documental. Obviamente, comenzó siendo algo simple, pero a medida que íbamos investigando y filmando, inconscientemente el proyecto iba creciendo, de algo originalmente chiquito se transformo en un trabajo mucho más grande y profundo. Iniciamos en el año 2009, y estrenamos en el 2011.

¿Los afectó a ustedes en algún punto tomar conocimiento de esta problemática?

Seguro que si, y mucho. Yo nací en el interior de la provincia de Córdoba, Abel es de Ushuaia, y más allá de nuestro lugar de origen, somos personas muy interesadas en la preservación de la naturaleza y comprometidas con lo que hacemos. Al acceder a tanta información, nos encontramos con una situación muy grave en la provincia, de una magnitud mucho mayor de la que creíamos, y lamentablemente muy difícil y compleja de resolver, pero creemos que todo suma, y todos somos parte de esa solución, cada uno desde nuestro espacio como ciudadano. Lo importante es que lo que nos afecte no nos paralice.

¿Han tenido algún apoyo del gobierno para concientizar a la población?

Florencia: Este documental lo hicimos todo a pulmón, por nuestros medios, con el tiempo disponible de cada uno, viajando cuando podíamos a hacer notas y registrar imágenes de las secuelas del fuego. No recibimos ningún apoyo económico de ningún lado, ni tampoco tuvimos esa intención, realmente lo realizamos con todo nuestro esfuerzo y compromiso con el asunto. Si contamos con el acompañamiento de nuestros amigos, familia, y de mucha gente experta que hizo posible el contenido teórico de Cenizas.

Cenizas fue creado con el fin de concientizar, dar a conocer el estado en que se encuentra el bosque nativo en la provincia de Córdoba, y también mostrar las buenas cosas que surgen para intentar resolver este problema, como ser la cantidad de gente y organizaciones que realizan actividades y trabajos en defensa del mismo. Nuestro documental está disponible para descargarlo gratis online y ser proyectado libremente, lo único que pedimos es que nos cuenten la experiencia y envíen fotos del evento, para tener un seguimiento y registro del camino de Cenizas.

¿Qué hace falta para que la sociedad abra los ojos sobre esta problemática?

Florencia: En general, creo que hace falta educación ambiental, no se puede defender lo que no se conoce. Existen charlas y talleres en colegios, pero creo que también sería fundamental incorporar en las escuelas, como asignatura, la preservación del medio ambiente. Como también, campañas de prevención de incendios a nivel provincial, acompañado de un compromiso legítimo, que todos sabemos muy bien, que este último, no existe.

Y realmente la perdida de bosque nativo afecta tanto a la población que vive en la zona, como la que habita en la ciudad, lejos del bosque. Esta gente es a la que más le cuesta aprender, para mí, la importancia del bosque y los beneficios que el mismo posee, para ellos mismos y para todos. Pero, mientras las leyes vayan en contra de esta defensa, y la voluntad política no surja de ningún sector, se hace más difícil la lucha, pero esta es más poderosa cuando la gente toda, sabe que tiene que preservar y porque.

¿Qué viste en las personas q trabajan en la forestación de los bosques nativos?

Florencia: Son personas comprometidas con lo que hacen, gente maravillosa, y cada año se suman cada vez más en esta tarea, y eso es hermoso. Todo aquel que esté interesado en participar en esta tarea, está invitado; existen voluntariados, siempre participan chicos de intercambios culturales y es una vivencia muy completa, ya sea cultural como también gratificante a nivel personal. A la vez, creo que es un trabajo difícil de mantener y que el mismo se prolongue en el tiempo, ya que siguen produciéndose más incendios y deforestación cada año, con políticas ambientales provinciales que colaboran para que esta tragedia suceda.

¿Qué peso tiene el poder económico en el estado de los bosques nativos de Córdoba?

Florencia: Creo que es el peso más importante y que fomenta esta problemática en la provincia. Tanto la frontera agropecuaria, como los emprendimientos inmobiliarios, y las plantaciones de pino, son los causantes más poderosos, ya que estos sectores están manejados por empresas o bien funcionarios o gente con mucho poder económico que son los que manejan y conducen a esta situación, obviamente sostenidos por políticas “ambientales” a favor del desmonte. Y se genera un sistema muy difícil de controlar.

¿Qué les dejó a ustedes realizar este documental?

Florencia: A nivel personal, con Cenizas siento que no tengo los brazos cruzados, este trabajo me da más fuerzas para seguir generando conciencia, fomentar esta problemática para que sepamos todos porque es importante conservar el bosque. Siento una emoción muy grande al saber que tanta gente lo proyecta y sigue proyectando en diferentes lugares de nuestro país, al recibir felicitaciones de tantas personas, al consultarnos las escuelas y muchos niños para utilizar Cenizas como material de estudio. Cenizas, abrió una ventana gigante en mi cabeza para seguir creando mas proyectos como este.

No puedo dejar de preguntarme, ¿qué hacemos ahora?

Florencia: Creo que la respuesta, es nunca dejar de hacer. Cada uno desde su lugar, reitero, si tiene la intención y el compromiso, puede lograr maravillas. Necesitamos un cambio de políticas y leyes ambientales, y funcionarios públicos que realmente se comprometan en el tema. A gente conocida, por controlar desmontes y demás, la han echado de sus trabajos, y con este ejemplo aterrador, nos damos cuenta de cómo están las cosas y muy claros cuales son los intereses que pretenden. Lo importante es la continuidad, y nunca darse por vencido.

Mariana Blanco

Periodista y orgullosa docente. Contagia frescura y parece incansable. Confía en que su profesión puede aportar un poco de claridad y entendimiento a la sociedad. Hace mucho enamorada y hace poco casada. Se preocupa por cada ser vivo y es vegetariana.