Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Sociedad Visuales

América Latina y el deseo urgente más allá de las fronteras

Por Majo Arrieta

Pensar América Latina como un todo, como lo que somos, personas hermanadas por la historia, el pasado, el presente, por los deseos más urgentes. Unir un continente y mostrar esa unión a través de una forma pura y sincera es lo que inspiró a Federico Del Prado para aceptar el desafío de recorrer América y retratar a su gente.

Así nació El Deseo Urgente de América Latina, un ensayo fotográfico que abarca desde la frontera norte de México hasta Tierra del Fuego, mostrando la diversidad social, cultural y geográfica del continente.

Todo comenzó en Londres, al otro lado del Atlántico, mientras Federico Del Prado realizaba un trabajo en el Mercado de Brixton, se le ocurrió hacer un proyecto global y mostrar algo que abarcara al mundo. De esa ciudad se trasladó al DF: “México es un mercado impresionante, la cuestión del mercado es una cuestión cultural, además de que es prehispánico” nos cuenta. Desbordado por la magnitud de la situación decidió tomarse su tiempo para recorrer el país. Allí se encontró con gente en la calle sosteniendo carteles de protesta y entonces comenzó todo.

“Hice un piloto en el centro de México en la Plaza Garibaldi y digo bueno, decime tu deseo a ver que sale, entonces uno me escribió “Comer” por ejemplo, otro tipo me escribió “Yo pienso que soy un cero a la izquierda” me dije wow”. Sus orígenes patagónicos lo llevaron a desear unir Latinoamérica desde Tijuana hasta el sur argentino y explayar todo eso en imágenes.

¿Cómo lo hiciste?

Estaba trabajando muy bien en México pero no le encontraba sentido, estaba clavadísimo en esto, entonces dejé el laburo. Ya había hecho de Tijuana hasta el DF que son como 3.000 kilómetros. Me compré una cámara digital y me volví para Argentina, acá generé publicidad de nuevo y ahí hice Centroamérica, generé más dinero y ahí hice de Caracas hasta Chile.

Después otro año hice Argentina, otro año Uruguay, Cuba, y así todos los años la moví. Porque además otra cosa que pasa es que a mí me gustó autogestionarme, no banco las instituciones, soy medio anarca y tenés que pedalearla; porque sos vos y así no le debes nada a nadie. Lo de la autogestión es muy hermoso, te da libertad, quizás no tengas confort, pero tenés libertad.

En sus viajes se encontró con que lo urgente, variaba mucho: “Hay mucha gente que tiene incorporado el deber ser y bueno “Paz en el mundo”, “Que mis hijos estén bien”, “Dios te bendiga” tengo a patadas”. No obstante a través de la escritura propia del deseo de las personas, Del Prado intenta crear una imagen auténtica de ese ser humano.

Él lo explica de este modo: “Lo del deseo a mi me parece que esta bueno porque sino vos podes manipular la imagen, vos podes mostrar de cierta forma a alguien. En cambio el deseo es muy honesto con el autor, pero con el autor el fotografiado, con el modelo. Porque por ahí ves esta imagen del mercado de una millonaria, en su súper auto, con todo lo que lleva y yo les he sacado fotos y me han puesto, por ejemplo “Que mi corazón pare de sufrir”; y le sacas a un pibe que trabaja en una obra siendo cualquiera y esta siendo feliz. Y para el mercado te da como que es un fracaso, y en realidad es mentira.

Y continúa: Latinoamérica esta lleno de gente alucinante, te vas a Bolivia a la Isla de los Uros en donde viven en casas de totoras y te ponen el deseo de que “todos tengan una casa” y ellos viven en una casa de totora y es muy hermoso eso. Si no tiene ése cartel la nena te da una pobre indígena que, mirá en las condiciones en las que vive”.

Los carteles que acompañan a las fotografías pueden ser también muy ocurrentes, se trata de expresar aquello que primero se viene a la mente. Federico les deja elegir hasta el color del papel y de la tinta con la que van a escribir. Así observó que en el norte de México, de clima frío, la elección de los papeles suele ser blanco, en cambio una vez en Centroamérica la elección es el color. “La gente viste en color y escribe en color. La foto es parte de la identidad de la elección que vos haces, y esta bueno”.

“En México le saqué una foto a dos chicas a una americana y a una mexicana, que eso para mí ya es un símbolo muy grande, el del americano con el del latino. La america bien rubia y la mexicana bien morocha. La gringa me pone “Libertad en Zipolite” (freedom en Zipolite) que era la playa. Y la mexicana, con la onda mexicana me pone “Deseo comer hongos alucinógenos”. Es honestidad”.

Hasta el momento el proyecto lleva unas 3.000 fotos que a su gusto salieron “copadas”. Admite que su carrera tuvo varias cimas. Hizo lo que cualquier fotógrafo quisiera hacer: trabajó para Coca-Cola, para Playboy, junto a Demien Hirst (el artista más caro del mundo), para una importante revista de arte conceptual mexicana, tuvo su propia productora de fotos para publicidad y hasta empapeló la ciudad con imágenes de su autoría.

Pero para él, no son más que recuerdos muy cómicos de trabajos que realizó para producir dinero y mover lo suyo: “Me iba bien, pero no me llevaba bien con el dinero, yo prefiero vivir tranquilo y no estar en ese círculo que te hace perder el rumboy terminas en una calesita, gastando, ganando, gastando, ganando y así das la vuelta y no vas a ningún lado”.

Hace once años que esta trabajando en El Deseo Urgente y todavía le falta el último tramo del recorrido Brasil y Paraguay. Admite que está viendo como sigue este enorme proyecto y que lo más difícil es moverlo.

Se autodefine como “muy terco” con su trabajo, y sobre todo a la hora de producir una imagen: “nunca transé con eso de más o menos salía como quería. El más o menos ése, ni en pedo, era lo que yo quería o nada”. Peleado con los foto-club y disgustado de las escuelas de fotografía, Federico Del Prado afirma: “La fotografía para mí es una forma de expresar lo que hago, no me importa mucho las cuestiones técnicas o la última cámara o la mercadotecnia, yo lo hago porque lo necesito, necesito hacer eso, como una forma de vivir”.

El Deseo Urgente

Federico comparte su obra con otros artistas con los que coincide en la riqueza de lo identitario, deja que otros hagan música y pintura con sus obras, y viceversa. Para los que quieran experimentar su arte, desde el lunes 17 de septiembre, en la Plazoleta del Fundador de la Ciudad de Córdoba (ARG), está la muestra de fotos de “El Deseo Urgente de América Latina”

¿Cuál es tu deseo urgente?

Que se yo, para mi los deseos de la gente van cambiando todo el tiempo. En este momento estoy tan disperso, que pediría que el imprentero me haga bien las copias, estoy preocupado en eso ahora. Pero en este momento estoy muy contento.

Majo Arrieta

Periodista y Lic. en Comunicación Social. Apasionada de las artes en todas sus formas, de la vida al aire libre. Por momentos fotógrafa, por momentos escritora. Un híbrido con muchísimas aristas para conocer y leer.