Música

El Efecto no tiene techo

Por Matías Montoya

Los Dosage of winstrol for woman sueños son fundamentales para convivir con nosotros mismos. Los proyectos se asemejan o pueden funcionar como sinónimo de la palabra “sueño”. La vida es corta para poder darnos todos los placeres que tiene o puede tener el ser humano. Somos constructores de pequeñas porciones que florecerán con una raíz firme y arraigada a nuestras creencias.

En lo que refiere al Order hgh from china arte, los sueños conviven diariamente con nosotros. El músico sueña con http://steroidsbesthgh.com/letrozole-for-pct-dossage_gb/ Letrozole for pct dossage Ser. Los géneros musicales son infinitos, las mezclas son demasiadas y esto hace aún más rica a la música en sí. Quizá uno al leer esto se pregunte: ¿qué quiere decir con todo esto? Simple. Los sueños, anhelos, las construcciones, las creencias, la música y sus géneros. El ARTE, todo esto y más tiene http://steroidsbesthgh.com/suffix-in-the-word-gonadotropin_qs/ Suffix in the word gonadotropin Efecto Mandarina.

La banda boliviana mixtura distintos géneros: electro house, jazz, acid jazz, funk-rock, rock progresivo, folklore y rhythm and blues. Y esto se evidencia en su último trabajo discográfico grabado en Atomic Sound Studios de la ciudad de Better for fat burn clenbuterol or albuterol Nueva York, en donde su productor musical fue nada más ni nada menos que Pregnant mare serum gonadotropin sheep Andrew Gouché (Madonna, Michael Jackson, Prince)

Muscle gain per week Frenesí es un volcán explosivo de melodías y armonías con textura propia, algo difícil de lograr en una banda con géneros tan dispares. Si bien los tempos y las bases son excelentemente bien logradas, la dulce voz de Harvard students using modafinil Vero Pérez hacen que el Groove te deje llevar hacia la ruta musical que ellos mismos transitan.

http://steroidsbesthgh.com/what-mg-dose-should-i-inject-testosterone-enanthate_xc/ What mg dose should i inject testosterone enanthate ¿Cómo se forma Efecto Mandarina?

Vero Pérez: Nació en 2008 como una banda de acid jazz. Era instrumental, y eran otros los integrantes. Paralelamente yo tenía una banda de música electrónica (hacia música house con un DJ). Entonces decidimos fusionar el jazz con lo electrónico y empecé a tocar. Luego de varios años, el grupo cambió: el baterista se vino a tocar y a estudiar a la Argentina; otro se radicó en Finlandia y ahora trabaja para la NASA; y el otro integrante se fue a vivir a Santa Cruz y es director de la orquesta de esa ciudad.
Hace seis años que tocan con la formación que actualmente realiza funciones en Buenos Aires, México y La Paz: Bladimir Morales (bajo), Diego Ballón (piano) y Eddy Chuquimia (batería y percusión). Desde 2010 comenzaron a editar http://steroidsbesthgh.com/when-should-you-take-nolvadex_cj/ When should you take nolvadex un disco por año y, en los últimos tres, empezaron a realizar composiciones propias; los primeros discos eran reversiones de jazz.

¿Qué influencias tienen?

Vero Pérez: Somos extremos. Cuando entré yo, cambiamos el estilo y nos enfocamos en lo melódico. Ahora trabajamos más en lo estándar, fue aquí donde el género fue mutando según nuestros propios gustos: yo soy amante de la música electrónica, Bladi es más funk rock, Eddy era más del folklore y Diego del jazz. Eran influencias completamente opuestas. Por eso no nos cerramos a un género específico.

Diego Ballón: Lo bueno es que al tener distintas influencias, el sonido es bien variado. Más aún en vivo que, si bien tenemos bases, nos manejamos muy bien con la improvisación. Los colores que generamos son muy nítidos, no pensamos qué tocamos o qué hacemos, cada tema es distinto. No nos sentimos obligados y por eso nos va bien, porque tenemos libertad de componer y cada uno de nosotros somos impredecibles en lo que hacemos.

¿Cómo fueron evolucionando hasta lo que es Frenesí?

Bladi Morales: Tuvimos la posibilidad de trabajar y grabar este último trabajo en Estados Unidos. En Nueva York nos esperaba Andrew Gouché (productor de Prince) y él nos iba guiando y ordenando en lo que refiere más a lo musical.

Vero Pérez: Eso que dijo Bladi es muy importante, Andrew nos ordenó en la composición. Si bien somos una banda de jazz o así comenzamos, a partir de Frenesí sentimos que trabajamos más estructurados en los sonidos y las canciones. Queríamos que esas canciones sean así: más estructuradas y melódicas.

 

Si bien ustedes se están ordenando en cuanto a las armonías, ¿el jazz los ayuda a la hora de subirse al escenario?

Bladi Morales: Exactamente. Sabemos que somos diferentes y que venimos de gustos musicales muy distintos, a la hora de tocar hace que la música sea mucho más armoniosa, mejor tocada y hace que vaya mutando a medida que el show toma temperatura.

¿Cómo fue la experiencia de ir a grabar a Nueva York?

Diego Ballón: Ha sido un cambio muy positivo para nosotros en todo sentido: musicalmente, como banda, como grupo humano; eso nos ha hecho despertar un poco más y decir que en Nueva York nos sentimos tan pequeños, pero en un enfoque positivo. El hecho de ir allá crea otros sentimientos, otra vibra y además hemos estado todos los días juntos y eso se plasma en el disco. Estar ahí nos ayudó a crecer mucho, cada canción que hemos grabado no tiene nada que ver una con la otra. Todas son distintas.

¿Cómo está Bolivia musicalmente? ¿Qué falta?

Vero Pérez: Estamos creciendo. No hay una industria y eso nos ayuda a exportar nuestra música, para que sea conocida. Mientras más exportemos, mejor para todos. Porque ayuda a otras bandas a que se animen a salir al mundo y puedan ser escuchados en otras partes. El hecho de estar creando y produciendo y eso tomárselo en serio va a generar un tipo de industria que no existe en Bolivia. En la actualidad hay muchas bandas con una propuesta real y con géneros de los más variados.

Bladi Morales: Otra cosa que tenemos es que a Bolivia se la conoce como una música netamente folklórica y nosotros fuimos una sorpresa dentro del país, dimos shows en donde la gente piensa que va a escuchar música típica de nuestro país y cuando oye jazz y rhythm and blues los sorprende. Efecto Mandarina está marcando un nuevo sendero y otros rumbos y para demostrar que Bolivia nos sólo es folklore.

Diego Ballón: Realmente la producción nacional está creciendo. En los últimos cinco años las bandas hacen todo, pero de a poco va creciendo. Muchas bandas en Bolivia se producen muy bien. Hacen discos con excelente sonido. Para nosotros la banda es una empresa: algo que se toma con mucha responsabilidad y dedicación. Hemos podido manejar e invertir el dinero en marketing y otras cosas. De a poco se puede ir haciendo y ese sentimiento está latente. Lo mejor también es que todos nos conocemos y nos apoyamos mutuamente.

Si hablamos de giras, Efecto Mandarina estuvo en el Festival Buenos Aires Celebra Bolivia realizado en Casa Rosada. El evento convocó a diversas bandas con estilos de lo más variado. “Fue una pequeña muestra de lo que sucede en Bolivia”, sentencia Vero.

Con el disco salido en marzo EM llegó hasta Monterrey, donde tocaron para la comunidad boliviana y en donde les fue tan bien que planean un regreso para el año próximo. También se sumará a la gira ciudades como Montevideo, Santiago de Chile, Buenos Aires (hace unas semanas estuvieron en el BAFIM mostrando su material y para 2017 tienen programado un show en marzo en Caras y Caretas) y Mendoza. “Si lo vemos globalmente crecimos de golpe. Y esto es porque pensamos en grande y lo que decidimos lo logramos, como por ejemplo grabar en Nueva York. También la suerte ayuda y el apoyo de la gente, amigos y familia”, comenta con orgullo Vero.

Efecto Mandarina está para cosas grandes y los chicos lo saben. El mundo globalizado digitalmente ayuda a que día a día la banda sea vista y escuchada a través de distintas plataformas como Spotify, YouTube y Facebook. “Esto ayuda para que sigamos por este hermoso camino que es la música, ya nos están pidiendo en México, España y Estados Unidos”, sentencia Bladi.

 

Matías Montoya

Periodista Deportivo. Secretario en @AACurling. Melómano. Fanático del Deporte. Colaborador en @AARevista. Redactor en @agrupaciondepor