Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
#TEDx Entrevistas Sin categoría Sociedad

El fracaso necesario: Entrevista a Santiago Luque en #TEDxCórdoba

Por Carola Cinto

Fotos por Franca Ghirardotti

Steve Jobs, creador de Apple (empresa de la cual fue posteriormente despedido y regresó luego de 5 años con NeXT y Pixar bajo el brazo) es uno de los principales referentes para los grandes emprendedores de hoy en día. Todos lo citan, lo admiran, lo imitan. Pero muchos dicen y piensan también que fue único. Que no existe ni va a existir otro emprendedor como el creador de la famosa manzanita. La idea de que “fue tocado por una varita mágica”, de que su destino ya estaba definido, es muchas veces repetida.

Contrariando a ese montón, podemos decir que no existe un “gen emprendedor”. O al menos no como algo que viene (o no) en nuestro ADN. No es que Steve Jobs tuvo suerte. Trabajó, y duro para llegar a la primera “Mac”. Muchos fueron los palos en la rueda para que uno de los emprendedores más importantes de nuestro siglo se convirtiera en una leyenda.

“A veces, la vida te da en la cabeza con un ladrillo. No pierdan la fe. Estoy convencido de que la única cosa que me mantuvo en marcha fue mi amor por lo que hacía. Tienen que encontrar qué es lo que aman. Y esto vale tanto para su trabajo como para sus amantes.El trabajo va a llenar gran parte de su vida, y la única forma de estar realmente satisfecho es hacer lo que consideren un trabajo genial. Y la única forma de tener un trabajo genial es amar lo que hacen. Si aún no lo han encontrado, sigan buscando. No se conformen.”

Algunos reconocerán automáticamente este párrafo. Pertenece al famoso discurso dado por él ante los graduados de la Universidad de Stanford en el año 2005.

En la misma sintonía y bajo la idea de “¿Cómo desarrollar el gen emprendedor para romper moldes?”, TEDx Córdoba convocó al segundo Juevex del año. Se reunieron más de 500 potenciales leyendas en el auditorio de la Bolsa de Comercio de Córdoba para escuchar la respuesta que tenían a esa pregunta cinco grandes emprendedores de nuestra ciudad: Humberto Sahade (Apex), Santiago Luque (Coca-Cola), Lucas Lezcano Vélez (Compara en casa), Juan Santiago (Santex) y el grupo de humor Hecatombe junto a Andrés Pallaro como moderador. De esta manera abordaron al público contando sus propias experiencias llenas de peripecias y desafíos que se les presentan día a día como jóvenes emprendedores. Tal fue la trascendencia de lo que pasó dentro de esas cuatro paredes que a pocos minutos de comenzada la jornada #Juevex se convirtió en trending topic en la red social Twitter.

Santiago Luque es gerente de procesos industriales Coca-Cola Andina. Ingeniero industrial y enemigo firme de la frase “esto siempre se hizo así”, dió su visión acerca de cómo se puede ser un agente de cambio dentro de una empresa que no es propia. Mucha gente asocia directamente el término emprendedor con “proyecto independiente” pero, actualmente, cada vez nacen más jóvenes como Santiago que creen en el camino del emprendedurismo como aquel que puede tener lugar dentro del proyecto de otro.

Yo no creo que exista un emprendedor totalmente independiente. Siempre trabajamos para alguien que es nuestro cliente. Si a nuestro cliente le gusta, entonces estamos en el camino correcto.” Santiago es un firme convencido de la idea de que emprendedor no se “nace” sino que se “hace”. De que no existe una predisposición genética a ser exitoso o no serlo. «Yo fui desarrollando mi ‘yo’emprendedor dentro de la empresa en la cual trabajo. Lo primero que me asignaron fue un proyecto que debía ejecutar. Trabajé muchísimo en eso. Doce horas por día y me sentía bien porque pensaba: ‘estoy haciéndolo bien’. El día que me presenté ante mi jefe con el proyecto, lo primero que él me preguntó sin leerlo siquiera fue: ‘¿Por qué trabajaste en esto?’ a lo que respondí: ‘Porque me dijeron que lo haga’. Esa fue mi primera gran frustración. En ese momento fue cuando comencé a preguntarme realmente: ‘¿por qué estaba haciendo esto? Y ¿qué era lo que quería hacer?’.

Esa tarde el auditorio rebalsaba no sólo de gente sino de ideas. Se podía ver grupos sentados en el piso, con lápiz y papel anotando cada consejo que transmitían los oradores. Hombres y mujeres de traje o con remeras estampadas con el logo de diferentes empresas, buscaban lugar en algun rinconcito de la sala. La juventud se hizo presente y de seguro habría, al final de la jornada, al menos 500 proyectos que encontraron respuesta a muchas de las incertidumbres que todo nuevo emprendimiento trae consigo. “Con la revolución de la tecnología y las comunicaciones hoy tenemos una juventud mucho más inquieta y que se hace esas preguntas. Yo cuando me junto con jóvenes 10 años más chicos que yo, me doy cuenta que a esa edad yo era un nabo. Hoy los chicos se preguntan y eso esta bueno. Entonces hay un potencial enorme. Yo justamente estoy trabajando en proyectos fuera de la empresa para potenciar esa energía emprendedora que hay en Córdoba principalmente. Está bueno el momento que estamos viviendo como emprendedores y nuestra provincia tiene un potencial enorme”.


No existen recetas mágicas ni fórmulas del éxito pero para Luque “el primer paso es comenzar haciéndose preguntas de fondo, como la que yo me hice frente a esa primera gran frustración: “¿por qué hago esto?”.

«A veces uno se enamora de una solución y en realidad hay que enamorarse de algún problema. Enamorarse del hecho de agregarle valor al proceso de solución de ese problema. Lo primero que haría sería hacerme las preguntas correctas. Tener coraje también. Animarse, tirarse a la pileta y buscar pasarla bien. El miedo es lógico que surja pero la vida misma es miedo».

«Una vez en una reunión mi jefe preguntó a todos: ‘¿quién tiene miedo al mal?’ y yo levanté la mano. Él se me acercó y me dijo: ‘está muy bien que tengas miedo, porque el miedo es esa energía que hace que uno traccione. El problema es que no hay que darle mucho espacio por que se convierte en monstruo y eso nos bloquea’. Que tengamos miedo esta buenísimo porque ahí es donde está la energía. El tema es que no hay que pasarse de rosca, ¿no? Y sabés cuál es la otra cosa: ‘se puede volver a empezar’. La idea es fracasar. La idea es probar. La idea es aprender en el intento»

Carola Cinto

Algo que empezó como un pasatiempo, hoy ocupa la mayor parte de mi día. Me gusta escribir sobre Sociedad y disfruto de hacer Entrevistas. Soy Licenciada en Relaciones Internacionales