Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Libros

‘El jilguero’, camino a ser un clásico del Siglo XXI

Por Jesús Díaz

Tomé ‘El jilguero‘ con frialdad, además de por sus más de mil páginas, por el anonimato que rodea a su autora, Donna Tartt. Luego, leí algo más, tanto de la obra como de la autora, y varios hechos que encontré me lanzaron de forma desenfrenada a leer la novela. Y ninguno de esos hechos es que la obra obtuviese el Premio Pulitzer 2014.

A Donna Tartt la daban casi por muerta. Había publicado tan sólo dos novelas en su vida, las dos de gran extensión y con un trasfondo inquietante. Entre la publicación de la primera (El Secreto) y la segunda obra (Juego de Niños) habían pasado algo más de diez años; es de ahí de donde viene el rumor de que la autora había desaparecido. Nadie esperaba más de Tartt. Y de repente, se lanzaba a las librerías ‘El Jilguero‘. A los pocos meses, obtuvo el Premio Pulitzer 2014.

donna-tartt-portra_2699574b

Algo pasaba con Tartt y no sabía qué podía ser. «Es un genio de la literatura«, le encumbraban algunos. La historia de ‘El Jilguero‘ no iba más allá de la pérdida de un adolescente de su madre y las idas y venidas de su vida. Empecé a leer hasta que Tartt, a cada página, me abofeteaba con sus páginas, una y otra vez de forma incesante. Entonces comprendí que sí, que los genios aún existen, y que Tartt era una de ellas.

Todo sucede en la vida de Theo Decker, un viaje a la psique de un adolescente y su evolución a la madurez. La vida de Decker cambia en tan sólo unas horas, cuando estando de visita con su madre en el Museo Metropolitano de Nueva York, ambos sufren un ataque terrorista. Su madre muere y él, en un momento de perturbación completa, decide robar ‘El jilguero’, un cuadro de autor olvidado, Carel Fabritius, y la obra favorita de su madre. Es entonces cuando nos adentramos en una carrera a 160 kilómetros por hora y a cada página el lector sufre los mismos síntomas que cuando se toma un mezcla de bebidas isotónicas y energizantes.

314_H422439.jpg

Desde aquel fatídico día, nos montamos en la carretera con Theo, conocemos sus viajes hacia Nueva York, Las Vegas y Amsterdam, todo en un ambiente atestado de desgracias, inestabilidad, drogas y reflexiones. Y sin perder de vista el cuadro, que para él será ese latir del corazón, necesario para seguir con vida.

Donna Tartt no sólo nos invita a la reflexión de la pérdida y el olvido, de las segundas oportunidades y de la autodestrucción. También nos acompaña, con unas escenas inquietantes a la par que tristes -aunque algo densas en sus descripciones-, a transitar por una mente en constante cambio. Conocemos la evolución continua de nuestro protagonista, de nuestro amigo, de aquel animal perdido en la carretera que tenemos que salvar.

Tartt nos obliga a amar ‘El Jilguero‘, a no saltar las páginas y a perturbarnos cada noche con mil preguntas sobre el destino de Theo Decker.

Sin duda ‘El jilguero‘ es un pan bien horneado, de esos que necesitan horas de cocción –Tartt ha tardado otros 10 años en escribirla-. Además de ser la novela de la que todo el mundo habla, es la gran obra del siglo, al menos por el momento. Es este ejemplo de hacer bien las cosas, de amar la literatura por encima de todas las cosas, por encima del capitalismo.

Tartt venderá ejemplares, muchos. Y Tartt verá en el cine su nueva obra. Pero sobre todo, la autora sabrá que no ha perdido el rumbo que un día la enmarcará dentro del panorama de la literatura como aquella mujer que supo tomarse el tiempo necesario para hacer bien las cosas.

Algunas críticas no consideran a su última obra «un clásico», otras sí lo hacen. El propio Stephen King señala que«‘El jilguero‘ es una rareza que se da quizá media docena de veces en una década, una novela escrita con inteligencia que conecta tanto con el corazón como con la mente».Yo, en mi humilde opinión, tan sólo doy mi posición: hasta que no aparezca otra obra que pueda mejorar esta, ‘El jilguero‘ se merece un buen puesto en los clásicos del siglo XXI.

Jesús Díaz

Español, periodista y doctorando en Publicidad y RRPP. Defensor a ultranza de la cultura mainstream. Amante de las series, los libros y el cine. "Con un buen enfoque, de cualquier cosa se puede escribir".