Música Visuales

Ale Ros, el maestro detrás de las tapas

Por Agostina Bossatti

Fotos por Rocío Curtti

¿Te imaginás lo que debe ser trabajar a la par de una de las mejores bandas de la historia como Soda Stereo? ¿O participar en la grabación de algún disco de Luis Alberto Spinetta, Babasónicos, Miranda!, entre otros grandes? Posiblemente sea algo lejano para la mayoría de nosotros pero, para Alejandro Ros, es su trabajo de todos los días.

Ros es uno de los egresados de la primera camada de alumnos de Diseño Gráfico de la Universidad de Buenos Aires. Nació en la provincia de Tucumán y es conocido a nivel mundial por sus trabajos en portadas de álbumes para bandas y músicos de nuestro país. Pero no solamente se dedica a esto. También ha ilustrado las tapas de varios segmentos de Página 12, un sitio de notas focalizadas en el quehacer político de la Argentina. Principalmente, los segmentos culturales del mismo, “Radar”, “Las 12” y “Soy”. Pero su labor no termina ahí. Es un diseñador gráfico de amplias ramas, dado que también realizó varias tapas de libros y logotipos de distintas marcas.

El ganador de cuatro premios latinoamericanos; entre ellos un Carlos Gardel y tres Grammys Latinos, es conocido por su manera de comunicar. Tuvimos la oportunidad de charlar con él y de su boca salió la palabra síntesis a la hora de caracterizar su arte. “Depende del trabajo, porque no es lo mismo el diseño editorial que el diseño de los discos, ¿viste? En el diseño editorial tenés que comunicar muy rápido una idea. Es un diario que dura un día y ya, entonces ahí sí tiene que haber síntesis. Mientras menos elementos haya en la imagen mejor. Después, los discos tienen un poco más de elaboración. El disco tiene que permanecer, entonces ahí hay más tiempo”, nos decía Alejandro. En sus trabajos podemos notar una línea minimalista, creando un mensaje fácil y rápido de entender. Su trabajo es preciso, no deja nada sin relación con el todo, y el todo da un mensaje muy claro.

A la hora de realizar los trabajos que le piden, los tiempos son muy cambiantes. Para los discos, es mejor que lo llamen lo antes posible. Empieza a trabajar con las bandas mínimo cuatro o cinco meses antes del lanzamiento, incluso apenas están empezando a hacer los demos. “Yo tengo que ser parte del disco. Soy como un bajista, una parte más de la banda. A veces, antes de hacerme conocido en el ambiente, me llamaban a último momento y no se puede generar un vínculo así, es difícil trabajar. A veces sale y a veces no. Mejor es con más tiempo”. Alejandro comenta que es un trabajo que conlleva muchos bocetos, idas y vueltas, mails y reuniones con los músicos. Que todo lo que él hace lo negocia con todos los integrantes para que todos queden contentos con el resultado. “Es un trabajo para ellos”.

Ros nos explicaba que al trabajar en distintas áreas del diseño, la forma de abordar los pedidos es distinta. Al trabajar en gráfica, diseños particulares y la industria discográfica, es muy difícil que todas tengan una  línea en común, porque son distintas zonas de aplicación. Igualmente, él aclaró: “las tapas diarios sí mantienen una línea de armonía entre ellas, pero los discos no. El disco tiene la personalidad del músico. Las tapas de Juana no son parecidas a las de Spinetta. Dentro de una banda, puede haber una línea entre las distintas tapas de los discos, porque cada banda tiene como una personalidad propia”.

Al pensar en las setenta tapas conocidas mundialmente y las -al menos- cien tapas de suplementos que creó, resulta imposible no pensar que Alejandro pueda necesitar un equipo de trabajo para realizar todos estos pedidos con la perfección que se entregaron. Pero esto no es así. “Tengo una asistente que me ayuda en lo gráfico. Con los originales, las entregas. Ella no viene al estudio, trabaja desde su casa y se llama Silvia. Tenemos una relación vía mail. A mí me gusta trabajar en pijama, en mi estudio, solo y con música. Mi aire”. Nos comentaba que toda la primera etapa de hacer y cocinar la idea son en solitario, después trabaja en equipo con el fotógrafo de la banda y los músicos.

El tucumano tuvo la chance de presentar la muestra “Perfumancia” que hizo con Pablo Schanton en Madrid. Es una presentación que activa los dos sentidos que parecen controlar menos nuestra relación con la realidad: el olfato y el oído. Aunque en Madrid no presentó su trabajo como diseñador nos contó: “en España me sentí espectacular. La gente me recibió muy bien. Presentamos Perfumancia en una feria de artes visuales (ARCO), y al no ser una muestra visual la gente quedaba sorprendida”. La idea surgió por comunes intereses entre los creadores. A ambos les gustan los perfumes y el sonido, así que decidieron hacer algo con esos dos elementos fuera de lo cotidiano, brindando al espectador una experiencia única de adivinanza, íntima y diferente para cada uno. El próximo lugar de presentación se estima que será Buenos Aires, según las declaraciones de Ros.

En la era digital se están presentando desafíos en todos los ámbitos de trabajo. Ros está conviviendo con la re-invención del disco de vinilo y Spotify, y se tiene que adaptar a estas plataformas a la hora de pensar qué hacer. “Los diseños ahora tiene que rendir en 2 cm. y en 31,5 cm. Es todo un desafío porque la escala muchas veces tiene que ver con la decisión de diseño. Hay cosas que no se pueden trasladar a Spotify, otras que no se pueden trasladar a vinilo. Tuve que hacer ‘Amor Amarillo en vinilo y era muy difícil porque la tapa es un agujero real y no se podía materializar en el tamaño del vinilo chiquito. Entonces bueno, tuve que hacer la tapa del Cd fotografiada”. A su vez, no dice estar cambiando su forma de trabajo. Siempre puede presentarse un problema, pero su solución es adaptarse. “Ése es un problema del diseño también, tener que adaptarse”.

Nos preguntamos de dónde sacaba toda la inspiración para realizar cada una de las tapas de los discos, y concluyó la charla diciendo: “A mí me encanta la música. Es mi sangre. Es como mi droga. Como soy un músico frustrado mi forma de hacer música es ésta”.

 

La muestra Ros sin Receta podrá visitarse de martes a domingos, de 15 a 20 hs., hasta el 23 de julio en 220 Cultura Contemporánea (Costanera esq. Mendoza)

 

Agostina Bossatti

Periodista de 21 años. Futura Licenciada en Comunicación Social. Aficionada a la fotografía. Cantante, cinco de siete días a la semana. La lectura es su actividad preferida.