Espectaculos Lifestyle Música Recitales

El movimiento Bresh

Por Franca Ghirardotti

Hace ya un par de años que se empieza a escuchar el nombre de esta fiesta por todos lados. Bresh o la bresh como todos la llaman se convirtió en un  gigante boca en boca que invita a multitudes, no sólo por la música que pasan la cual se parece mucho a un fantástico viaje en el tiempo, sino también por la increíble energía que se siente desde el momento cero en el que entras.

Se sabe de antemano que cuando estés ahí la vas a pasar bien en todos los sentidos. Además del glitter y la buena onda que se percibe, la tranquilidad de poder bailar y desparramarte por la pista sin tener el miedo a sufrir acoso o algún tipo de bullying por tu forma de ser o expresarte es una parte importante de este evento que no podemos olvidar mencionar y a la vez es una de las diferencias que marca y que seduce a sus invitados.

Cabe a su vez aclarar que no hay dress code, ni hay formalismos de una típica fiesta, no hay necesidad de andar con miedo de ver si te dejan entrar o no por cómo te vestís, tu orientación sexual o tu manera de pensar.

La curiosidad de saber más de ésta fiesta nos llevó a entrevistarlo a Juane, uno de los creadores de la Bresh:

Según cuentan los que fueron, la música es lo que hace que la fiesta sea lo que es, ¿Cómo fue decidirse qué estilos querían que se combinen esa noche?

El estilo de la fiesta se fue desarrollando a través de los años con Ale Broder, Juane que soy yo y Jaime James que es Louta. La cosa arrancó alrededor del 2010, estábamos terminando la secundaria y veníamos de ir a fiestas entre una mezcla de electrónica y fiestas de casa y metimos como toda esa mezcla en una licuadora. Al principio pasábamos más música de fiestas de electrónica pero después la gente se hartó y empezamos a pasar hitasos. En un momento llevamos a la fiesta a Big Flow porque nos dimos cuenta que nuestros amigos no tenían donde salir y nos preguntaban en donde bailar reggeaton pero los lugares eran una mierda con códigos de vestimenta  y chabones que acosaban a las pibas constantemente

La música lo pensamos un poco en función a lo que la gente quiere escuchar. A veces tiramos algunas cosas que son un poquito más raras pero más que nada pasamos hitasos.

¿Cómo definiríamos a la gente que va a la fiesta?

Definir a la gente que va a la fiesta es un poco difícil delimitar el target, viene gente de 18 recién cumplidos hasta gente pasando los 30. Y en realidad la gente que une a la bresh es la manera de divertirse sana sin joder al prójimo. La buena onda y el cuidado.

¿Qué tipo de ambiente es el que quieren promover?

El ambiente que queremos promover es un ambiente libre de acoso, sin ningún perjuicio, un lugar en donde la gente pueda hacer lo que esa persona quiera ser. Amigable para cualquier persona.

¿Qué piensan acerca de la magnitud que llegó a tener la bresh?

En cuanto la magnitud nos fascina, nos parece una locura, no lo terminamos de entender, nos alucina fuertemente y no nos asusta.  Si en el futuro tuviésemos la oportunidad de hacer la fiesta en un estadio lo haríamos.

¿Cuándo se dieron cuenta que era algo grande?

Siempre fue algo grande para nosotros, parece medio langa, pero en cada momento pensamos como que era lo mejor del mundo. Fuimos haciendo un camino en el que cada paso nos parecía alucinante por eso decimos que siempre creíamos que era algo grande a la magnitud de cada momento.

Franca Ghirardotti

Con una inmensa curiosidad por la música y los libros. Ama la fotografía y el cine. Su pasión por las palabras es incalculable.