How to make your own copper peptides

Berlinale Cine

El Rey del Once: mundo judío en la #Berlinale

Por Victoria Agulla Tagle

Buy clenbuterol johannesburg

Como suele hacer en toda su filmografía, en esta cinta, los protagonistas también son judíos y su autenticidad se nota: Winstrol anavar test cycle Alan Sabbagh en el papel de Ariel y Clenbuterol hydrochloride fat burner Julieta Zylberberg en el de Eva, se desenvuelven con naturalidad en el mundo israelita con sus costumbres, vivencias y creencias.

Después de crecer en la comunidad judía de Buenos Aires, Ariel ha construido una nueva con su pareja en Nueva York pero debe regresar a Buenos Aires convocado por su padre: Usher, el dueño de un bizarro local en el que se venden medicamentos (vencidos), carne kosher, ropa y telas.

Una vez en Buenos Aires, este judío no practicante se dibuja de nuevo en la comunidad y el papel que su padre juega en ella. En el camino, conoce a Eva, una mujer muda e intrigante que trabaja en la fundación de Usher, con quien vive una serie de (des) encuentros, reflexiones y charlas alrededor de su religión.

A diferencia del prejuicio que se tiene sobre el espíritu comerciante y acero del judío, el director de Dos Hermanos y Todas las azafatas van al cielo, contó en la conferencia de prensa que quería mostrar la faceta más humana del judío, esa que ayuda al prójimo sin esperar nada a cambio. Este principio se hace presente en cada actitud del padre que, aunque nunca aparezca físicamente, está ayudando, de alguna manera, a todo su entorno.

@juli_zylberberg en la conferencia de prensa de El Rey de Once en la @berlinale. Un vídeo publicado por Victoria Agulla Tagle 📷 (@vitussss) el

En la conferencia de prensa, Burman -que también ha producido películas de la talla de Diarios de Motocicleta– comentó que esta película la quería realizar “con las manos y con los pies”, trabajando con un grupo reducido de gente, con el cual pudieran rodar sobre la dinámica del barrio y cabalgar sobre esa realidad, sin toda esa dimensión industrial accesoria a la que el cine se va acostumbrando. Con “lo que tenía a mano” el único realizador argentino, impresionó con una película personal, introspectiva y auténtica, que posiblemente se consagre como “la mejor película de Daniel Burman”.  

 

Victoria Agulla Tagle

De sangre creativa e inquieta. Con una sensibilidad especial para la fotografía, descubre al mirar y narra al capturar. Lectora social con gran futuro periodístico.