Libros

“El pantano de las mariposas”, mi tercer round con las historias de Axat

Por Luciano Zahradnicek

“Me basta con soñar tu sonrisa, sentir en un pétalo tu piel, imaginar tu rostro en la lluvia” (página 29) 

No es el primer libro que leo de Federico Axat. En otras oportunidades, he publicado en esta página, mis reseñas sobre dos de sus obras: “La última salida”, material con el que tomé contacto por primera vez con el autor. Un trabajo alucinante. Y hace algunas semanas atrás, me atreví a escribir mi punto de vista sobre su última publicación “Amnesia”, un thriller que denota la perspectiva de la escritura de Axat, una prosa que se ha enriquecido y que ha ido ganando nuevas herramientas y maneras de contar.

Atravesadas estas dos novelas, que me permitieron conocer a un talento contemporáneo de Argentina y cuyo trabajo ha cruzado las fronteras nacionales, sentí la necesidad de inmiscuirme más a fondo en el universo Axat. Y de ahí, mi interés porque el último libro que leyera en el 2018 fuese “El pantano de las mariposas”.

libro_1369756920

1985. El verano parece que será prometedor en Carnival Falls. Sam y Billy, dos niños de doce años esperan impacientes para poner en marcha un sin fin de aventuras en el bosque. Con sus bicicletas irían más allá de las zonas permitidas, donde ya casi no juegan niños, en el claro, frente al pantano de las mariposas, para poder trabajar sobre… su secreto.

Pero esta dupla se enfrentará a un imprevisto que no pasarán por alto. En su paso de la niñez a la adolescencia aprenderán muchas cosas nuevas, entre ellas desandar sus primeros pasos en el amor con la llegada de Miranda, una chica de clase alta, de belleza impactante.

fotonoticia_20180115164623_640

Carnival Falls ha sufrido diferentes desapariciones inexplicables a lo largo de los años. Una de ellas tuvo lugar en una noche tormentosa del 10 de abril de 1974. En el Pinto rojo, la enfermera Christina Jackson viajaba por la carretera con su pequeño Sam en el asiento trasero. Una distracción modificó el curso de la historia de esa familia de dos.

Sam era un buen chico, de esos niños que son encantadores. Respetuoso, buen estudiante, trabajador y bondadoso. Su vida no había sido de buena fortuna, sin embargo para él, la oportunidad de vivir en la granja de los Caroll era sentir que a pesar de todo contaba con una verdadera familia.

Lo que nunca imaginó, fue que su vida daría un vuelco sin precedentes y ya no sería la misma, después de que el verano de 1985 llegara a su fin.

1538768677900

“El pantano de las mariposas” es la tercera publicación que lleva el sello de Federico Axat. En Argentina se publicó posteriormente, debido al éxito rotundo de su predecesora “La última salida”, además de las cuestiones editoriales que el propio autor explica al comienzo del libro en una nota para la edición Argentina.

“Es un libro que te dará algo en qué pensar cuando lo cierres por última vez; te gustará mucho o casi nada, pero no te dejará indiferente” (página 12).

Efectivamente. Tras haber leído dos novelas del autor, este tercer round me sorprendió por varias razones que explicaré a continuación.

En primer lugar, debo destacar que la historia es original y el lector no sabe a dónde lo puede llevar. Este material de 484 páginas está dividido en cuatro partes que cuentan las peripecias de Sam y Billy en 1985 y lo que posteriormente les sucede en la actualidad (2013). Las dos partes del presente son breves, de cuatro capítulos la primera y tres la segunda. Su función, a mi juicio, es ponerle luz al relato de la primera y tercera parte de un denso contenido, dónde está el corazón de la historia.

El libro se pone más jugoso recién en la tercera parte llamada “Los hombres diamante”, se torna vertiginosa, atrapante y pone al lector en situación expectante. Pero debo ser honesto que nada de este relato cobraría verdadero sentido sin lo anterior, porque el autor nos inserta en la psicología de cada personaje y siembra los puntos que hacia el final dan un vuelco impactante.

_96979140_mansionnyc

Destaco especialmente el prólogo ingenioso y empático, que de entrada hace que den ganas de saber que sucederá en esa historia.

Y el epílogo me tomó por sorpresa… reservo mis comentarios por respeto al pedido del autor quien cierra su nota de presentación con un deseo: “Lo otro que puedes hacer por mí es no revelar el final”. Nobleza obliga.

En este trabajo descubrí otra versión de Axat. Admiro la capacidad que tiene para describir las atmósferas que se propone contar. Si bien lo policial está en esta historia, creo que no es esencialmente lo central. Muy por encima de ello, lo valores que pregona con su relato nos permite ver el mundo con los propios ojos del autor. El valor de la amistad incondicional, el servicio hacia la comunidad, los vínculos sin importar las clases sociales o las edades, y hasta en algunas páginas subyacen temáticas socialmente sensibles (parecen un espejo de la opinión pública del 2018) como el aborto, los abusos y la sexualidad.

En un momento la historia me hizo ruido, cuando comenzó a tocar temas vinculados con lo paranormal, sentí que entrabamos en un abismo. Pero otra vez, destacar lo resolutivo que fue el autor y que al final le da un sentido realista.

119511409_dac49fef37_o

 

Muchos dicen que ésta es la mejor novela de Axat. En mi ranking de un mero lector, no bastó para superar sus dos últimas entregas. Pero “El pantano de las mariposas” es un libro que me hizo reflexionar y que, algo que hacía bastante no me pasaba, me hizo dar ganas que su protagonista, Sam, fuese real.

El verano se viene caluroso en Carnival Falls. Sam y Billy deberán trabajar para descubrir las verdades de su pasado y que moldearán su futuro. El preciado pantano de las mariposas será un buen lugar para pensar.

Luciano Zahradnicek

Curioso, inquieto y filosófico. Admirador del arte la música y el teatro. Me defino como un compulsivo lector. Periodista profesional.