Moda

Elogio al periodismo: Nuestros referentes de moda

Por Cintia Alvarez

Hablar de periodismo, en general, y de periodismo de moda en particular, siempre nos lleva a evocar referentes. Se trata de esos profesionales que nos marcan un camino a seguir.  O que abren paso al resto mediante su estilo. En esta oportunidad, proponemos homenajearlos como forma de agradecimiento. Seguramente el recorte sea injusto, pero no por ello menos representativo.

What does human chorionic gonadotropin Diana Vreeland se convirtió en (LA) referente de las editoras de moda. Esta parisina, de gran personalidad, trabajó para dos de las publicaciones más importantes que actuaron como verdaderos cimientos del  periodismo de moda: Harper’s Bazaar y Vogue. Elegante, carismática y talentosa supo trasladar su mirada inteligente (o su mirada educada) a su oficio. Fue una mujer original, natural, espontánea, divertida e irrepetible.

nw diana

Muchos personajes reconocidos le deben gran parte de su carrera: Manolo Blahnik, Missoni, la mismísima Twiggy y el fascinante fotógrafo Richard Avedon son sólo algunos. Su atrevimiento encontró en las páginas de Harper’s Bazaar su mejor expresión mediante la columna Why don’t you? una (¿auto?) interrogación para poner en jaque ciertos principios (¿y prejuicios?) sociales. Una mujer que no dudó en cuestionar-se. Quizás, sea el momento en el que todos los profesionales de moda imitemos su irreverencia para ir en pos de nuestra verdadera identidad ¿Por qué no?

Un recorrido que hable de actualidad no puede prescindir de su nombre. ¿De quién hablamos? De Anna Wintour. Desde 1988 es editora en jefe de la edición norteamericana de Vogue. Su mirada es fundamental. Parece ser el filtro por el cual debe pasar LA moda (sí, así con mayúsculas). Su apoyo a los jóvenes diseñadores ya es una firma registrada. Algunos hablan de una personalidad fría, distante o reservada. Sin embargo, es probable que el desarrollo de este carácter le haya permitido afianzarse en un mundo competitivo.

nw anna

Su inicio en el periodismo de moda sucedió en los 70, cuando Harper’s Bazaar se fusionó con Queen pasando a ser Harper’s & Queen. En Vogue, rompió con los cánones impuestos al  elegir  modelos poco conocidas y al mezclar ropa de menor costo con otra mucho más costosa (algo que hoy en día es moneda corriente). Además, fue la encargada de que tanto fotógrafos como maquilladores  y estilistas tuvieran el mismo crédito que las propias modelos. Es indudable que representa un enigma para muchos. Y es probable que sus lentes oscuros sean la evidencia de su misterio. Está claro, ella sigue haciendo historia.

Si pensamos en Suzy Menkes, la honestidad es una característica que bien puede definirla. Para ella, las apariencias engañan, por eso nada mejor que retratar e informar algo como es. Sus crónicas están impregnadas de originalidad, imaginación e independencia. Su pluma pasó por The Times de Londres hasta el International Herald Tribune. En la actualidad es la editora internacional  de las ediciones digitales de Vogue.

nw susy

Su mirada única (y certera) no tiene punto de comparación. Su estilo resulta inconfundible casi como esos ítems de siempre a nivel indumentario Su capacidad observadora y su agudeza la convierten en una profesional que argumenta lo que expone. ¿Acaso no hablábamos de periodismo honesto?

Hablamos de Vogue, hablamos de Harper’s Bazaar, pero no podemos dejar de mencionar a la revista Elle, una publicación más joven (nació en el año 1945)  que las anteriores pero no por ello menos interesante. De vanguardia y pensada en una dimensión 360, ya que no sólo abarca temáticas específicas de moda, como desfiles o tendencias, sino que va más allá publicando sobre belleza, salud, espectáculos  y entretenimiento. Su fundadora fue Hélène Gordon Lazareff. La frase que pronunció y que ofició casi como un slogan fue: “la mayor feminidad posible, con seriedad en la frivolidad”.

nw helene

Es probable que su carrera de etnografía  (estudio sistemático de personas y culturas) le haya permitido acercarse al universo femenino, en general, y al universo de la moda, en particular. Levantó la bandera de los derechos femeninos –al trabajo y al voto-, de la liberación sexual y el apoyo a la evolución de la mujer en un contexto social, económico y cultural poco afín. Nos alentó a tomar el control de nuestra vida y de nuestro destino. Y se sirvió de su publicación para hacerlo. Propuso la moda, la  belleza y el estilo con cerebro. Toda una declaración de principios.

En este recorrido no podemos obviar a Tim Blanks. Es la voz central de Style.com. Si bien, actualmente, se desarrolla en la plataforma digital, escribió artículos para medios de la magnitud de Vogue e Interview.  La magia o el principio de todo sucedió en un desfile de YSL, en 1985.

nw tim

Sus comentarios son tan importantes que no sorprende que sea citado, frecuentemente, por parte de otros medios. El destino ya estaba haciendo de las suyas cuando, en plena adolescencia, condujo Fashion File, el noticiero de moda de la cadena televisiva CBS. El renombre mundial le llegó de la mano de su cargo de editor en la revista Flare.

Un nuevo aire llega de la mano Eugenia De la Torriente para “contarnos” que los más jóvenes, también, escriben la historia. Con apenas 34 años, es la flamante directora de Harper’s Bazaar España. Justamente, allí la llaman “nuestra Diana Vreeland”. Se ganó el respeto de los expertos (quienes la consideran voz autorizada) a fuerza talento. No es para menos. Sus artículos desfilaron, previamente, por las páginas de El País –donde fue redactora jefa de El País SemanalEl País estilo.

nw eugenia

Una constante es muy llamativa en todo su recorrido profesional: fue nombrada en cargos de relevancia a muy corta edad. El detalle extremo en sus crónicas y sus entrevistas en profundidad son su marca registrada. De la moda le gusta la capacidad de excitar y sorprender. Dice que en la era digital ya no hay ojos sino pantallas. Afortunadamente, nos queda su mirada.

En nuestro país tenemos el privilegio de contar con la pluma de Ana Torrejón, directora general de Harper’s Bazaar Argentina. Su formación nos permite observar a la moda desde una mirada más intelectual para poder ver más allá. Una mirada federal y cercana. No dudamos que haber nacido en Puerto Madryn la nutrió para comprender a la moda, como fenómeno social, en el vasto territorio.

nw ana 1

A lo largo de su carrera comunicó sus ideas a través de  diferentes medios como Para Ti, Claudia y Elle. Le interesa la educación y la formación de personas y profesionales. Es un gran referente. Es la madame del periodismo de moda en Argentina. Y es nuestra.

Cada uno de ellos es lectura obligada (y  placentera) en el mundo de la moda. Despliegan su conocimiento, lo acercan al público –general o especializado. Son formadores de opinión. Pero, por sobre todo, son personas que comparten, generosamente, con nosotros, a diario, sus biografías.

Cintia Alvarez

Licenciada en Comunicación Social y periodista de moda. Muy musical. Ama reír y leer. Adora los accesorios que hacen la diferencia, especialmente la personalidad y el humor.