Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Sociedad

Emma Watson y Simone de Beauvoir, la evolución del feminismo

Por Carola Cinto

Muchas veces decimos que los mensajes nos “entran por los ojos”. Es decir: que no importa tanto de quién son las ideas o quién las haya escrito sino más bien quién las enuncia.

Hoy podemos escuchar en voz de Emma Watson ideas que, desde 1946, la feminista Simone de Beauvoir escribió en unas de las obras filosóficas más reconocidas del siglo XX: “El segundo sexo». Emma Watson actriz admirada por su papel de “Hermione” en la saga Harry Potter, una de las más queridas en Hollywood y en todo el mundo, es también una de las recientes elegidas Embajadoras de Buena Voluntad de ONU. Destacado su desempeño no sólo en la pantalla grande sino también como la portavoz del mensaje de Naciones Unidas en su lucha por la igualdad de género.

Ahora, ¿quién es Simone de Beauvoir? Fue una escritora, profesora y filósofa francesa. “El segundo sexo” es un libro de su autoría que se conoce como una de las obras fundantes del feminismo. En este ensayo intenta expresar «¿qué significa para ella ser mujer?» Paradójicamente su respuesta nada tiene que ver con las ideas con las que generalmente se relaciona a las “feministas”: mujeres agresivas, anti-hombres y poco atractivas. Simone de Beauvoir defiende la teoría de que: todas las consideraciones que actualmente existen instaladas sobre la mujer son producto cultural, encuadradas siempre con respecto a ciertas categorías como  “madre», “hija”, “esposa”, “feminista» agresiva”. Su frase más repetida: “No se nace mujer, se llega a serlo”.

¿Que tienen en común entonces, De Beauvoir y Watson? Una de las principales críticas que se le hizo a Simone de Beauvoir  fue el haber negado la existencia de diferencia alguna entre mujeres y hombres respecto de la igualdad como derecho humano. Uno de los núcleos centrales del primer discurso de Watson como Embajadora de ONU: “Hombres y mujeres deben sentirse libres de ser fuertes. Es hora de que veamos a los géneros como un conjunto en vez de como un juego de polos opuestos. Debemos parar de desafiarnos los unos a los otros. Ambos podemos ser más libres y de esto es de lo que se trata la campaña: de libertad.” Emma Watson logró que el mensaje que desde 1949 se viene dando, se repita y multiplique por millones.

En esa ocasión, en la sede central de ONU en Nueva York, presentó la nueva campaña de UN WOMEN: “HeForShe” (“El por Ella” en español).  Esta iniciativa busca generar una mayor conciencia acerca de la necesidad de alcanzar cada vez una mayor igualdad de género a partir del empoderamiento de la mujer pero concientizando de que todos somos responsables y debemos contribuir. Hombres, mujeres, niños deben desde su lugar intentar “hacer algo” para promover los derechos de la mujer siendo no sólo defensores sino también partícipes, para lograr hacer de la igualdad de género una realidad posible.

“La conferencia fue vista más de 11 millones de veces, lo que generó 1,2 mil millones de conversaciones en los medios sociales, que culminó con el hashtag #HeForShe llegando a ser tan popular que Twitter lo pintó en las paredes de su sede”. Así comenzó su segundo gran discurso esta vez en la sede del Consejo Económico y Social de ONU en Davos, Suiza.  Esta vez los exhortados fueron empresas, gobiernos y universidades por medio de la  nueva iniciativa “IMPACTO 10x10x10”. La idea es que desde estos núcleos se ejecuten medidas concretas en pos del reposicionamiento de la mujer dentro de su lugar de trabajo, de estudio y de su misma comunidad inclusive. Cuanta más gente recepte el mensaje más veces será reproducido, siguiendo la  lógica “10x10x10”.

“Estoy muy en contra de la idea de verdad en la política, y además para que un movimiento sea realmente eficaz tiene que multiplicar sus formas. Para dar un ejemplo, todas las prácticas del activismo artístico son prácticas artísticas pero son fundamentalmente activistas.[…]  Es importante actuar en la multiplicidad, mientras en más lugares se actúe se va a tener más efectos, por eso me niego a dar una sola indicación: mientras “más” mejor será la lucha contra-hegemónica y mejores sus resultados.”  Estas palabras no son parte de los discursos de Emma ni de ninguna autoridad de la ONU. Chantal Mouffe politóloga belga y reconocida feminista así lo expresó en una entrevista con un medio chileno. Otra excelente coincidencia que nos hace notar que Emma Watson sabe de qué habla.

Me atrevo a decir que hoy estamos ante una evolución del feminismo. Hoy nos encontramos con un cambio y un salto importante en el discurso: se deja de lado la idea de feminismo como anti-discriminación o como la lucha por el reemplazo de un orden hegemónico “masculino” por un orden hegemónico “femenino”. Hoy hablamos de una “igualdad de género”. Ya no es solo un problema de las mujeres, sino un problema de todos: del gobierno, de desarrollo. Es una cuestión social, un asunto político. Hoy existe una nueva agenda que coloca a los Derechos Humanos como “la” prioridad. “Humanos”, no sólo de hombres, no sólo de  mujeres. Esa evolución es el punto de encuentro entre las ideas que en 1949 salieron a la luz en “El otro sexo” y los discursos recientes de Emma. Distintos tiempos, diferentes contextos, dos discursos y un ensayo, pero ambos bajo la misma idea:

“Feminismo, por definición, es la creencia de que los hombres y las mujeres deberían tener iguales derechos y oportunidades. Es la teoría de la equidad política, económica y social de los sexos” (Discurso de Emma Watson, Embajadora de Buena Voluntad de ONU Mujeres, en la sede de las Naciones Unidas, Nueva York, el 20 de septiembre de 2014)

De Beauvoir planteó hace tiempo atrás las bases ideológicas para un diferente y, a mi criterio, más sano feminismo. Dejando de una vez de lado las ideas violentas y radicales que generan en el imaginario social un rechazo a este tipo de posiciones. Antes quizás nadie la escuchó. Quizás eran posiciones “tibias”. Quizás por la época no era lo que se esperaba. Hoy Emma Watson se consolida no sólo como actriz, “It Girl” y una de las mimadas de Hollywood. Hoy se encuentra dando un mensaje que si bien tiene muchos años de historia, ni filósofas, ni politólogas lograron que sea escuchado y repetido por millones de personas como ella lo ha hecho. Tal como en la saga vuelve a demostrar ser una excelente alumna. Emma Watson lo hizo de nuevo.

Carola Cinto

Algo que empezó como un pasatiempo, hoy ocupa la mayor parte de mi día. Me gusta escribir sobre Sociedad y disfruto de hacer Entrevistas. Soy Licenciada en Relaciones Internacionales