Cine

¿En qué te han convertido?: Crítica de Venom

Por Germán Pérez
Protagonizada por Tom Hardy, Michelle Williams y Riz Ahmed, Venom superpone un nuevo comienzo en la pantalla grande – y renacimiento – del simbiote más amado en el mundo del comic. El veneno gana… y esta película funciona como insulto a toda generación que levantó un comic y vio a ese personaje resbalar entre ductos de aire, poseer cuerpos, apresar a Spidey o simplemente disfrutando de ser malo. 
b2945042291524605808
Ruben Fleischer dirige una película que no tiene alma y parece disfrutar de no tenerla. Lo triste es que por fin después de tanto tiempo vemos a un Venom en todo su esplendor físico pero éste está alejado del alma que se vio en comics y tv. Las bases están pero se muestran arruinadas por consecuencia de hacer plata y desechar grandes oportunidades por no tener ideas claras.
venom
 La química entre Eddie Brock (Hardy) y el simbiote (Hardy en voz) es interesante pero nunca logra despegar de un experimento fallido que llega demasiado tarde para resultar aceptable. Además Brock tiene una personalidad de perdedor eterno – esto está bien – aunque también se le impone una suerte “bufonezca” para salvar un guión que es una pesadilla absurda y antítesis de lo coherente. Michelle Williams es desaprovechada llegando a un nivel de insulto y, como el villano de turno, Riz Ahmed da pena (lo único que le falta a esta película es tener un número musical al estilo Bollywood con Ahmed pataleando y tratando de bailar con elegancia).ylevy1e0v8jnqkcb4pot

Con 112 minutos de duración Venom se siente eterna y asemeja a una auténtica prisión en cines; la película de Fleischer quiere agradar tanto al público que utiliza todo chiste ultra utilizado para que el espectador se ría de pavadas absurdas y haya un aplauso – bien seco – en una sala presa de una diversión fantasma… y la risa nunca llega.

Venom cuenta con un guión escrito por cuatro guionistas  – sí, cuatro! – los cuales expresan en un guión obsoleto una cierta similitud de “cómo pasé mis maravillosas vacaciones de verano” de nivel escuela primaria. Scott Rosenberg, Jeff Pinkner, Kelly Marcel y Will Beall no tienen perdón tras trabajo entre hojas que vemos en Venom, una auténtica experiencia que hace sangrar los ojos de lo pésima que está escrita esta película. AdolescentOrganicDog-size_restricted

Otro pecado imperdonables es la estupidez que circula en la película. Fleischer deja las cosas por sentadas y no termina de dar una resolución a nada, tenemos a un personaje carismático como Brock (completamente opuesto a su personificación de comics) y todo gira en torno a él, no importa lo que le suceda a ese “mundo” en que funciona esta película, las muertes, las acciones de personajes secundarios y resoluciones, todo queda en la nada para centrar todo en un punto de vista desinteresado y bochornoso.

f6866630d79f394f5e98eb35b248164e

En Venom no queda afuera el trending comiquero de créditos extras. Uno de ellos posibilita una señal de esperanza hacia un futuro incierto presentando a un personaje amado en el mundo del comic y personificado por un GRAN actor, pero todo esto después de ver este pésimo proyecto – maldecido por años de vaivenes – no despierta interés. Es una pena…

venom-movie-trailer

Venom es sin dudas una impensada decepción en lo que va del año; tenemos el talento, tenemos el estudio y tenemos por fin a un personaje que se muestra en todo su – incorrecto – esplendor, no obstante por una pésima ejecución la nueva incrusión del simbiote en la pantalla grandese posiciona en lo peor del año. Valoración: Mala.

Germán Pérez

Lector, escritor y cinéfilo. Pasa sus días en el gimnasio y viendo viejos y nuevos clásicos del cine. Fanático de Michael Mann, los westerns y Stephen King.