Moda

ENDE, el principio de una larga historia

Por Florencia Actis Alesina

El telón se abre y los ojos se alborotan. “Moodboards” repletos de imágenes, colores y texturas. Repisas con objetos de ensueño que te invitan a querer formar parte y convertirte en uno de ellos. Un cálido aroma a vainilla nos une y amalgama haciéndonos dueñas de un mismo espacio.

De pronto entra en escena Ayelen Mohaded, una joven sumamente extrovertida, didáctica y espontánea. Todo el público permanece en silencio cuando comienza su discurso. Aunque la pasión por el diseño la encontró de grande, asegura que siempre tuvo ese “no sé qué” que le picaba en relación a la moda.

Ayelen y Estefania, diseñadoras de Ende

Del otro lado, y para sorpresa de todos irrumpe ella. Estefanía Blanco, quizás un poco más introvertida pero no menos cautivadora. Su penetrante mirada lleva nuestra imaginación a lugares impensados llenos de magia e ilusión. Nos recuerda a esa niña que desde muy pequeña le hacia la ropa a sus Barbies y miraba desfiles parisinos en donde se proyectaba como diseñadora y soñaba.

Ya sea por casualidad, ya sea por causalidad, el destino las unió hace algunos años atrás en otro escenario. Un curso de molderia experimental. Ambas con la idea instalada en su mente de hacer algo distinto, único y diferencial, comenzaron a trabajar en ENDE. “Nos interesó empezar por este lado más gráfico y el trabajo de la tela. Igual todavía hoy estamos experimentando. Cambiamos y descubrimos nuevas maneras de intervenirlas constantemente”, aseguran.

Campaña invierno 2014

De calzas y remeras holgadas, sus piezas hablan solas. Nos cuentan una historia en la que somos actrices secundarias, pero rápidamente ocupamos el primer papel al descubrir que las estampas son realizadas artesanalmente por la mano de Estefanía, quien las dibuja con lápiz y papel para que luego Ayelen las mezcle digitalmente, afinando detalles pero sin perder la estética artesanal. “Nos gusta que se note la mano que hay atrás de la estampa y del proceso que queremos que se refleje”, señalan.

Ese proceso cuenta una historia con un principio y un final siempre feliz. Un cuento que surge de la fusión de la naturaleza, historias de su infancia y del arte. Todas cosas que las inspiran a la hora de crear cada estampa y textura. “La idea de nuestra marca siempre fue contar historias. Una en cada colección. Por eso ENDE. Contamos una historia que termina cuando empieza otra en la siguiente colección”.

"AguaViva", colección de invierno

La de este invierno 2014, “AguaViva”, las coloca detrás de escena, y ambienta una historia en un mar de acuarelas con la danza de las medusas como protagonistas. Contrario a los clásicos inviernos fríos de colores oscuros y apagados, ENDE diseña piezas cómodas, holgadas y funcionales para cualquier momento del día, en donde los colores pasteles invaden los percheros y los cortes.

Fruto de un simple capricho, de la intuición y el gusto personal, sin reflexionar sobre el deber de seguir las tendencias de la estación más fría del año, crearon una colección que incluye el rosa, celeste y amarillo pastel. “Lo invernal se nota más en la materialidad porque trabajamos con pelo, con lanilla, con lycras que son más gruesas que las de verano. Mezcladas, están las transparencias en gasa y microtul, generando un efecto que cuando lo ves a lo lejos parece una tela que no tiene transparencias pero cuando te acercas y lo mezclas con otras te das cuenta que sí”, explican.

Accesorios Ende

Manteniendo su impronta artesanal y manual en las prendas, Estefanía y Ayelén decidieron realizar sus propios teñidos. El problema de la falta de tela y de variedad que presentaba el mercado para lo que ellas querían representar, les jugó a favor poniendo su creatividad a navegar por diferentes técnicas y procesos, generando textiles únicos y con un valor agregado. De esta forma, se puede ver y sentir un género como el pelo perfectamente acuarelado en colores pasteles.

Esos colores cálidos y suaves a la vista, que abruman la temporada invernal, las coloca en una posición de creación y búsqueda para la colección del próximo verano. “Trabajamos para llegar más temprano al verano. Nos parece que estamos tarde. Nos falta anticipación para poder competir a nivel nacional. Si bien es una marca chica que está empezando, el resto del mercado se mueve con otros tiempos que si queres estar, tenes que adaptarte”, reflexionan las diseñadoras.

Las transparencias y el pelo se mezclan en esta temporada

Emprendedoras y entusiastas en lo que hacen, sus cabezas y la pasión por el diseño también las lleva a pensar en ampliarse como marca pero sin perder la identidad y el concepto de ENDE. Zapatos, accesorios, tazas… “la idea siempre está, el tema es que hay que ir por parte, no queremos lanzarnos en algo que no estamos seguras o poner un producto a la venta que no está bien afinado aún”. De todas maneras, en las campañas anteriores fueron ellas quienes desarrollaron los accesorios de forma manual estando presentes en cada detalle.

Una tercera escenografía las volvió a unir, pero esta vez con otros diseñadores. ENDE fue seleccionada para participar del desfile de MECA que se llevó a cabo el año pasado en la capilla del Buen Pastor; obtuvieron el Sello DC! otorgado por la Municipalidad de Córdoba a fin del 2013 y con la primera colección que lanzaron fueron elegidas para el Mercado de Diseño organizado por el CMD (Centro Metropolitano de Diseño de Buenos Aires) en Córdoba.

Showroom Ende

“Nos puso super felices. Gracias al Sello DC! se forma una red de contactos muy interesante y una base de datos que sirven muchísimo a la hora de producir. Además, con lo de MECA, por ejemplo, obtuvimos mucha visibilidad y con el CMD nos pudimos poner en contacto con marcas de Buenos Aires que tienen otra perspectiva y otro mercado”, explican.

Finalmente, en relación a las ventas, ENDE desarrolla ventas al por mayor en el interior de Córdoba, como Río Cuarto, La Falda y Río Tercero. También Neuquén, San Martín de los Andes y Buenos Aires tienen el agrado de contar con sus piezas. En cuanto a Córdoba capital, El Dormitorio, Tienda Final Feliz, Corazonada y Tienda Koi, son los lugares que cuelgan los diseños de ENDE en sus vidrieras.

Estampas en calzas Ende

De forma privada y personalizada también se llevan a cabo ventas al por menor en su showrrom con cita previa a través de Facebook, por mail o su página web. Al mismo tiempo, Estefanía y Ayelén se mantienen activas debatiendo nuevas opciones de ventas que les permitan mantener su concepto sin perder el trasfondo de contar diferentes historias.

Inspiradas en el Jardín de las Delicias, como la colección pasada, o en un mar de acuarelas como este invierno, ENDE huele a magia, a fantasía, a sueños y a esa niña interior que se mantiene a flor de piel con el correr de los años. Así son ellas, mujeres de espíritu joven que les gusta diferenciarse a través del trabajo manual y artesanal, que tiene ese sabor cálido y acogedor que tanto nos gusta. El telón se cierra, las protagonistas se despiden y el aplauso del público no se hace esperar.

Florencia Actis Alesina

Entusiasta de la Moda. Periodista y Diseñadora de Indumentaria. Amante de los detalles y fiel a los clásicos.