Viajes

Escala en Nueva York

Por Victoria Agulla Tagle

Tenía que sacar un pasaje a Paris y los precios estaban altísimos hasta que encontré una oferta bastante inusual, con una escala que solía hacerse hace unos años pero que ahora no es muy común y que cuando aparece no hay forma de perdérsela: Conceiving twins with clomid Bs As – New York – París. 

Aterrizamos a las 7 en punto en el http://steroidsbesthgh.com/8-weeks-winstrol-women-10mg_sg/ 8 weeks winstrol women 10mg Aeropuerto Internacional JFK. De repente, cientos de hechos históricos, películas, fotografías y artistas se me vienen a la cabeza, la emoción por conocer esta ciudad me entibian el corazón y me revuelven el estomago. ¿Qué tan perfecta y espectacular es New York?

No hay otra forma de saberlo que partiendo directamente hacia la polifacética y frenética Clomid made my penis sensitive Manhattan.

DSC_0137

Para llegar al downtown, pasamos por la parte residencial de Buy flibanserin extreme peptides Queens donde las casas son todas aparentemente iguales pero de diferente color, sí, como las típicas viviendas que aparecen en las películas yankees. Al mirarlas desde afuera, me da mucha intriga saber cómo es la vida de cada familia que reside ahí, cómo son sus hábitos, cuáles son gustos, de qué se trata la vida de este melting pot en la ciudad de http://steroidsbesthgh.com/health-risks-of-hgh_hs/ Health risks of hgh Nueva York.

DSC_0303

Dejamos las valijas y salimos desde el Test tren masteron stack Hotel Pennsylvania a descifrar la capital neoyorquina. Miramos para arriba y se asoma el Medical names for steroids Empire State Building, imponente como el solo.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Está bastante fresco y el sol amaga salir pero no lo hace totalmente. Siempre buscando la vereda con un poco más de calorcito, bajamos por la última parte de la 5th Ave, donde los locales son más bien de marcas desconocidas y se ve mucho outlet. En esta zona todo es en serie, autos locales, personas y basura en demasía. Nos dejamos encantar y a la vez espantar por tanto consumo hasta el http://steroidsbesthgh.com/can-letrozole-give-you-cancer_dq/ Can letrozole give you cancer Washington Square Park. Ya en el Bajo Manhattan, doblamos hacia Broadway. Donde nos sorprende el Flat Iron Building.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Mientras andamos nos damos cuenta que individualista y solitaria es la gente, como suele pasar en las capitales. Pero acá el grado de anonimato es máximo. Somos nobody en una ciudad donde sus turistas y residentes forman parte de una era que es global pero a la vez descartable, que se renueva y no se conserva, aquí si somos simples andantes en un “La Capital del Mundo”, un mundo que es de todos y a la vez de nadie.

Mientras nos sorprendemos con la cantidad y variedad de personas diferentes alucinando en Nueva York, nos topamos con Strand Library, una enorme librería con ofertas de libros de todo tipo a tan solo 50c (en adelante). Por fuera parece una feria, pero por dentro es deslumbrante. Hay accesorios, bolsas ecológicas, tazas, postales y muchos, muchos libros. Sobre esta zona (muy poco turística) sólo hay puestos para comer pizza, pasta y hot dogs -la gastronomía neoyorquina no es muy innovadora- así que seguimos caminando hasta conseguir algo mejor. Así fue como llegamos a un local de comida orgánica: Fresh & Co, donde se pueden comer desde ensaladas preparadas por uno mismo, hasta grandes sándwiches o sopas con muy buena pinta.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Después de dar muchas vueltas, pasar por la Plaza Washigton, nos dirigimos hacia el SoHo (South of Houston St) y TriBeCa (Triangle Below Canal Street).

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Así es la original NY. Su arquitectura de ladrillo visto es muy peculiar. Hay muchas viviendas abandonadas. Pero el toque especial es, sin duda, la característica escalera de emergencia posada sobre la pared de cada edificio. Acá vive gente más buena onda que los narices paradas del MidTown. En el SoHo y el TriBeCa hay lo necesario, un par de bares, negocios y viviendas y no la sobreabundancia que existe en el resto de la capital neoyorquina. “Menos es Más“ en este caso se cumple muy bien. Las calles son muy tranquilas y están repletas de árboles felices porque llegó la primavera.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Luego de recorrer estos auténticos district, pasamos por la Ground Zero donde se encuentra el World Trade Center, complejo de edificios que completan la falta de las Twin Towers y plaza hecha en homenaje a los muertos en atentado del 2001.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Estamos cerca de la costa y nos urge ir a respirar un poco de oxigeno del Hudson. Desde acá se ven de lejos los puentes de Brooklyn y Manhattan. Este momento es como una postal: los barcos anclados en las orillas, los jóvenes trotando por la costanera, los ancianos reposando al sol y los turistas entrenando su retina para recalcar toda esta escena.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Ojalá pudiéramos guardarnos una pizca de esta energia en un frasquito para llevarnos o escanear las historias de vida de cada neoyorquino que pasa por la pasarela pero solo nos queda hacer uso del lente de la cámara para que haga eterno este momento.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

 

 

El sol pega fuerte, la amplitud térmica es cada vez mayor, las mochilas nos pesan pero todavía están livianas de cuentos neoyorquinos. Caminamos unas cuantas cuadras, y nos encontramos con el Financial District. La siguiente parada es Wall Street. En este rincón estamos totalmente rodeados y nos sentimos hasta débiles ante semejantes edificios. En este caso se podría usar bien la traducción “rascacielos“ porque las edificaciones son eminentes. En esta zona también están La Bolsa, la Municipalidad y el Palacio de Justicia. El ritmo de la metrópolis se potencia en este paraje. Acá los sonidos se presentan como ruidos y zumbidos, pero en realidad susurran profundos y especuladores secretos.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Chinatown y Little Italy son dos barrios muy populares, visitas obligadas en Manhattan. El primero si es realmente representativo de la sociedad china en NY pero el segundo no tiene con qué competir.

Una foto publicada por NegroWhite (@negrowhite) el

Paseamos por Unión Square y de ahí subimos hasta el Alto Manhattan por la 6th. Esta parte, muy, muy comercial, es como me imaginaba originalmente Manhattan. Gente muy elegante, mucho lujo, calles amplias, árboles grandes y finamente decorados. foto post Lo que menos me interesa es ver avenidas comerciales, estilo Times Square, pero no existe visita en Nueva York sin parar por esta interjección, aledaña a la famosa Broadway. DSC_0035 Acá si que se ve gente verdaderamente loca. Ni en París había visto tanta diversidad y delirio juntos.

Un vídeo publicado por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Los carteles y la publicidad son, como en las películas, alevosos. Aún así salgo felizmente aturdida.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Después de caminar 10h y aproximadamente 30km, mis piernas no dan man. El frío nocturno me termina de congelar. La brisa se ha vuelto muy fría de nuevo. Nuestro cuerpo se nos congela, nuestras cabezas arden y nuestro corazón late fuerte ya que todavía nos quedan 2 días full time en NY. Pero la felicidad de haber recorrido Manhattan a su ritmo y velocidad supera cualquier dolencia.

DSC_0027

Victoria Agulla Tagle

De sangre creativa e inquieta. Con una sensibilidad especial para la fotografía, descubre al mirar y narra al capturar. Lectora social con gran futuro periodístico.