Cine

Especial Halloween: Películas que nos traumaron

Por Vanesa Fognani

Años en contra de la evocación de la costumbre anglosajona de festejar el día de brujas: ¿Qué es eso de vestir la ciudad de calabazas y telas de arañas? nos preguntábamos al unísono en nuestra rebeldía de juventud, ni que hablar de ver gente disfrazada de personajes emblemáticos de la teluría de cine de terror. Pero como toda persona que va madurando y embebidos en un género que nos resulta apasionante, este año le pusimos onda y nos metimos de lleno en el festejo de “La Noche de Brujas”, pero como solemos escribir con delay y nuestras ideas a veces llegan tarde, esta selección quedó para el festejo del “Día de los muertos”. Por eso nos juntamos los dos redactores de la sección cine y cada uno hizo su selección de películas aterradoras Quizás no sean las mejores, pero sí las más efectivas al momento de meternos algún trauma en nuestra niñez o un susto hace apenas un rato. El género de terror nos permite gozar con el miedo de lo inexplicable, de sentirnos aturdidos y de sentirnos afectados por las bien llamadas “Películas de miedo”, esas películas que no nos han dejado dormir con libertad. Por eso aquí nuestras listitas y la pregunta obligada: ¿Cuál fue la películas de terror que más te traumó?.

exorcista-uno-tumbos

GERMAN PEREZ

1) John Carpenter’s The Thing: Culpable de muchas pesadillas de mi infancia,  con ésta película literalmente no sabía qué me esperaba teniendo menos de 10 años; primero el Husky, después una mesa de operaciones infernal y para terminar el test de sangre sorpresa; realmente John Carpenter’s The Thing es un film que si se instala en la memoria de un niño es posible que lo lleve al insomnio. Pasan los años y sigo considerando a The Thing como la mejor película de Carpenter y un must see de la temporada de Halloween.

the-thing-poster

2) Night of the demons 2: Secuela de la película del año 1988 este film no generaba un terror absoluto; la película es bastante cómica aunque su protagonista Angela Franklin – y al mismo tiempo antagonista – se instalaba en la retina del espectador como una verdadera cara del infierno, si uno veía su verdadero rostro se asustaba, no dejaba otra opción. Extra: Además del espectáculo de ver demonios cayendo por bombitas de agua, Night of the demons 2, tiene una de las mejores monjas patea traseros de la historia del cine.

913bc87bfc1b5b10c400a8a735559945

3) Salem’s Lot (miniserie de 1979): Del gran Tobe Hooper. Una ventana + un joven Ralphie Glick vampirisado pidiendo entrar rasjuñando las ventanas = el combo para darte pesadillas si sos menor de 13 años (y porque no,  mayor también).

Las-brujas-de-Salem-Salems-Lot-5

4) An American Werewolf in London: John Landis y su combinación perfecta de comedia y horror. Todo se resume a la primera transformación completa. Un instant classic eterno.

movieposter

5) The Fly: Y sí, otra vez Carpenter. El film prácticamente es una tragedia sobre la vida de Seth Brundle. The Fly carece de sustos pero posee escenas memorables de alto impacto; Jeff Goldblum da – en mi opinión – la mejor actuación de su vida caracterizando a Brundle y la –lenta – metamorfosis hasta llegar a “Brundlefly” traspasa lo largo y lo ancho de pantalla. Si este film se observa de joven (está disponible en Netflix), prepárense para unas cuantas noches a puro té y luces prendidas: Brundlefly nunca se olvida.

fly_poster

VANESA FOGNANI

1) Children of the Corn (1984) y The Exorcist (1973): Imposible pensar un primer podio de películas que me alteraron sin pensar al unísono en las caras aterradoras de Isaac (Jhon Franklin) y Regan McNeil (Linda Blair). Recuerdo que ví Children of The Corn en la época en donde tendría que haber estado mirando alguna de Disney, la película de los ochenta, dirigida por Frietz Kirsch y basada en el libro homónimo de Stephen King, cuenta la historia de un pueblo dominado por niños y jóvenes. Liderados por Isaac, un adolescentes con ojos diabólicos que ejercía un poder sectario en una masa de púber confundidos la película mete miedo. “El que camina detrás de la fila” es el culto en donde estos muchachitos mataban a todo ser humano mayor de dieciocho años. Los monólogos de Isaac y los primeros planos, realmente me aterraron, ¿Es un niño o  es una adulto  haciendo de niño?, pensé asustada por décadas.

children-of-the-corn.26673

Con Regan el miedo fue  instaurado por mi padre, fana del género,  me taladró años con el mito acerca de que “en los setenta había ambulancias en las salas de cine durante su proyección por si alguien se descompusiera”, obnubilada por la historia de la niña poseída, me metió miedo sin haberla visto, me sugestionó. Finalmente con el advenimiento del VHS, un día me digné a verla y si bien la carita de Regan poseía fue aterradora, las caras demoníacas con las que “flashea” el  Padre Karras me traumaron parte de mi pubertad.

the-exorcist-1_65xe

2) The Entity (1982): Imposible no sentirse conmovida por esta película de Sidney Furie. Una entidad desconocida, invisible, acecha a una mujer sola con su hijo (Bárbara Hersey), la acosa hasta abusar de ella. Las escenas de violación son crueles y llevan el terror y la violencia al extremo. Ver a esa mujer víctima de una violencia demoníaca realmente marcó sin duda mi adolescencia, además el hecho de no  ver al “ente”, lo hace mucho más espeluznante. Años durmiendo con la puerta abierta por esta película.

WMAj2Vi

3)The ring (2002): Gore Verbinski filmó quizás las películas contemporáneas que más me asustó ya en mis años de adulta. No ví la versión nipona, pero la del mainstream Hollywoodense me traumó, especialmente a la hora de atender el teléfono. Naomi Watts es Rachel quien lucha toda la película contra una maldición que atacó a su hijo por el visionado de un VHS. El suspenso se apodera de una película que culmina con la aparición de la terrorífica Samara, personaje ya  de culto, una niña que se arrastra por el piso con una rapidez sigilosa. Samara ME DIO MIEDO y me aterró.

ring_0

4) The return of the living dead (1985): Es más del género de la comedia, pero hay un antes y un después en mi vida psíquica con respecto a esta película. La película de Dan O’Bannon se mete en el mundo de los “muertos vivos” de manera graciosa, pero tétrica a la vez. Una sustancia química se dispersa por la chimenea de una morgue de un cementerio y todos los muertos regresan a la vida a comer “cerebros”. En la película se baraja la idea de que los muertos vivientes sólo atacan a un radio de veinte cuadras a la redonda de un  cementerio, bueno  en mi niñez vivía a cinco cuadras de un cementerio. O sea que la circunstancia y el buen manejo del taiming en la película me afectaron mucho por años.

return-of-the-living-dead

5) The conjuring (2013): El homenaje a las películas grandiosas de los 70 – quizás la década que mejores películas de terror nos dejó- se siente en todo el metraje, Wan crea un clima en donde la sugestión es el leit motiv. Un acontecimiento sucedió en esa casa, que se devela promediando la película, este misterio mantiene al vilo al espectador. El exorcismo del final, uno de los mejores del cine de los últimos años, deja al público temblando un buen rato y voy a confesar – generalmente nunca admito que una película del género me impactó y me perturbó- que las última secuencia del El Conjuro, ese plano fijo – inmenso- de esa cajita de música me dio escalofríos.

ltumblr_mtvch89hBT1scqa6fo1_500

 

 

 

Vanesa Fognani

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Estudió la carrera de Crítica de Cine en la revista EL AMANTE. Actualmente es redactora de la sección espectáculos del portal de noticias NOTINAC.