Viajes

Espontaneidad en Varsovia

Por Victoria Agulla Tagle

En mi trayecto hacia Increase in testosterone effects Europa Central, comparto cabina con cinco polacos que hablan poco inglés pero se preocupan por traducirme cada vez que viene un oficial, vendedor o personal del tren a comunicar algo. Interrumpen sus lecturas para preguntarme de dónde soy y me miran sorprendida cuando les respondo que soy una argentina que vino a pasar la noche a su ciudad. Es que llegar hasta aquí desde Berlín son 6 horas de viaje.

Después de discutir con el que controla los pasajes por no haber traído impreso el ticket, vuelvo a  mi asiento para descansar y reparar el sueño acumulado durante la Berlinale.

Mientras viajo, miro por la ventana las vías del tren y empiezo a sentir un poco de escalofríos al saber que esta ruta ha transportado a millones de judios para ser trasladados a campos de concentración.

Escuchando Tom Odell se me pone la piel de gallina al pensar en toda la gente que sufrió el frío terror en estas tierras. Me es inevitable no pensar en el horror que pasó este pueblo hace menos de 100 años. El camino va por campos cosechados y resecos. Las nubes, cargadas de humedad, empujan al sol hasta su ocaso. El invierno en Europa es duro. Son las 14h y ya está atardeciendo. La luminosidad del día dura apenas 8 horas. Ya quiero llegar a mi destino, quiero ver el atardecer en Turinabol for strength Varsovia.

Ya en Boldenone british dragon Warszawa agarro mi mochi América del Sur, salgo de la estación y me encuentro con uno de los edificios más imponentes que he visto en mi vida: el http://www.giftcards.sugarlandmall.com/testosterone-prix Testosterone prix Palacio de Ciencia y Cultura de Varsovia.

Warszawa.Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle 📷 (@vitussss) el

En este teatro se encuentran, por año, miles de directores y productores jóvenes con ganas de explotar culturalmente la capital polaca. Gracias a sus numerosos sitios musicales, incluyendo el Pastillas dianabol Teatro Wielk, sede de http://jedaware.com/how-to-boost-low-testosterone How to boost low testosterone la Ópera Nacional Polaca, la Cámara de la ópera, el Salón Filarmónico nacional y http://festejossantairene.com/?top=where-to-buy-tbol Where to buy tbol el Teatro Nacional, Warsaw (en inglés) es sede de numerosos eventos y festivales mundiales.     Si apenas piso tierra polaca me encuentro con esta inmensidad arquitectónica, me imagino que esta ciudad tiene mucho para ver. Así que paso por el hostel y luego me voy a recorrer la zona.  

Varsovia Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle 📷 (@vitussss) el

Pongo la dirección de mi hospedaje en googlemaps y empiezo a seguir las indicaciones de la española hasta que llego a un edificio residencial. Y el hostel? me y le pregunto a un polaco que sale justo por la puerta rococó que decora el edificio. A través de mímicas, me logra indicar dónde es.

Subo las escaleras hasta llegar al altillo del 4to piso donde teóricamente estaba el hostel, entro y hay un par de departamentos pero ninguna recepción. De repente, aparece un chico en escena pero, como tampoco habla ingles, no sabe responderme. Bajo de nuevo al 4to y me topo con una puerta repleta de  frases en polaco y una en inglés que dice PRIVATE. Yo con alguien tengo que hablar así que, ya con pocas esperanzas de tener una conversación normal, toco timbre. Abre la puerta una señora de baja estatura, pelo corto y un poco encorvada que me saluda con una sonrisa de esas que tienen las brujas sin dientes de las películas. Desde la puerta le explico en inglés que tengo una reserva en el hostel vecino, pero ella, sin esperar, me invita a pasar; pensando dónde me estoy metiendo ahora… entro al pequeño pero acogedor departamento. Mientras siento el olor madera vieja y a canela recién cocinada, la señora me da el teléfono (como para que llame -a no sé quién-). Instantáneamente, me acuerdo del mail con la referencia y el contacto. Marco el número y me atiende una mujer (la primera que habla inglés hasta ahora) y me dice que en un rato viene. La vecina me sonríe y abre los ojos mientras me responde cómo se dice “gracias” en polaco; tratando de imitar esos sonidos le agradezco y bajo.

Esperando la llave en la entrada del edificio, baja la vecina y me hace pasar al hall de entrada señalándome la estufa. Dibuja una sonrisa en su cara y se va. A los minutos llega la recepcionista y me dice su nombre (que, claramente no entendí), me da la llave del cuarto, me saluda simpática y se va.  Después de esta hora de intercambios gesticulares con la comunidad polaca, me voy a cumplir lo que vine a hacer: conocer http://www.gestiona.es/efeitos-da-trembolona Efeitos da trembolona Varsovia. Aunque su nombre no resuene mucho en el turismo argentino, Varsovia fue candidata para la Sustanon 250 risks Capital Europea de la Cultura 2016 y es uno de los principales centros económico-financieros y culturales europeos.   Siguiendo las recomendaciones locales, lo primero que hago es ir al Enkephalins and endorphins are peptides that act like morphine Stare Miato (Old Town). Este centro histórico de la ciudad, completamente destruido a raíz del Alzamiento de Varsovia en 1944, fue reconstruido meticulosamente después de la guerra. La reliquia de este centro es encantadora, tanto que en 1980 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.  

Old town   Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle 📷 (@vitussss) el

Además de este, la capital tiene varios encantos. Mi viaje relámpago no va a poder conocer todos en profundidad. Pero, por lo menos una visita exterior a cada uno es suficiente (por esta vez). Monumentalmente, se puede admirar el Castillo Ostrogski (S XVII), sede del Museo Chopin; el Real Castillo Ujazdów, sede del Centro de Arte Contemporáneo; la Galería Nacional de Arte Zachęta, sitio de exhibiciones más antiguo de Varsovia.

Entre los museos más recomendables están: el de Historia de los Judios que explora los profundos hoyos sociales que sufrió este pueblo durante las guerras; el Nacional de Varsovia, con una amplia colección de pinturas del país; el Museo de Colecciones Carroll Porczyński que dispone de cuadros de Rubens, Goya, Constable, Renoir, van Gogh y Dalí.   A los polacos les gusta mucho el arte y la cultura. Los varsovianos son cordiales y las varsovianas son bellísimas. No es casualidad que el nombre Warszawa viene del posesivo del nombre de un pescador pobre llamado Wars y su mujer, una sirena llamada Sawa. Por eso, desde la segunda mitad del siglo XVII, el emblema de la ciudad es dicha sirena con una espada y un escudo en sus manos.

Varsovia es una metrópolis para caminar e ir mirando con atención cada una de sus edificaciones. El aspecto actual de esta localidad fue determinado por la destrucción del 80% de sus edificios durante la IIWW, en las siguientes décadas tuvieron lugar la reconstrucción, reedificación y ampliación de la ciudad.

En pose. Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle 📷 (@vitussss) el

Los antiguos palacios, tradicionales iglesias y grandes mansiones de Varsovia presentan una gran riqueza de color y detalles arquitectónicos. Los edificios son representativos de casi todos los estilos y períodos europeos. La ciudad tiene maravillosos ejemplos de la arquitectura gótica, renacentista, barroca, moderna neoclásica. Pero un aspecto que llama la atención del diseño varsoviano es su skyline lleno de edificios al estilo de Frankfurt, Nueva York o Los Ángeles.

Varsovia - 99

La capital polaca, vive en un proceso constante de encontrarse a si misma. Respetando su pasado, pero a la vez innovando, Warsaw conquista con este panorama futurista de gigantes de acero y cristal.

Los espacios verdes suponen también una gran parte de la superficie de Polonia en general y Varsovia en particular. Hay 82 parques en la ciudad que cubren en total el 8% de su área. Los más antiguos siempre fueron parte de palacetes como el jardín del Palacio Krasiński, el del Wilanów, el del Królikarnia, el Jardín Sajón y el parque Łazienki.

Varsovia es un lugar para descubrir eternamente ya que continuamente está cambiando. Por su belleza e historia, la capital polaca debería ser un circuito casi “obligatorio” en Europa.

Y, como su mismo lema lo indica, Varsovia desafía las tormentas pero será siempre invencible.

Victoria Agulla Tagle

De sangre creativa e inquieta. Con una sensibilidad especial para la fotografía, descubre al mirar y narra al capturar. Lectora social con gran futuro periodístico.